Opinión

Civilización o Barbarie

Hace rato que vengo escuchando a través de los medios de comunicación permanentes alabanzas y requiriendo que tomemos el ejemplo de Lula, a tal punto que ya lo estaba percibiendo como letanía.

Debo confesar que de acuerdo a toda la información nacional e internacional a la que uno tiene acceso , que no es poca, de la cual podemos gozar gran parte de los ciudadanos por poder llegar a ella a través de las nuevas tecnologías, tenemos que darle crédito de esto a este obrero metalúrgico que no terminó sus estudios primarios y que siguiendo los pasos iniciados por un intelectual brillante como Cardozo, puso a Brasil en los primeros puestos del mundo.

Pero más allá de todo lo que le alaban a este viejo trabajador, en serio, el mismo acaba de producir un hecho con mayúscula desde la mirada humana y no tan política.

La noche del triunfo de Dilma Rouseff el Señor Lula no fue a los festejos para no robarle espacio a la Presidente electa. Esta actitud transforma este hecho, creo que para cualquiera, en una conducta de antología, máxime para cualquiera que vive en un país como el nuestro donde casi la mayoría de los políticos pueden apuñalarse por una foto más.

Y hablando de apuñalarse, también es del presente argentino enterarse que hubo quien dijo públicamente que de haber ido el Vicepresidente de la Nación al velatorio del fallecido ex Presidente Dr. Nestor Kirchner quizás hubiera terminado en un hospital.

La confrontación de estas dos conductas pone al rojo vivo el título de un libro de Sarmiento, que motiva la razón de estas líneas y que son dos palabras unidas por una conjunción. Pero como considero, a pesar de las ideas del maestro sanjuanino, que esas dos palabras tan significativas hoy deberían estar mediadas por una disyunción, es que me atreví a titular estas líneas como Civilización o Barbarie.

Aquí retomo más que en cualquier otro aspecto la hombría de bien del Señor Lula da Silva y me pregunto, qué nos pasa a los argentinos que estamos cayendo tan bajo en un ámbito tan importante como es el de la educación, que no tanto tiene que ver con la instrucción tal como lo demuestra el Señor Lula da Silva.

Se puede ser pobre y culturalmente educado, se puede ser poco instruido y culturalmente educado, lo que no se puede hacer es fomentar la barbarie.

Lic. Abel Ayala

3 Comentarios

  1. LIC. que opinion le merece el chico que tiro la notebook en la nota anterior en este mismo portal, me interesa su respuesta.

  2. Aunque lo expresado por el joven que tiró la computadora pueda ser atendible, entiendo que su conducta estuvo mal, mas allá de que puede haber sido el producto del camino de Civilización o Barbarie en el cual estamos entrando.
    La filosofía mara vemos que cada día se va instalando más en nuestra sociedad, la cual sumada a la justicia por mano propia que empieza a mostrarse, son prueba de un estado, con mayúscula y minúscula, no deseable.
    Paradojicamente, creo que lo que hizo eljoven está mal pero también entiendo que en función de su corta edad puede ser producto y consecuencia del contexto y de los paradigmas que nos rodean,lo cual puede haber encerrado al estudiante en el laberinto de creer que era la única salida que tenía.
    Creo que para que estas cosas no ocurran, además de justicia social y ética en la cosa pública, en el vértice de la pirámide social debe prevalecer la civilización como ejemplo.
    Si solo somos oidos cortando una calle, haciendo un piquete o matando a otro, los jóvenes reciben un indicador que inexorablemente los llevará a la barbarie y ya sabemos que ese camino inexorablemente conduce a la reiteración de momentos no deseables.
    Señorita o señora Viviana, esta es mi forma de pensar que quizás no sea igual ala suya, pero su expresión “me interesa su respuesta” creo que merecía respondiera a su interrogante. Si coincidimos en buena hora, si no coincidimos se cumple una condición que ocurre comunmente entre humanos falibles.

  3. Licenciado le agradezco su respuesta, digamos que soy una Señora joven aclarando su duda,
    Creo que este laberinto que para usted llevaría a este chico a tomar esa decisión son producto de un desgaste de las instituciones sociales que deberian ajustarse al momento historico y social que estamos viviendo,
    Creo que estas fallas en dichas instituciones llevan a los alumnos a reaccionar de esta forma violenta,
    Sí, coincidimos en que somos falibles y mejor equivocarnos a no hacer nada para no equivocarse.
    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*