Portada

Cheppi a un destino clave y vidrioso para objetivos de CFK

Así se desprende de una información que da a conocer el diario Perfil,en la misma vinculan al flamante embajador con Julio De Vido, elministro que maneja el intercambio comercial con el gobierno de HugoChavez, ambos gobiernos han crecido en la relación bilateral, en unesquema comercial con muchas afinidades políticas..
Una de las variables de la política exterior de cada país depende enocasiones de la impronta personal que cada jefe de Estado aporte. Lasdesignaciones que el Ejecutivo realice es asimismo importante. Esteaño fueron varias las embajadas argentinas que recibieron cambios ensu plantel de funcionarios y diplomáticos.
La última de las designaciones fue en la embajada de Colombia, consede en la ciudad de Bogotá, hasta ahora administrada por Martín Balza, ex jefe del Ejército. En su reemplazo fue nombrado el exgobernador de Mendoza Celso Jaque, a quien el gobierno de Juan Manuel Santos otorgó el “plácet de estilo”. Jaque, es un contador público, que se desempeñó como gobernador entre los años 2007 y 2011, y previamente fue senador, intendente del departamento de Malargüe y diputado provincial, entre otros cargos públicos.
En Venezuela fue designado por el Ejecutivo, Carlos Cheppi, como embajador argentino en reemplazo de Alicia Castro. Se trata de una delas sedes diplomáticas clave para la administración de Cristina Fernández de Kirchner, debido a la alianza estratégica y comercial quela Casa Rosada mantiene con ese país caribeño. La relación entre ambos países registraron episodios de alta tensión política, debido adenuncias de supuestos hechos ilegales que ocurrieron en torno a las relaciones bilaterales, tanto por la valija de Guido Antonini Wilson yel escándalo de la denominada “embajada paralela”.
Cheppi llega a la representación argentina en Caracas trasdesempeñarse, desde noviembre de 2009, como embajador Extraordinario y Plenipotenciario para Temas Agrícolas es Exteriores, ComercioInternacional y Culto. Se lo reconoce como un hombre alineado con elministro de Planificación Federal, Julio De Vido.
En tanto, el ex vicecanciller y abogado Alberto D’Alotto fue designadorepresentante permanente ante los organismos internacionales con sedeen Ginebra, Suiza, como la Organización Internacional del Trabajo(OIT) o la Organización Mundial del Comercio (OMC). Su misión será”afianzar el liderazgo en el Consejo de Derechos Humanos y en losorganismos humanitarios”.
Jorge Argüello, quien hasta hace semanas fue el RepresentantePermanente ante las Naciones Unidas, fue designado como nuevoembajador argentino en los Estados Unidos, en reemplazo de Alfredo Chiaradía. El principal objetivo de Argüello será relanzar lasrelaciones bilaterales.
Otro reciente nombramiento fue el de Luis María Kreckler en laembajada de Brasil en reemplazo de Juan Pablo Lohlé, otro de losdestinos estratégicos de la diplomacia argentina por ser su principalsocio comercial. Asimismo, Juan Carlos Kreckler, hermano del embajadoren Brasil y diplomática de carrera, fue designado como representanteante Rusia en Moscú. Su nombramiento fue polémico por la defensa quehizo, siendo embajador en Austria, del ultranacionalista político Joerg Haider.
A la par, tras la entrega de los plácet respectivos, Roberto DanielPierini y Ana María Ramírez fueron nombrados embajadores de Letonia y Laos respectivamente. El Reino de Bélgica recibió además al nuevo embajador argentino y licenciado en relaciones internacionales José María Vázquez Ocampo. En tanto, China hizo lo propio con el licenciado en Economía Gustavo Alberto Martino al otorgarle el plácet.
Pliegos ratificados y en suspenso. En cuanto a Gran Bretaña, lapresidenta Cristina Fernández de Kirchner anticipó recientemente que”muy pronto” la Argentina tendrá embajador en Londres. “Treinta años es mucho tiempo”, argumentó la jefa del Estado, al hacer mención a lastres décadas que, el año próximo, se cumplirán de la guerra de Malvinas, ocurrida en 1982. Desde que Argentina y Gran Bretaña fuerona la guerra en 1982, las relaciones diplomáticas quedaron reducidas arepresentaciones de terceros países o a nivel de encargados denegocios, pero nunca hasta ahora se normalizaron totalmente con elintercambio de embajadores.
Por otra parte, el 14 de diciembre pasado, el Senado aprobó latotalidad de los pliegos enviados por Cristina con las ratificacionesde lo siguientes embajadores: Juan Pablo Cafiero (El Vaticano), CarlosBettini (España), Miguel Angel Estrella (Unesco), Roberto Ahuad(Siria) y Darío Alessandro (Perú). También Torcuato di Tella (Italia);Dante Dovena (Uruguay); Aldo Ferrer (Francia); Ernesto López(Guatemala); Juliana Marino (Cuba); Rafael Romá (Paraguay); FranciscoTalento Cutrin (Cónsul en Miami); Patricia Vaca Narvaja (México) yGinés González García (Chile).

Así se desprende de una información que da a conocer el diario Perfil,en la misma vinculan al flamante embajador con Julio De Vido, elministro que maneja el intercambio comercial con el gobierno de HugoChavez, ambos gobiernos han crecido en la relación bilateral, en unesquema comercial con muchas afinidades políticas..  Una de las variables de la política exterior de cada país depende enocasiones de la impronta personal que cada jefe de Estado aporte. Lasdesignaciones que el Ejecutivo realice es asimismo importante. Esteaño fueron varias las embajadas argentinas que recibieron cambios ensu plantel de funcionarios y diplomáticos. La última de las designaciones fue en la embajada de Colombia, consede en la ciudad de Bogotá, hasta ahora administrada por MartínBalza, ex jefe del Ejército. En su reemplazo fue nombrado el exgobernador de Mendoza Celso Jaque, a quien el gobierno de Juan ManuelSantos otorgó el “plácet de estilo”. Jaque, es un contador público,que se desempeñó como gobernador entre los años 2007 y 2011, ypreviamente fue senador, intendente del departamento de Malargüe ydiputado provincial, entre otros cargos públicos. En Venezuela fue designado por el Ejecutivo, Carlos Cheppi, comoembajador argentino en reemplazo de Alicia Castro. Se trata de una delas sedes diplomáticas clave para la administración de CristinaFernández de Kirchner, debido a la alianza estratégica y comercial quela Casa Rosada mantiene con ese país caribeño. La relación entre ambospases registraron episodios de alta tensión política, debido adenuncias de supuestos hechos ilegales que ocurrieron en torno a lasrelaciones bilaterales, tanto por la valija de Guido Antonini Wilson yel escándalo de la denominada “embajada paralela”. Cheppi llega a la representación argentina en Caracas trasdesempeñarse, desde noviembre de 2009, como embajador Extraordinario yPlenipotenciario para Temas Agrícolas es Exteriores, ComercioInternacional y Culto. Se lo reconoce como un hombre alineado con elministro de Planificación Federal, Julio De Vido. En tanto, el ex vicecanciller y abogado Alberto D’Alotto fue designadorepresentante permanente ante los organismos internacionales con sedeen Ginebra, Suiza, como la Organización Internacional del Trabajo(OIT) o la Organización Mundial del Comercio (OMC). Su misión será”afianzar el liderazgo en el Consejo de Derechos Humanos y en losorganismos humanitarios”. Jorge Argüello, quien hasta hace semanas fue el RepresentantePermanente ante las Naciones Unidas, fue designado como nuevoembajador argentino en los Estados Unidos, en reemplazo de AlfredoChiaradía. El principal objetivo de Argüello será relanzar lasrelaciones bilaterales. Otro reciente nombramiento fue el de Luis María Kreckler en laembajada de Brasil en reemplazo de Juan Pablo Lohlé, otro de losdestinos estratégicos de la diplomacia argentina por ser su principalsocio comercial. Asimismo, Juan Carlos Kreckler, hermano del embajadoren Brasil y diplomática de carrera, fue designado como representanteante Rusia en Moscú. Su nombramiento fue polémico por la defensa quehizo, siendo embajador en Austria, del ultranacionalista políticoJoerg Haider. A la par, tras la entrega de los plácet respectivos, Roberto DanielPierini y Ana María Ramírez fueron nombrados embajadores de Letonia yLaos respectivamente. El Reino de Bélgica recibió además al nuevoembajador argentino y licenciado en relaciones internacionales JoséMaría Vázquez Ocampo. En tanto, China hizo lo propio con el licenciadoen Economía Gustavo Alberto Martino al otorgarle el plácet. Pliegos ratificados y en suspenso. En cuanto a Gran Bretaña, lapresidenta Cristina Fernández de Kirchner anticipó recientemente que”muy pronto” la Argentina tendrá embajador en Londres. “Treinta añoses mucho tiempo”, argumentó la jefa del Estado, al hacer mención a lastres décadas que, el año próximo, se cumplirán de la guerra deMalvinas, ocurrida en 1982. Desde que Argentina y Gran Bretaña fuerona la guerra en 1982, las relaciones diplomáticas quedaron reducidas arepresentaciones de terceros países o a nivel de encargados denegocios, pero nunca hasta ahora se normalizaron totalmente con elintercambio de embajadores. Por otra parte, el 14 de diciembre pasado, el Senado aprobó latotalidad de los pliegos enviados por Cristina con las ratificacionesde lo siguientes embajadores: Juan Pablo Cafiero (El Vaticano), CarlosBettini (España), Miguel Angel Estrella (Unesco), Roberto Ahuad(Siria) y Darío Alessandro (Perú). También Torcuato di Tella (Italia);Dante Dovena (Uruguay); Aldo Ferrer (Francia); Ernesto López(Guatemala); Juliana Marino (Cuba); Rafael Romá (Paraguay); FranciscoTalento Cutrin (Cónsul en Miami); Patricia Vaca Narvaja (México) yGinés González García (Chile).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*