Ciudad, Información General

Con ultrasonido se verifica la soldadura de los caños del emisario submarino

En una conferencia encabezada por el intendente Gustavo Pulti, el presidente de Obras Sanitarias (OSSE), Mario del Ollio y el responsable del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), Edgardo Bortolozzi se dieron a conocer los avances de la obra del Emisario Submarino.

El encuentro fue en el auditorio de la Plaza del Agua –Güemes y Roca- y contó con la presencia de presidentes de Asociaciones Vecinales de gran parte de la ciudad, asociaciones profesionales, empresas privadas, trabajadores de obras sanitarias, ONGs y vecinos.

En este marco, el titular de Obras Sanitarias fue el encargado de explicar los pasos de la obra y las etapas que faltan ejecutar. Los trabajos comenzaron el 1º de abril de 2009, el plazo de obra es de 24 meses y la inversión de 178.445.085,45 con financiación del gobierno nacional.

Del Ollio manifestó que “el emisario submarino es la solución para mejorar la calidad recreativa de las playas y minimizar el impacto ecológico del tratamiento de los líquidos cloacales”.

Se trata de una obra que implica 3800 metros de cañería de 2 metros de diámetro en un canal de cinco metros de ancho por cuatro de profundidad. Si bien lo poseen otras ciudades costeras del mundo, es el más grande que se construye en Sudamérica y el primero en su tipo en Argentina.

En este sentido, el titular de OSSE precisó que “hasta ahora el plan de desarrollo fue intenso. Se realizaron obras que van a permitir lograr montar la cañería. Hubo que hacer escollerados para preparar un sector de aguas tranquilas frente a la planta de efluentes para que tanto la draga como las embarcaciones puedan permanecer en el sector y trabaja. Los trabajos ya han consumido más de 80 mil toneladas de piedra y más de 1500 toneladas de hormigón. Y, ya hay más de 2500 metros de cañerías acopiados”.

“Además, hay 40 lastres de hormigón y tres líneas trabajando en el armado de los lastres, que son piezas de 18 toneladas, cuya función será la de mantener la cañería en el fondo de la zanja”, manifestó.

En esta tarea se encuentran trabajando 100 obreros y se van a ir incrementado en los próximos días para continuar con el armado de estos lastres que en total serán 630.

Del Ollio continuó con los detalles de la obra e indicó que “ya está armada la máquina de termofusión y ya están soldados distintos tramos de cañerías. Ya hay un tramo de diez o doce caños unidos. Una vez que se hace esta tarea, se realiza por ultrasonido la verificación de calidad de la soldadura de la cañería y recién ahí se desplaza hacia el mar”.

En resumen, y luego de aclarar que el emisario es parte del plan de Manejo Costero Integrado, el presidente de OSSE afirmó: “el equipamiento está en la ciudad mientras que cada una de estas etapas está probada, pensada y cuenta con la ingeniería necesaria para poder llevarla adelante”.

Los comentarios están cerrados.