Ciudad, Policiales

Caso Gastón: Detuvieron al cuñado

El novio de la hermana del nene de 12 años asesinado en Miramar fue detenido por orden judicial tras verificarse que estaban sus huellas en un televisor que presuntamente se habrían querido llevar los supuestos ladrones que ingresaron en el domicilio donde vivía la víctima.

Así fue como Julian Ramón de 17 años quedó aprehendido hasta que el fiscal le tome declaración indagatoria sobre los hechos ocurridos el lunes 21 de noviembre pasado.

El arresto se produjo este mediodía, cuando Julián de 24 años, estudiante de Derecho, “con dos trabajos” según dijo la mamá, estaba en su casa de la calle 38 al 1200 de Miramar. Allí la policía entró, lo arrestó y además revisó toda la casa e incluso se llevaron documentación.

El joven ahora se encuentra pasando la noche en nuestra ciudad y mañana prestará declaración indagatoria ante el fiscal Moure en la sede de la Fiscalía local por la causa donde se lo acusa por “robo y homicidio criminis causa” (mató para esconder el robo).

Según explicaron desde la Justicia, se presentaron 27 indicios que avalan el pedido de detención por lo que el Juzgado entendió que era importante aprehenderlo en ese momento. Algunos de estos indicios son:

*El televisor que se encontraba en la habitación de los padres, apareció embalado en la cocina el día del asesinato. En él, encontraron huellas digitales “ascendentes” que indicarían un movimiento de traslado del artefacto, pertenecientes a Julián. Dichas huellas son pericialmente congruentes con el horario del asesinato.

*Los padres, familiares y testigos del hecho aseguran que Julián nunca tocó ese televisor, ni antes ni después del homicidio.

*El perro de la casa no ladró en el momento en el que se produjo la muerte del pequeño de 12 años, por lo que se cree que el homicida sería un conocido del lugar.

*Hay un video de una estación de servicio cercana a la vivienda que ubica al acusado en la zona a la hora del homicidio.

*Julián estaba en conocimiento de un dinero que el padre de Gastón tenía ahorrado y escondía en su pieza. Un día antes del homicidio, le había pedido a su hija (hermana del nene fallecido y novia del acusado) que actualizara el plazo fijo de la familia y pusiera ese dinero que tenía ahorrado en la cuenta.

*Los documentos secuestrados en la casa del acusado, según una alta fuente policial, indicarían que el chico tenía deudas que ascendían a los 20.000 pesos e incluso se dijo que habría anotaciones que decían: “Los necesito ahora”.

*Desde la DDI confirmaron a varios medios que el joven a las 6 horas del asesinato se presentó voluntariamente a declarar y pidió que investiguen a la madre del niño y que no la descarten como sospechosa. Así mismo, explicaron que se presentaba 2 o 3 veces por día en la Fiscalía para saber cual era el estado de la causa y por último aportaron un dato más: habría pedido que le avisen 5 minutos antes de hacer alguna detención.

Es por todo esto que el fiscal Moure cree que Julián Ramón habría ido al domicilio de su novia a robar, junto con dos o tres amigos, durante la mañana de ese fatídico día de noviembre, pensando que no había nadie. Allí revisó la habitación pero no encontró el dinero y cuando se dispuso a llevarse el televisor, se encontró con Gastón. Por temor a perder a su novia, habría cometido el homicidio, primero golpeando fuertemente en la cabeza al nene de 12 años y luego ahorcándolo con una media.

Todos pedíamos que aparezca el asesino de Gastón y se haga Justicia, porque como sociedad su muerte nos había pegado muy fuerte. Lo llamativo es que el presunto asesino es una persona de su círculo íntimo, algo que se está viendo en demasiados casos últimamente, como en la muerte de Tomás en Lincoln y el cuádruple crimen de La Plata“, explicó a la prensa el intendente de General Alvarado, Patricio Hogan.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*