Política

Cheppi no pudo hablar con nadie por los periodistas argentinos

El ingeniero agrónomo y ex candidato a intendente de Mar del Plata, Carlos Cheppi, actual embajador argentino en Venezuela, no pudo hacer nada por el periodista argentino y su equipo de trabajo, durante la retención y detención que sufrieran en el Aeropuerto de Caracas, por más de dos horas, cuando iban a embarcar de regreso a nuestro país, luego de las elecciones celebradas ayer.

Lanata, junto a Nicolás Wiñaski y José “Pepe” Gil Vidal, fueron enviados con equipos propios para cubrir el acto electoral, que consagró la reelección de Hugo Chavez por seis años más de gobierno.

La asistencia de Carlos Cheppi fue requerida por los diputados nacionales que actuaron como veedores en las elecciones, Héctor Aguad y Patricia Bullrich. Cheppi sólo atinó a decir que iba a intentar hablar con el canciller de Venezuela y con el ministro del Interior de ese país, pero nunca confirmó que lo pudo hacer, por lo cual fue conminado para que en 5 minutos diera a conocer, como embajador argentino, cuál era el paradero del grupo de periodistas, en condición de detenidos bajo el cargo de espionaje. Las fuerzas de seguridad de Venezuela despojaron y borraron documentos periodísticos de los equipos de comunicación y computadoras, que se utilizaron para las transmisiones.

La libertad de prensa en Venezuela está seriamente limitada, y en ese marco se debieron desenvolver en el país caribeño, dando a conocer en el programa Periodismo para Todos, a través de sus despachos el último domingo, de la fortuna que maneja la familia de Hugo Chávez, mediante la discrecionalidad de sus actos de gobierno, no obstante ratificados rotundamente por el voto popular,  en elecciones que no merecieron reparos en cuanto a sus transparencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*