Arte y Cultura, Cine

Cinéfilos con estrenos

Por Mex Faliero

Amigos con derechos (No strings attached / EE.UU. / 2011 / 108 minutos)
Dirección: Ivan Reitman
Intérpretes: Natalie Portman, Ashton Kutcher, Cary Elwes, Lake Bell, Olivia Thirlby, Kevin Kline
Sala y horarios: Cines del Paseo (todos los días: 20:10 y 22:30. Jueves, viernes y sábado también: 00:55)

Dos amigos de toda la vida, apuestos y exitosos como que son Natalie Portman y Ashton Kutcher, deciden mantener un vínculo particular: darse derecho a tener roces, es decir algunos revolcones en la cama, pero sin mayores pretensiones. El, de enamoradizo que es, maneja el asunto mal y se engancha de ella, que es una doctora, una mina profesional que no quiere saber nada de responsabilidades sentimentales. Entre ella que lo torea y él que la persigue, se va construyendo la comedia romántica. Si la comedia a secas es difícil de trabajar, lo romántico a esta altura resulta peor: los tiempos han cambiado, cierta ingenuidad ha quedado de lado y el cinismo invadió las relaciones. Y el cine, no ha sabido muchas veces cómo hacerse cargo de esto. Tal vez las cosas aquí, entre el nivel desparejo en las actuaciones que uno supone que existe entre una Portman y un Kutcher, pueden nivelarse por el talento del director Ivan Reitman, un artesano que a esta altura tiene dos o tres películas de excepción en su trayectoria. Y, de paso, sirve para ver a la actriz lejos de la grandilocuencia de El cisne negro, otra en cartelera.

Biutiful (Idem / México / 2010 / 145 minutos)
Dirección: Alejandro González Iñárritu
Intérpretes: Javier Bardem, Maricel Álvarez, Diaryatou Daff, Eduard Fernández, Ana Wagener, Guillermo Estrella, Rubén Ochandiano, Félix Cubero, Martina García, Manolo Solo, Karra Elejalde
Sala y horarios: Cines del Paseo (todos los días: 16:55 y 21:45. En caso de mal tiempo también: 13:50)

Luego de 21 gramos y Babel, Alejandro Gonzáles Iñarritu parece volver a sus raíces: un film hablado totalmente en castellano, aunque abandona un aspecto que hasta aquí lo había acompañado siempre como era el relato coral. Lo que no parece abandonar son ciertos vicios vinculados con un dramatismo exacerbado, al borde del aleccionamiento y una utilización de las imágenes un poco dudosa, siempre en función de un mensaje. El problema con Iñarritu (salvo en los mejores pasajes de Amores perros) es que cree en el cine no como un hecho narrativo, sino como un emprendimiento didáctico. Aquí cuenta con Javier Bardem, uno de esos actores que levantan cualquier muerto, como un hombre torturado que vive en un barrio marginal de Barcelona, y que luego de descubrir que padece cáncer intenta modificar algo del futuro que lo sobrevivirá. Hay que decir que este tipo de directores cuentan con un público cautivo, que gustan de ser golpeados y vapuleados en nombre de la trascendencia. Biutiful, supuestamente, es de esas que hablan de temas importantes. Si los resultados son como en la espantosa Babel, estamos fritos.

127 horas (127 hours / EE.UU. / 2010 / 93 minutos)
Dirección: Danny Boyle
Intérpretes: James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn, Clemence Poesy, Treat Williams, Kate Burton, Lizzy Caplan
Sala y horarios: Cine Ambassador (todos los días: 20:55 y 23:00. Jueves, viernes y sábado también: 01:15)

Llega la última de las 10 nominadas al Oscar a Mejor Película. 127 horas es una historia particular, la del joven montañista Aron Ralston, quien mientras realizaba cañonismo en la zona de Utah quedó atrapado bajo una roca y tuvo que recurrir a medidas extremas para poder salir con vida. El desenlace es conocido, pero por las dudas que usted no lo sepa sólo diré que es bastante shockeante. Historia real y alto impacto parecen ser los condimentos aquí, en una película que no parece tener mucho más para contar: Ralston (James Franco) está solo en esta aventura. Sin embargo, lo que puede influir positivamente es la creatividad visual de Boyle, un director empecinado en recorrer casi todos los géneros y subgéneros posibles con un estilo entre videoclipero y desenfadado, pero dejando de lado cualquier academicismo o solemnidad argumental como lo demostró en la ganadora hace unos años ¿Quién quiere ser millonario? Ya hay quienes atacan a 127 horas, que parece ser uno de esos films que no aceptan las medias tintas: o se lo quiere o se lo odia.

Justin Bieber: never say never (Idem / EE.UU. / 2011 / 105 minutos)
Dirección: Jon Chu
Intérpretes: Justin Bieber, Usher Raymond, Miley Cyrus, Ludacris, Shawn Stockman, Wanya Morris, Nathan Morris, Jaden Smith
Sala y horarios: Cine Ambassador (-3D en castellano- todos los días: 18:15 – 20:30 y 22:45)

Pegarle a Justin Bieber es muy fácil, así que por aquí no intentaremos tal empresa. Sí buscaremos encontrarle el sentido al estreno de este documental en 3D sobre la vida fuera y dentro de los escenarios de este cantante adolescente, fenómeno actual del público menudo. Tal vez el elemento más atractivo que tiene la historia de este joven canadiense de 17 años, el más vendedor del mercado musical en la actualidad, es que se trata de un fenómeno de las redes sociales, ese invento que vino a confundir un poco las cosas sobre quién manda en el mundo global. Sólo por la persistencia de su madre, que subió los videos a Youtube, y de sus fans, que inundaron el Twitter tras su rastro, alguien en la industria musical se enteró que podía ser redituable. Esto tiene dos lecturas: por un lado, cómo el consumidor puede moldear al artista de turno, ordenando a las empresas qué debe promocionar y difundir; pero por el otro, podemos ver a las redes sociales como una pata más de la industria, que evita ser el filtro y sólo se detiene a ver qué es lo que esa masa conocida como “público” pide a gritos. No sabemos si el documental abordará tales temas, pero no deja de ser interesante plantearse estas dudas.

Consultar la cartelera acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*