Ciudad

Con la ñata contra el vidrio, hubo “Té para Dos”. Una Minujín en su salsa y la Naranja Mecánica

useo arte contemporaneo 006

Le dicen arte contemporáneo. Tal como han dicho las radios, los diarios, y el resto de los coros que dirige, con su férrea batuta, el maestro Don Florencio, se inauguró el Museo de Arte Contemporáneo que, como donó generosamente, Pulti tendrá además plaza propia y una playa para hacer esculturas de arena, cofres con caracolitos, castillos de Disney y lo que se te cante, ya que para eso el arte es todo.

La ñata contra el vidrio:

Contemporáneo de mi papá, ya que se murió el 23 de diciembre de 1951, en víspera de Navidad y fíjate que cosa, aunque 62 años antes, un día como este, Enrique Santos Discépolo (Discepolín) lanzó al mundo su “Cafetín de Buenos Aires”, (como si supiera de Scioli) cantando la música de Mariano Mores y diciendo: “De chiquilín te miraba de afuera, como a esas cosas que nunca se alcanzan, la ñata contra el vidrio en un azul de frío, que sólo fue después viviendo igual al mío. Como una escuela de todas las cosas, ya de muchacho me diste entre asombros: el cigarrillo, la fe en mis sueños, y una esperanza de amor. ¿Cómo olvidarte en esta queja, cafetín de Buenos Aires? Si sos lo único en la vida que se pareció a mi vieja…”.

useo arte contemporaneo 041

La única diferencia era que también la vieja, gritaba pestes contra los políticos: “Acá tengo la invitación que me mandaron al club de jubilados y no me dejan entrar, no me dejan…”.

Alguien de protocolo, “Publicó Relaciones”, ceremonial o infames y parecidos aparatajes de las gobernaciones, municipios y anexos, había metido la “patocha” hasta el cuadril. El ingreso al variadísimo museo, organizado por Drácula o Mefistófeles hubiera salido mejor. Al menos con más onda pop y menos puteadas.
Y como haciendo coro, un flaco con pinta de la Villa de Vértiz  clamaba:
“Soy de la sociedad de fomento y estos patovicas se creen que no me van a dejar pasar…llamo a los muchacho y a pedradas le rompemos el vidrio, le rompemo, ¿para eso me mandaron una invitación…? Che! hijo de p…. abrime o te abro el mate…?”

Este escriba, también invitado por esas boludeces del protocolo, se divertía apoyado en su “palo de tracking”, haciendo hoteles y pensando, como periodista que uno nació, el título de la nota. Y “La ñata contra el vidrio” era el justo.

Lo que pasaba era que, adentro del “cafetín”, detrás del vidrio, señoritas vestidas de tules pero onda minifalda, con taco aguja, cool de modelo y tetas también, se paseaban mostrando su carrocería de alta gama, mientras otras hablaban por celular muertas de risa y un señor vestido de joggings y anteojos, miraba para afuera y parando el dedo índice le mostraba a los “patovas” algún coco que pugnaba por acercarse y a ese si le abrían la puerta.

En la calle, bañándose con el rocío del mar y el fresquete de la virazón,  los colectivos naranja especialmente “tuneados” para la ocasión y traer barrabravas adictas, estaban ahí. La “Naranja Mecánica” había funcionado a full. Y lo que no funcionaba era el ingreso de “invitados”. Que para eso estamos en democracia, que joder .Ya que invitados o no invitados decían lo mismo.

Cosas que ni puedo repetir porque el director de esta publicación es de la vieja onda y no deja escribir “malas palabras”, como si decir “la puta que te parió” es una mala palabra, y las putas no tienen derecho a parir como cualquier hija de vecina, casada, soltera o lo que se te cante (que para eso tenemos la “Ley de Género”, joder).

Hasta que en un momento, luego de media hora de “Vidrios afuera” alguien de adentro me apuntó con el índice, le dice algo en la oreja a un custodio, portero, patovica o ceremonioso, y me hacen entrar.

Recibiendo, como corresponde, las puteadas del fomentista y la buena voluntad de una señora gordita con un nene en brazos que dijo, conmovida “dejenlón  pasar…no ven que es un anciano con bastón”, ya ni a los viejos respetan (Y siguió con su discurso bolche de barricada).

Había pasado que alguien de adentro me había visto, se había condolido de mi vetustez,  había hecho lobby al parecer con Pulti, este con algún ceremonioso de la provincia, este con un “guardia corps” y la puerta de blindex se abrió, dejándome entrar al maravilloso mundo de Disney .
No, no, era el museo del Arte Moderno, el país de las maravillas de Marta Minujín, del “Pelado” Telerman y del “barbado” Pacho O`Donnel.

Té para dos:

Había una sola mesa con algo para comer o beber arriba de ella. Las demás estaban  religiosamente (con perdón de Francisco) vacías de contenido y continentes mientras un ejército de mozos y mozas del “concesionario” del café, nada menos que “La Fonte” de la peatonal y Córdoba, frente al “Banco de la  Provincia de Buenos Aires”.(No iba a ser el Banco patagónico, no iba a ser…) Decía que los mozos y las mozas acercaban calentitos, masitas finas, sandwichitos de miga, magdalenas, media lunas de manteca, fosforitos, masas secas, menos bolas de fraile, todo. Que como nadie comía, se volvían a llevar para traer doradas facturas con olor a nuevo, que corrían la misma suerte.

useo arte contemporaneo 018

Y si a algún “parado” se le ocurría estirar la mano y afanar un vigilante o un cuernito,  le cortaban la mano, le cortaban.

Yo creo que los capos de “La Fonte” querían participar de la exhibición de arte y mostraban el arte de sus facturas, haciéndolas desfilar por todos lados, impolutas como toda modelo que se precie, no obstante la mala onda que le tiran las revistas. De repente, una joven bellísima, dulce, sonriente actriz Argentina Top,  se me acerca, me da un beso en la mejilla y me dice: “Que lindo encontrarte, tanto tiempo…que bien estas….”

A lo que yo, ni corto ni perezoso respondí, haciéndome el sota: “Y vos también, estás para darte…” Fanfarronada machista técnicamente imposible ni con un puré de viagra,  mixiado con Potentol de Merck”. Y que ella responde con una sonrisa de satisfacción llena de dientes perfectos y ojitos picaros.
Yo creo que la bella, se equivocó de persona, y me confundió con algún director de cine o parecido.

La cuestión es que se llevó el abrazo de este vejete al que todavía le tiemblan las patas (con retención de líquidos),  ante una belleza así.

Fue justo en el momento en que Don Florencio Aldrey Iglesias con esa habilidad propia de los gastronómicos de alma y oficio, servía con una tetera que parecía de plata,  una humeante infusión en una taza que, segundos después, sorbería el señor Gobernador con un guiño de aprobación al servicial Florencio.
(Ojalá que los editores de esto publiquen las fotos hechas con mi pedorra camarita “Fujifilm 5 Mega Pixel”, (que ojalá supiera que quiere decir), con un epígrafe diciendo ·”Te para dos”)

“Me mientas Pulti”

Poco después, yo con la garganta reseca, los pies hinchados y el corazón feliz, estoy como un cholulo más mirando “la mesa” cuando el intendente Gustavo Pulti me ve, se levanta gentilmente de su sitio de honor, y me dice, mirándome con esos hermosos  ojitos celestes que tiene :“Te voy a llamar, quiero hablar con vos de turismo”. Lo que me obliga a responderle, con respeto “No me mientas más, Gustavo, es la segunda vez en dos meses que me decís lo mismo”.

useo arte contemporaneo 026

Como juró y rejuró que esta vez es en serio, si hasta el 15 de enero 2014 no me llama, me ganaré un lechón de 12 kilos, que le jugué a un amigo mío, que le cree.

Cuando la noche cubría con su manto marrón terroso verde militar el mar más sano de la Argentina de Pulti, ahora si la gente de “adentro” podía sentarse a una mesa y pedir, pagando obvio, un rico chopp (como yo) o un café jarrita con una medialuna de manteca, al precio justo que uno se espera en un lugar así: carísimo.

Para ver el museo en serio, habrá que volver otro día. Vestirse de modernoso con un jean roto y una remera de los Ramones,  aprender algunas palabrejas  como “fusión” “acorde coloril” “meta mensaje” “pop rock art beach” y variables del idioma “Argentine style”.

Afuera siempre la ñata contra el vidrio, la gente miraba, decía cosas horribles que por suerte  no se oían  y la noche caía sobre la Feliz con su manto de bruma y jodido fresquete.

Marta Minujin, con un estrafalario sombrero de paja con flores de plástico, era, evidentemente, la reina de la mesa. Estaba en su salsa, con caviar, como algunos hermosos travestis que pululaban por ahí, mostrando que el museo está para eso.

Para señalar las tendencias del arte, las expresiones de la cultura siglo XXI, los cambios positivos de una sociedad moderna  y las payasadas de Marta.

Si alguien me pregunta que había, además en el museo, solamente puedo decir que una gigante, gigantaza, Moria Casán, tal cual, calcada. Lo demás, era invisible  detrás de la espalda de funcionarios de primera, segunda, tercera, cuarta, quinta, y marcha atrás, del equipo alta gama del Gobernador.
Otra vez será. El museo ya más tranqui. Con shows de la rambla que dijeron no se harían para hacer ahorros, y se harán acá, ahorrando de un presupuesto para gastar en otro, que son las maravillas de las contabilidades oficiales.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado. Como yo, que estaba fané, descangayado, con un Ibupirac 600 junto con el chopp, pero feliz.

Quelevachaché

Lucho Martínez Tecco

21 Comentarios

  1. Gastón: me cuesta comentar esta nota tuya. No encuentro las palabras. Y si las encontrara no habría espacio para poner cientos de sinónimos de brillante, extraordinaria, genial, grandiosa, perfecta… Y me quedo corto.
    Eso sí… estás en deuda con los lectores, porque faltan las fotos de las señoritas vestidas (?) de tul. Del ahora culturoso coruñés pusiste dos fotos, de ellas ninguna.
    No es justo.

  2. Lucho Martínez Tecco: me cuesta comentar esta nota tuya. No encuentro las palabras. Y si las encontrara no habría espacio para poner cientos de sinónimos de brillante, extraordinaria, genial, grandiosa, perfecta… Y me quedo corto.
    Eso sí… estás en deuda con los lectores, porque faltan las fotos de las señoritas vestidas (?) de tul. Del ahora culturoso coruñés pusiste dos fotos, de ellas ninguna.
    No es justo.

  3. Sr. Martinez Tecco

    Hermosa nota salida de su visión in situ,menos mal ese día no pude llegar a la inaguración.Con lo expresado en esta nota puedo calmar mi sentimiento de culpa al no haber ido.
    Agradezco su colorida redacción de los acontecimientos, y lo felicito por su genial sentido del humor.
    Aunque creame que como cultora del arte me
    siento involucrada e indignada,no me quedan ganas de conocer ese museo,y mucho menos si esta manejado por gente oportunista que de arte poco saben y solo buscan redito político o económico.
    Felicidades para este nuevo año 2014 y que no pierda jamás su grato sentido del humor para contar realidades. Cariños

    Clarisa Aiace
    actriz-docente-directora
    D.N.I.10312521

  4. Gracias por el cometario Clarisa.

  5. Gracias Néstor por el cometario como siempre. Aclaro y hago corrección, las fotos de esas mujeres están. No muchas pero hay alguna, no podia poner mas en la nota. Se las voy a mandar por privado. Gastón.

  6. Brillante descripción cargada de hijaputez, talento, ironía, sentimientos y más talento. Lucho, lo único que te recrimino… Sacaste una foto del Gallego sorete ese sirviendo té y no una foto de la mina que estaba buenísima? Estás discriminando a los pajeros como yo!!!!

  7. Gracias por el comentario Rodrigo. Ahí te paso un par por privado. No me entraba en la nota. Gastón.

  8. Señor Lucho…La nota es mas bien un borrador de la intro de una novela que se vislumbra cómica….porque con relación a la inauguración del Museo deja mucho que desear…Estuve en el evento y me perdí de algunos detalles…o estoy quedándome ciega o no existieron, o tal vez lo suyo es la ficción…
    Lamento que un suceso tan importante, no solo para Mar del Plata, sino también, para todos los artistas que la componemos, usted la haya empañado en su afán de poner una nota cómica o irónica….LAMENTABLE LO SUYO….

  9. Gracias Lara por el comentario.

  10. lucho martinez tecco

    LAURA RIBERO:lAMENTO QUE TU SENSIBILIDFAD DE ARTISTA SE HAYA SENTIDO MELLADAPOR MI PAYASESCA NOTA.yO NO PUDE VER ELCONTENIDO DEL MUSEO. NI LASOBRAS DE LOS ARTISTAS QUE ALLI EXPONEN.ME LO IMPIDIERONLAS ESPALDAS DE LOS CUSTODIOS, CORIFEOS, CORILINDOS Y CHUPA TRASTES QUE ACOMPAÑABAN O CUSTODIABAN AL SEÑOR GOBERNADOR. COMO ANCIANO DECREPOITO, ME TUVE QUE CONTENTAR CO9N SENTARME EN UNA SILLA CERCA DE LA MESA DE HOROR Y FUE LO UNICO QUE VI. ADEMAS DE LA GENTE AFUERA, ON O SIN INVITACION,GRITANDO COSAS.I ESO TE MOLESTO,LOLAMENTO MUCHO. TALVEZ, COMO ARTISTA ESTABAS DONDE DEBIAS ESTAR.Y NOVISTE LAPAYASADA.NO DENIGROEL MUSEO.LAMENTOQUE SE USE COMO BASTION POLITIQUITO.
    QUELEVACHACHE

  11. Me imagino que con este calor, mi estimado Lucho, deben aparecer sus sábanas muy mojadas. Muy descriptiva su nota, pero el Museo es importante o no para la ciudad? Sus cuestiones particulares no me dejaron saber si es una buena obra para la ciudad.

  12. Gracias Juan Manuel por el cometario.

  13. Disculpeme señor periodista. El museo no es solo un acto de apertura, frivolo y lleno de negociados. Si usted quiere poner esa porción solamente esta perfecto. Hay sectores que deben ser ocupados, puestos de trabajos y una rueda que empieza a funcionar, eso también es importante. Otra cosa… el museo tiene un primer piso lleno de Arte, de contexto historico y un fundamento. Rodrigo Alonso fue quien curó la muestra, y no es necesario que aprenda ninguna de esas palabrejas que cita para poder preguntarle, o usted mismo recorrer las salas. Si estuvo al lado de Marta, podría haberle preguntado el porque de las obras y el contenido. Pero prefirió el abrazo con la farándula. Debo decirle que usted siguiendo el contenido de esta debil nota, es un TRAVESTI del PERIODISMO. Por que se disfraza de periodista, asumo que sino menciona la obra, y en cierta forma la desprestigia, no parece haber echo una revisión sobre el arte POP, Informarse, leer contenido y realmente hacer un trabajo de periodismo. De lo que fundamentalmente se trata la obra.
    Un saludo, espero que mis palabras, antes de ofenderlo, lo inciten a mejorar su labor, toda critica si es con contenido y bien intencionada puede ayudar a la mejora de los individuos. Saludos!

  14. Coincido con Lara. Me parece un disparate tu descripción, con esta forma de ver las cosas estas induciendo una manera de ver la realidad, por cierto, llena de maldad e incoherencia. Es lamentable que a personas como vos se les de lugar para escribir en un diario (aunque pedorro, un diario). Insisto, deplorable tu descripción, y triste que no tengas la capacidad de ver lo valioso de semejante inversión, en nuestra querida ciudad. Tanto que joden con que Mar del Plata es culturalmente chata, y ahora, que nos levantan el museo mas grande de Sudamérica se quejan. Encima el dinero vino de Provincia. ¿Quien los entiende a ustedes??

  15. Mariano gracias por participar. Con respecto a lo de pedorro debo confesar que tenés razón. Por eso, dejo tu comentario. Ya que solo un obtuso puede referirse así a una nota. Comente señor pero con respeto. Sino al rincón y con las orejas de burro. Gracias una vez más.

  16. Gracias Emiliano por el comentario.

  17. Gaston, ciertamente estuve un poco grosero. Te pido disculpas, lo que pasa es que me irritan ciertas cosas. Lo que quise decir
    es que en un medio informativo no debería inducirse una forma parcial de ver las cosas, y honestamente creo que así fue. No tengo dudas de tu formación y estoy convencido de que pudiste haber hecho una nota de carácter mucho mas informativo y menos irónico. Nuevamente te pido disculpas por haberme referido así al diario, me deje llevar por la “calentura” del momento. Saludos, y felicidades.

  18. Mariano tomo tus disculpas. Me parece un acto de grandeza llevarlas a cabo. Con respecto a la publicación la escribió un cronista de la web. Cada uno puede opinar como quiera, decir lo que le plazca. Eso si con respeto. En muchas páginas borran los comentarios que no avalan la crónica, y para mi humilde manera de ver las cosas, esta muy mal. Si queremos que exista libertad expresión empecemos por casa. Nuevamente gracias por el comentario y felicidades para vos también.

  19. lucho martinez tecco

    Emiliano Montani-Mariano a secas:
    Me da mucha pena que ustedes, con su gran sentido del arte y conocimientos, hayan perdido su tiempo en leerme. Y mucho más en escribir, lo que, de veras ,está muy bien como ejercicio activo de la democracia. Y especialmente a Emiliano que pareció preocuparse mucho por la falta, en mi payaseada, desconsiderada, fútil, estúpida, fuera de lugar, irrespetuosa y vacía noticula, de un comentario, tan solo, del magno contenido artístico del primer piso, debo explicarle que no subí en el momento del solemne acto inaugural a ese primer piso por tres razones, tres:
    1- El edema de mi pierna derecha
    2- La artrosis en mi pierna izquierda
    3- Se rompió mi bastón

    Con 63 años de profesión y 83 de edad, no es fácil para mi seguir el ritmo joven de la juventud pop. Y menos el alocado ritmo de los políticos de hoy a quienes no les alcanza el tiempo para inaugurar tantas magnas obras en beneficio de la cultura de nuestra hermosa y a veces tan maltratada ciudad. Especialmente por periodistas travestis como yo. Y como debo cuidar mucho mi enclenque salud ire nuevamente, loprometo a ver el primer piso y si puedo todos,
    Antes que me resfrie y me de la fiebre. Como despedida, te canto, con Madonna, elestado de mi “Feber”:
    You give me
    You give me fever

    Never know how much I love you
    Never know how much I care
    When you put your arms around me
    I get a fever that’s so hard to bear
    Listen to me baby, hear every word I say
    No one can love you the way I do
    ‘Cause they don’t know how to love you my way

    Chorus:

    You give me fever, when you kiss me
    Fever when you hold me tight
    Fever in the morning
    Fever all through the night
    A los dos amigos sin ceros, un beso gay.
    Luchito

  20. Excelente nota, Sr. Martinez Tecco!!

    Estuve alli.
    Fue tal cual.
    Más alla del Museo, la organizacion y manoseo de la gente, fue lamentable, varias conocidas señoras de RRPP, con cara (??) de ocupadas, y haciendo nada, bueno careteando en realidad, en medio de gatos y travestis.
    Los politicos comiendo y bebiendo, ellos solos, en una mesa; y el pueblo , que paga los impuestos , que permite pagarles a estos políticos, sus abultados sueldos, y construir el Museo, quedó afuera, entre el viento, los pungas, el calor, los empujones.

    Una inauguracion lamenteble.

  21. Gracias Carlos por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*