Ciudad, Política

Cobos se bajó de la interna radical; Katz el gran derrotado, pero no el único

Cobos preocupado; Katz también.

Con un adelanto que lo dejó K.O. de pié el 6 de junio, Cobos escapa a una confrontación con Ricardo Alfonsín. El sector del ingeniero mendocino sufrió dos derrotas electorales irreversibles dentro de la UCR en General Pueyrredón. El diputado Daniel Katz y sus seguidores, perdieron el mínimo espacio político que los cobijaba.

En la última manifestación en las urnas, el hijo del ex presidente superó a todas las expresiones juntas que lo enfrentaron, Porrúa (Storani), Baragiola (Moreau), Serebrinsky (Posse) y Katz (Cobos) a quienes los relegó a una minoría inexpresiva en el universo de la interna partidaria.

mdphoy.com , adelantó en forma exclusiva, que las reuniones de Cobos, con Katz de Cicerone, no tenían destino ni en la provincia ni en nuestra ciudad, así lo reflejó en su edición digital el matutino Clarín:

“Se trabó la interna de la UCR. El partido no sabe aún cómo definirá sus candidatos para las presidenciales del 2011. Hace pocos días, Ricardo Alfonsín le propuso a su rival interno, Julio Cobos, una fórmula para salir del laberinto: ir a una primaria partidaria en marzo próximo.

El vicepresidente le dijo que no aceptaba . Prefiere esperar el paso del tiempo para terminar de definir ese dilema crucial, confirmaron fuentes de la cúpula del radicalismo.

Anoche, en declaraciones al programa “Código Político” de TN, Cobos dijo que un aceleramiento de los tiempos electorales podría perjudicar a la plataforma que el partido, a su juicio, tendría que redactar en los próximos meses: “Primero tenemos que definir nuestra propuesta, por lo que cualquier definición de una candidatura no ayudaría. Para definir esa propuesta se tienen que escuchar a las cámaras empresariales, a los sectores sociales. Este año vamos a trabajar en eso. Después se tendrá que someterla a consideración de los otros espacios políticos más amplios. Y una vez que esté definido eso, ahí se tendrá que hablar de candidaturas”. O sea: el mendocino no tiene ningún apuro para definirse. Esto ocurre a pesar de que su entorno lo presiona para que se lance cuanto antes, lo que tendría que provocar que también renuncie a la vicepresidencia. Él, por ahora, se muestra cauto y asegura que recién en el verano verá si se decide o no a ser precandidato presidencial.

La propuesta de Alfonsín de ir a internas en marzo no era inocente. El diputado cree que cuenta con una mayor ventaja dentro de la estructura partidaria para vencer al vice en una primaria donde sólo podrían votar los afiliados.

Cobos es más fuerte en el electorado independiente, aceptan en la UCR, por lo que preferiría disputar el voto con Alfonsín directamente en una gran interna abierta. Esa instancia sólo podría darse en agosto próximo, fecha en la que celebrarán las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias que definirán a los candidatos presidenciales de todos los partidos. Si el Acuerdo Cívico y Social sigue existiendo para esos días, la UCR podría presentar en esa interna a los dos candidatos, que tendrían que competir con los postulantes de los otros socios de ese frente electoral, el Socialismo y el GEN. Ese escenario beneficiaría a Cobos. Es por eso que el mendocino “durmió” la oferta de Alfonsín de disputar una interna previa restringida al partido: “La UCR siempre se caracterizó por el respeto a las leyes y las instituciones. Hay una ley que dice que hay que ir a la interna en agosto y es tiempo suficiente para hacer las cosas como se tienen que hacer”, contestó en la entrevista televisiva que dio ayer.

Alfonsín, ahora, deja trascender que de ninguna manera bajará su precandidatura, dice que no hay chance de que sea candidato a gobernador de Buenos Aires y se esperanza con que su crecimiento en la encuestas sea tan intenso que su candidatura termine por ser un hecho ineludible para sus correligionarios”.

La guerra de nervios y operaciones cruzadas entre estos dos rivales internos sacude a la UCR. Así será, al menos, por varios meses más.

Un comentario

  1. Al leer “podría perjudicar a la plataforma que el partido, a su juicio, tendría que redactar en los próximos meses”, uno piensa si esa plataforma será cumplida una vez en el gobierno. Y la realidad es que los dirigentes politicos opositores tiran sus candidaturas para adelante porque no encuentran la manera de sumar voluntades para desplazar al matrimonio gobernante del sillon de Rivadavia. En sintesis, la oferta politica sigue siendo mas de lo mismo. ¿Volveremos a convalidarlos con el voto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*