Destacado, Política

Casal admitió que la ciudad se incendia por la inseguridad. “Yo no soy su intendente” (por Pulti), dijo

El ministro de Seguridad y Justicia, doctor Ricardo Casal admitió durante el desarrollo de la jornada sobre Inseguridad celebrada recientemente en el  Hotel Provincial, que: “Ya sé que la ciudad se incendia por la inseguridad, pero yo no soy su intendente”, dijo el ministro, con lo cual descargó sobre el intendente Gustavo Pulti, la responsabilidad de la situación por la que atraviesa Mar del Plata.

En la charla cara a cara, que Casal mantuvo con una integrante del Foro Municipal de Seguridad, el cuestionado funcionario fue más allá “Si el intendente no da respuesta, deben ir al Concejo Deliberante” agregó, mientras que debió escuchar el prolongado rezongo debido a que “se siguen firmando convenios y no se sabe dónde va la plata”. Es necesario recordar, que Pulti cuenta con mayoría propia, más el acompañamiento del Frente Para la Victoria, alineado para los casos de inseguridad.

Ayer fue noticia el fiscal Mouré, quien debió soportar un nuevo caso de inseguridad de ribetes escandalosos, si tenemos en cuenta el raid delictivos de los autores de los hechos que lo tuvieron al agente fiscal como protagonista. Seguramente ha sufrido en carne propia lo que lee todos los días en los expedientes judiciales. La reacción de Moure tuvo como destinatarios a los miembros del Poder Ejecutivo y Poder Legislativo. “Votan leyes que no le importan a nadie, como el derecho a votar a partir de los 16 años”, dijo llanamente el fiscal, con lo cual fijó posición desde su cargo oficial, convirtiéndose tal vez involuntariamente, en el vocero de un cuerpo que últimamente ha merecido todos los palos, que han partido desde el poder político, entre los cuales deben incluirse, las menciones que concejales de Acción Marplatense, el intendente Pulti y también la concejal de la Unión Cívica Radical, Vilma Baragiola, que impulsa la descentralización de los fiscales a los distintos barrios de la ciudad.

Pero el fiscal Rodolfo Moure, definitivamente conmovido por lo que le tocó vivir, a manos de menores de edad, reclamó “Las leyes necesarias, para poder combatir la inseguridad”, con lo cual definitivamente colocó la situación y el debate en un punto de no retorno. Moure debió frenar un intento de asalto, disparando su arma calibre 9 mm., para lo cual está facultado a actuar.

Ya suena insoportable para la sociedad marplatense, la disputa pública que mantienen  el fiscal Fabián Fernández Garello y el intendente Gustavo Pulti, mientras la ciudad en 2013 se encamina a batir su propio récord en cantidad de víctima mortales en forma violenta, producto de enfrentamientos en los denominados ajustes de cuentas, como comerciantes y vecinos que pierden su vida, a manos de delincuentes.

Es imposible leer la realidad de la ciudad, sino se vinculan esta serie de hechos entre sí. Lo sostenido por Casal (de fuentes irrefutables), lo que dijo el doctor Moure (a los dos canales de aire locales), merecen un cuadro estremecedor para el común de la sociedad, para quien trabaja, estudia, es turista, o simplemente deambula por Mar del Plata.

Pero también esta sucesión de declaraciones y afirmaciones, no deben escaparse de otros hechos, no menos graves e importantes en la problemática. Ya es insuficiente salir a pedir justicia, cuando no se ha podido garantizar seguridad. Porque ambas están encadenadas, la seguridad y la justicia, precisamente la cartera de Ricardo Casal, no desvinculado tampoco de la penitenciarías, o sea, el funcionamiento de las cárceles de la Provincia de Buenos Aires.

Yendo un poco más atrás, es imprescindible ir hacia otras declaraciones. El fiscal Marcos Pagella dijo en relación a la Unidad Penal de Batán que es lo mismo que esté abierta o cerrada, por la facilidad que tienen los reclusos para fugarse. También la justicia bonaerense, ordenó el cierre del Centro de Contención de Menores. La fiscal Andrea Gómez luego del asesinato del comerciante Labella dijo que buscar a los asesinos era como buscar una aguja en un pajar. Este dramático cuadro de situación es absolutamente real, incuestionable, no hay nada sacado de contexto ni tendencioso, tampoco es una sensación.

Es el conjunto de las políticas de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, Daniel Scioli y Gustavo Pulti, que según ellos en cada uno de sus anuncios y discursos, se eslabonan entre sí para decir que trabajan para la gente, en todo caso sería bueno que se tomen vacaciones.

Jorge Elías Gómez

[email protected]

Un comentario

  1. TIENE RAZON CASAL-EL INTENDENTE ES EL PRINCIPAL RESPONSABLE POLITICO Y SE TIENE QUE HACER CARGO DE LIDERAR LAS POLITICAS DE SEGURIDAD DE UN CIUDAD QUE HOY ES TIERRA DE NADIE.A PESAR DE LA CRISIS ECONOMICA Y FINANCIERA DE L A PROVINCIA NINGUNA CIUDAD RECIBIÓ TANTO COMO MAR DEL PLATA Y LOS RESULTADOS SON DESASTROSOS.ESTAMOS GOBERNADOS POR UN INTENDENTE INEPTO Y MENTIROSO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*