Política

Caso Ciccone: un nuevo testigo podría complicar la situación de Boudou

0011081192

La situación legal de Amado Boudou podría complicarse con la entrada en escena de un nuevo testigo, que habría sido testigo de reuniones del funcionario kirchnerista con la familia Ciccone.

Se trata de Pablo Amato, yerno de uno de los cofundadores de la imprenta de billetes, que aún no declaró sobre ese punto pero podría hacerlo próximamente por la citación del juez Ariel Lijo.

Esta persona podría aportar datos que reforzarían que Boudou y su socio, José María Núñez Carmona, se juntaron en un bar de Puerto Madero con Nicolás y Héctor Ciccone, a los que convencieron de que vendieran la empresa calcográfica a la firma The Old Fund, a la que ellos avalaban.

Amato aseguró ante diversos interlocutores que él mismo llevó en su auto a los Ciccone a ver al actual vicepresidente de la Nación. Y precisó que durante el viaje hablaron de Boudou y Núñez Carmona, a quien conocían porque en un encuentro previo les había garantizado que podrían ayudarlos a mejorar la situación de una compañía que estaba en crisis.

El testigo y su mujer habrían estado además con Alejandro Vandenbroele -titular de The Old Fund- en el departamento que Boudou tiene en el complejo River View de Puerto Madero, convocados para conversar por sus conocimientos del mercado gráfico.

El ex ministro de Economía admitió -luego de negarlo en innumerables ocasiones- que es muy probable que Vandenbroele haya usado su inmueble, pero afirma que jamás se vio con los Ciccone.

La participación del funcionario kirchnerista en la reunión con los fundadores de la imprenta fue reconstruida por el juez Ariel Lijo, en base a un testimonio oral y otro escrito de los familiares de los Ciccone que ya están en el expediente. Y Amato sería una nueva pieza que reforzaría la línea de investigación del magistrado.

Infobae

Los comentarios están cerrados.