Ciudad, Información General

Con la explosión de SPI tembló la punta de la Escollera Sur

La señora que cuida los coches que concurren al restaurante ubicado en el extremo de la Escollera Sur contó que la explosión le hizo temblar las piernas. No recuerda la hora exacta porque el ruido la obligó a guarecerse detrás de un auto. “Volví a mirar y salía una columna de humo negro, muy negro”, detalla en el extremo opuesto de la Escollera, casi dos horas después, todavía conmocionada, mientras el humo ahora ya es gris claro.

Según testigos que permanecían en el lugar, la detonación en el interior del buque tangonero “Mara II” se produjo alrededor de las 14:30. La embarcación es de la empresa Pescapuerta y se encontraba en el epílogo de las tareas de reparación, subido en el dique flotante Mossdok 2000, el dique chico, que SPI Astilleros tiene amarrado sobre el espigón 7 de la Escollera Sur del puerto marplatense.

“No sabemos las causas; esperaremos las tareas de peritaje”, explicó Miguel Ángel Sánchez, gerente de Relaciones Institucionales del astillero de Horacio Tettamanti, subsecretario de Puertos y Vías Navegables, más allá de que ahora sea Sandra Cipolla quien firma como presidente.

“No sabemos qué ha sido lo que detonó”, dijo el vocero del astillero. “La tapa de la escotilla de proa terminó arriba de la grúa Poseidón. Fue impresionante el ruido”, le dijo a REVISTA PUERTO uno de los trabajadores del astillero. La grúa está a unos 60 metros del buque siniestrado.

El tangonero había subido al dique el jueves y estaba en los trabajos finales. Sánchez aseguró que ya no había personal del astillero realizando tareas a bordo al momento del incidente, aunque dos obreros, con los mamelucos de SPI, reconocieron que estaban repasando cañerías, pero sin utilizar sopletes ni ninguna herramienta que active la explosión.

Los dos serenos que estaban a bordo al momento de la explosión pudieron retirarse por sus propios medios. Barrios Cardozo, jefe de la Prefectura Mar del Plata, aseguró que el barco “estaba en reparaciones” y que el intenso humo que emanaba del interior se debía a la existencia de “pintura y redes” en el interior del barco.

Dos dotaciones de la Prefectura trabajaron para enfriar el casco y evitar que se propaguen las llamas. A metros, estaba amarrado el buque petrolero sobre la posta de inflamables. “El incendio ya está controlado. Se evacuó la zona porque el humo es altamente tóxico”, reveló el Prefecto Mayor.

Sobre la Escollera y mientras las ambulancias llegaban raudas y volvían sin heridos, los rumores corrían con velocidad. Hubo quienes sostenían que el fuego se había originado en el casillaje de la tripulación y endilgaban responsabilidad a los serenos.

Otros advertían que el cronograma de reparaciones había incluido la limpieza de los tanques de combustible del “Mara II”. Es común que los hidrocarburos extraídos permanezcan en tambores de 200 litros dentro de la embarcación hasta que son retirados. Las pericias determinarán si tuvieron una activa participación en la propagación de las llamas.

No es el primer incidente que ocurre a bordo de los diques flotantes de SPI. Hace unos años se prendió fuego el buque API IV.

 

Fuente: Revista Puerto

Texto:  Roberto Garrone

Fotos: Diego Izquierdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*