Básquet, Deportes

Clara victoria de Peñarol frente a Lanús

El visitante fundamentó su imposición en una mayor solvencia en su funcionamiento, además de una explosiva efectividad en triples (52%) y un rendimiento abrumador en el tercer cuarto (27-14). En el plano individual se destacaron en el ganador Kyle Lamonte con 20 puntos (2/2 en triples y 7/11 en dobles), Leonardo Gutiérrez con 19 unidades (5/7 en triples) y Martín Leiva con 11 tantos y 15 rebotes. En el rincón perdedor sobresalió la labor de Nicolás Laprovíttola, autor de 13 puntos (2/4 en triples, 2/5 en dobles, 7 rebotes y 7 asistencias).

La noche arrancó signada por la baja efectividad, bajo la órbita de dos elencos que construían sus movimientos con pulcritud pero que sufrían a la hora de calibrar la mira. En ese contexto el visitante tomó la posta del tablero 6-0, a los 4 minutos, aprovechando la ejecución errónea del local. Esa tendencia de Lanús se profundizó al punto de permanecer los primeros 6 minutos sin anotar. La dureza de las defensas acaparó la escena, a base de alta intensidad y rudeza en los marcajes de ambos contendientes. El equipo de Santander reaccionó a su arranque esquivo y cerró el primer chico igualado en la exigua cifra de 10.

El segundo capítulo inició con la apertura de las bombas externas de Peñarol (Lauría 2/2), lo que le permitió distanciarse 23-11, con 6 minutos en el reloj. El entrenador local solicitó tiempo muerto para frenar el envión del rival y ajustar las piezas, esto se vio reflejado en una corrida 7-0 con Taylor como insignia goleadora, así achicar 18-23. El encuentro adquirió una altísima velocidad de ejecución, con un transitar dinámico. El primer tiempo arribó con los marplatenses en ganancia 36-29, merced al desequilibrio de Leiva (6) y los rompimientos de Lamonte (5).

Tras las charlas en vestuarios, la paridad que construyó Lanús se quebró debido a un visitante asesino, quien en la primeros seis minutos aplastó a su contendiente con un endemoniado Lamonte (13), y se escapó 54-34. En ese lapso el local perdió la brújula, cayó en la maraña defensiva de Peñarol y extravió la concentración en defensa. El desconcierto del Granate se agravó hasta marcar la máxima de la noche 38-63, lo que prácticamente aniquiló su aspecto anímico. No obstante, en el final del segmento el local encontró una ráfaga de aire esperanzador al terminar 43-63, con un triple de mitad de cancha de Laprovíttola sobre la chicharra.

Apostando a una formación liviana de 4-1, Lanús salió a quemar las naves, presionando toda la cancha y buscando soluciones en los triples y contraataques. El elenco de Santander revivió con la conducción de Laprovíttola (8pts) y el aporte de Cuello (5), así acortó la brecha 53-69, a los cuatro minutos. En ese punto brotaron algunas fricciones, fallos polémicos arbitrales que usufructuó Peñarol, enarbolados por Guitiérrez (8), para tomar aire 73-53. El local sacó a relucir la enjundia y carácter para continuar batallando, clavó un parcial 14-4, merced al goleo de Guaita (10) y acechó 67-77, con 2 minutos en juego. A pesar del esfuerzo de la intención de remontada de Lanús, la victoria quedó en manos de un Peñarol sereno en la línea de libres e intratable desde los lanzamientos lejanos.

Síntesis:

Lanús 72: Juan Cantero 10, Mariano Byró 8, Bruno Zanotti 2, Jamaal Levy 6, Terrel Taylor 8 (Fi); Nicolás Laprovíttola 13, Diego Guaita 10, Adrián Boccia 10 y Matías Cuello 5. DT: Silvio Santander.

Peñarol 86: Facundo Campazzo 9, Selem Safar 9, Marcos Mata 7, Leonardo Gutiérrez 19, Martín Leiva 11 (Fi); Kyle Lamonte 20, Nicolás Lauría 6, Pablo Barrios 3 y Mariano Castets 2. DT: Sergio Hernández.

Parciales: 10/10; 19/26; 14/27 y 29/23.

Árbitros: Pablo Estévez y Fabricio Vito.

Estadio: Antonio Rotili (1.800) (Télam).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*