Básquet, Deportes

Con ustedes, el campeón

Leonardo Gutiérrez con la pelota. (Foto: Diario Panorama).

Peñarol confirmó que es el mejor equipo argentino, rompió el maleficio y conquistó este sábado por la noche la 9na. edición de la Copa Argentina de básquetbol, a pesar de perder el último encuentro con La Unión de Formosa, por 92 a 90. Peñarol, La Unión y Libertad de Sunchales igualaron el primer puesto con 5 puntos, pero el equipo marplatense con una diferencia de +14 fue el campeón.

El conjunto Milrayitas se quedó con el título, tras haber perdido cinco finales, anteriormente.

El equipo marplatense, con la base del que logró ganar todo en la temporada pasada, sumó así el quinto título consecutivo, con un nivel de juego por momento brillante, y con la virtud que no sólo se destacaron los habituales titulares sino también fue importante el aporte del banco de relevos. Entre los alternantes se destacaron el base Facundo Campazzo, el escolta Selem Safar y el alero Nicolás Lauría.

Claro que no fue nada fácil conquistar la victoria, ya que después de llevar un amplia ventaja (50 a 26), La Unión tuvo una gran levantada y al final se quedó con el triunfo.

El comienzo del partido favoreció a los formoseños, que con la potencia del estadounidense Derrick Alston debajo de los cestos y un triple de Nicolás Aguirere se puso arriba 7 a 0.

El juego siguió con el dominio de La Unión, que llegó a tener ventajas de 12 a 4, a los 3m. 40s.

Claro que, poco a poco, Peñarol apostando al juego interior con un Martín Leiva desequilibrante emparejó el desarrollo y llegó a la igualdad en 22 tantos con un triple de Leonardo Gutiérrez sobre la misma chicharra dando por finalizado el parcial.

En el segundo y con los suplentes, Peñarol fue un vendaval, ya que tuvo la posibilidad de correr, robar balones y llegar a la conversiòn, ya sea con las mandadas o triples de Campazzo, la potencia de Lauria y el esfuerzo del Colorado Alejandro Reinick.

Restando 4 minutos, Peñarol estableciò la máxima ventaja: 50 a 26, con un lapidario parcial de 26 a 4.

En los últimos minutos, La Unión achicó diferencias por aciertos de Gabriel Mikulas y Nicolás Aguirre para perder por un marcador más decoroso 57 a 43.

El tercer cuarto fue mucho más equilibrado, ya que Peñarol manejó las ventajas entre los 10 y 12 puntos, pero un doble de Mikulas y un triple de Jackson acortaron la luz a 7 (70 a 63, con 2m 20s por jugar).

De allí hasta el final del período, Peñarol exhibió gran agresividad en defensa, y certera puntería para llevarselo por un margen de 10 tantos (76 a 66).

En el último segmento, Peñarol se alejó 81 a 66 y comenzó a regular el juego, ante un rival que quería forzar una levantada, que consiguió con el repunte de Jackson y el aporte de Mikulas y Aguirre para acercarse a un punto (81-82, con un triple de Pau).

El partido se hizo vibrante y La Unión con el tridente Aguirre, Mikulas y Alston cerró mejor y se quedó con la victoria, aunque no le alcanzó para conseguir el título que fue a manos de Peñarol.

(Fuente: TELAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*