Ciudad, Política

Cheppi y Garciarena no se quisieron ni ver; Garivoto no se presentó

En un marco de respeto poco habitual en este proceso electoral, los candidatos del duhaldismo local que se enfrentarán en las elecciones del 14 de agosto, Adrián Freijo y Carlos Arroyo, compartieron la pantalla del programa “Estudio Político” que se emite por Canal 10 de Mar del Plata. Freijo destacó su nítida extracción justicialista como una marcada diferencia ante la cambiante trayectoria partidaria de Arroyo.

Durante el programa, Freijo recordó su pertenencia al justicialismo desde la juventud y resaltó que “el hecho de que Eduardo Duhalde y yo estemos repitiendo la fórmula que integramos juntos en 1999 es una clara señal a la sociedad acerca de que existimos dirigentes que respetamos a nuestro espacio político y no cambiamos de un día para otro por conveniencia, interés o promesas de cargos. La necesidad de rescatar a los partidos políticos como intermediarios entre el ciudadano y el gobierno como garantes del sistema democrático”.

Arroyo, por su parte, justificó sus recientes cambios políticos sosteniendo que “yo defiendo una idea económica que es parecida a la del justicialismo y creo en la capacidad y experiencia de Duhalde para gobernar el país”.

Consultados por la cuestión de la inseguridad luego de la emisión de un informe sobre la trata de blancas, Freijo recordó que “desde hace 25 años vengo peleando contra este flagelo que se emparenta con el tráfico de drogas, la corrupción policial y la complicidad por acción u omisión del gobierno. El Intendente debe ser el verdadero jefe de policía de la ciudad. Los ciudadanos tienen que ver a su jefe comunal al frente de la lucha contra el delito y este tiene que presionar a los fiscales, los jueces y las autoridades policiales para que cumplan con su deber y terminen con los pretextos de que no hay leyes, no es la jurisdicción o no hay nafta. En la ciudad que voy a gobernar los que tienen que tener miedo, y van a tenerlo, son los delincuentes”, concluyó.

En tanto, Carlos Arroyo se limitó a pedir “que el gobierno nacional cumpla con su deber y que los legisladores traten las leyes que hagan falta”.

Ambos postulantes dieron una muestra de convivencia democrática que contrastó con la actitud demostrada minutos antes por los candidatos del Frente Para la Victoria, Carlos Cheppi y Diego Garciarena, quienes también participaron de la emisión pero no compartieron la mesa del estudio, mientras que Juan Garivoto no aceptó siquiera estar presente.

Por último, Freijo aseguró, en referencia a Arroyo, que “en el futuro podemos coincidir en la complementación de nuestras propuestas ya que nadie puede prescindir de los buenos proyectos del otro o del valor de incorporar a los equipos de gobierno a personas honestas como Carlos”.

Tras la presentación televisiva, ambos coincidieron que en ese marco de respeto mutuo sería muy importante avanzar en la posibilidad de concretar el debate que Freijo había sugerido y que, en principio, Arroyo había rechazado pero que ahora podría replantearse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*