Ciudad, Política

Comenzó el V Foro Iberoamericano de Gobiernos Locales

Pulti hablando en la inauguración.

El intendente Gustavo Pulti, participó este mediodía del panel de apertura del V Foro iberoamericano de Gobiernos Locales “Educación para la Inclusión Social, rol de los gobiernos municipales”.

El foro, que se realiza en el marco de la semana del municipalismo, fue declarado de interés por el Concejo Deliberante mediante una iniciativa del entonces concejal Eduardo Pezzati quien entregó este reconocimiento a Pereyra.

Luego, Gustavo Pulti manifestó el agradecimiento y reconocimiento a FAM y FLACMA por desarrollar el foro en Mar del Plata. “Por muchos motivos creemos y sentimos que esta ciudad es la casa de todos en Iberoamerica. En la primera mitad del siglo pasado tenía más del 50% de su población de origen extranjero y las procedencias de esos vecinos marplatenses por adopción, eran de Iberoamerica”.

“Pasadas las décadas, Mar del Plata sigue siendo un lugar de encuentros donde hermanos latinoamericanos de Chile, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Perú y Brasil han elegido estas tierras en la costa del atlántico para construir su vida en familia. De manera que Iberoamerica late en lo que es la cultura urbana y rural de General Pueyrredon”, señaló.

Bienvenidos a su casa –continuó el jefe comunal- porque no será raro que se crucen con algún lejano eco de las comidas de las costumbres y apellidos que tenemos todos en Iberoamerica”.

“Los sistemas educativos municipales constituyeron una extraordinaria herramienta de inclusión”

En relación a la consigna de este encuentro, el intendente sostuvo que “despierta nuestras mejores esperanzas las deliberaciones e intercambios que podemos hacer, entre los representantes de los distintos estamentos de gestión de los gobiernos locales, respecto de la educación como herramienta para la inclusión social”.

“Se encuentra allí uno de los renovados desafíos de esta época. Los inmigrantes que vinieron en la primera mitad del siglo pasado, hoy abuelos y padres de congeneracionales nuestros que han construido esta ciudad, han hecho estos edificios, le  han dado su identidad mestiza a nuestra gastronomía, han aportado a nuestro arte y a nuestra cultura, no venían graduados en universidades sino de las etapas duras, los momentos duros de la posguerra a buscar y a construir un destino más sólido, desde el punto de vista socioeconómico, para sus familias”, afirmó.

En la misma línea, recordó que “la ciudad -en aquel momento, un poco autónomamente y hoy de una manera distinta por la comprensión del gobierno nacional y el apoyo del gobierno provincial- creo sistemas educativos municipales que justamente constituyeron una extraordinaria herramienta de inclusión social, de integración y de desarrollo humano y social”.

“Hoy cuenta con 81 servicios educativos municipales: jardines, escuelas primarias, secundarias, educación informal, y escuelas de formación superior que cuentan con más de 21 mil alumnos”, precisó.

“Así, los profesores de nuestra universidad son los nietos de aquellos albañiles, labradores que inicialmente vinieron aquí y que recibieron, a través de la educación, un puente integrador que sigue teniendo vigencia en nuestros días”, consideró.

En este orden, Gustavo Pulti entendió que “ha sido una herramienta exitosa. Pero no fue singular  en el país porque la Argentina ha tenido el 98,5% de su comunidad alfabetizada cuando era muy difícil encontrar esos números en muchas otras partes”.

“La educación ha sido la herramienta de la integración y el desarrollo social, cultural, personal y humano en el país complementado con las leyes sociales de fines de los 40 y 50 con el desarrollo que permitió adquirir una extraordinaria pertenencia a las enormes masas de trabajadores. Esas fueron las dos grandes líneas que nos dieron, por largas décadas,una Argentina integradora, justa, igualitaria e inclusiva”, apuntó.

“Algunos ideales han cambiado y eso nos impone nuevos desafíos”

Por otra parte, puntualizó que “la educación sigue siendo tan valiosa como siempre. Sin embargo algunos ideales han cambiado y eso nos impone nuevos desafíos”.

“En 1903, Florencio Sánchez publicó una obra literaria que se llamaba Mi Hijo el Doctor que era un ideal que atravesaba a todos los sectores sociales. La educación era la herramienta que las familias en sus imaginarios tenían aprehendida como el vehículo más directo al ascenso. Nuestras abuelas decían, fulanita se casó bien, se casó con un maestro, o con un médico. Ese ideal era el de todos: el del hijo progresando a través de la educación”, destacó.

Siguiendo con este concepto, el intendente explicó que “por distintos motivos, entre otros por las sanciones injustas a las grandes mayorías que se aplicaron en muchos de nuestros países en la época del neoliberalismo expulsando gente a la desocupación y por el hacinamiento y deterioro de ideales que se produjo ha ocurrido que ese ideal empezó a estar en tela de juicio”.

“Me decía un amigo que hace estudios de sociología que, últimamente, en una investigación sociológica se buscaba cuál era el ideal. Y muchos sectores respondieron que el ideal era que su hijo bailara como tal en la televisión o que jugara al fútbol”, aseguró.

En este marco, el jefe comunal manifestó que “es una nota preocupante pero no debe ser desalentadora porque el progreso, el desarrollo humano, la inclusión social que puede procurar la educación; de ninguna manera la va a procurar la participación en un espectáculo televisivo por más poder y potencia que tenga para meterse en las casas, en el imaginario y en el ideal de las familias”.

“El desafío de la aulas de hoy es, justamente, competir con los ideales ligeros que puede proponer el espectáculo mediático. El ideal del esfuerzo cotidiano, de la perseverancia del cumplimiento de la pautas, del aprendizaje, la pertenencia a una comunidad educativa, el entender que los objetivos se establecen lejanos en el tiempo y se logran con la cotidianeidad de la perseverancia son cosas que deben volver a formar parte del ideal social y el desafío es que las aulas sean tan atractivas como los programas con rating, que sean un espectáculo -en el que el protagonista sea el alumno- tan convocante y entusiasmante como la posibilidad de jugar en la primera de tal club”, dijo.

“Eso es lo que deberíamos lograr para que las aulas se llenen de chicos felices cada día más, además de los esfuerzos que se hacen en nuestro país porque haya más escuelas, más docentes y más presupuesto educativo”, remarcó.

El desafío es reinstalar el ideal de la educación como verdadero vehículo de progreso y desarrollo social”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*