Carta de Lectores

Carta Abierta de U.G.A al Sr. Intendente Gustavo Pulti, clase política y vecinos de Mar del Plata?

SONY DSC
Pedimos reflexión y fomentar la paz social
Todos conocemos el estado de miedo y tristeza que sufrimos las ultimas semana por las innumerables situaciones de saqueo que se vivieron a lo largo y ancho de nuestro país, nuestra querida ciudad no fue ajena tampoco a estos infortunados hechos, por lo cual la Unión de Guardavidas y Agremiados le pide a CEBRA, Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines que reflexione sobre su postura de sostener un aumento inferior al 20% de los sueldos de los guardavidas.Nosotros como ciudadanos nucleados en una institución gremial, U.G.A, creemos que tenemos que convocar y fomentar la paz social. Estas maniobras de algunos concesionarios de balnearios, en complicidad con otros actores oportunistas, están estirando y llevando a un conflicto que -como en años anteriores- desembarca en pleno enero donde estos Sres. Empresarios salen siendo beneficiados por asistencia del Estado, ya sea Municipal o Provincial.

Los guardavidas no queremos seguir siendo los rehenes de los pedidos y demandas de estos Sres., por eso pedimos a la Municipalidad de General Pueyrredon, a través de su máxima autoridad política, Intendente Gustavo Pulti, que intervenga y solicite a CEBRA y demás concesionarios de balnearios que cumplan con la ordenanza 14269 y además adecuen los sueldos de los guardavidas privados al sueldo de los guardavidas municipales. En este sentido, proponemos crear una mesa de trabajo con los distintos actores gremiales, empresariales y políticos para que a través del dialogo evitemos posibles conflictos gremiales que solo favorecen a unos pocos. Hoy los guardavidas municipales ya están trabajando solo pensando en cumplir con su tarea de la mejor forma, mientras que en el sector privado no se llegó a un acuerdo, lo que indica que los concesionario de los balnearios quisieran fomentar el estado de crispación general; estos Sres parecen haberse quedado en la década del 90, donde con la complicidad del estado a través de su ideología hacia estragos sobre la clase obrera.

A modo informativo comentamos que los aumentos de unidades de sombra en la costa Marplatense van desde un 30% a un 70% en algunos balnearios en particular; aquí la pregunta es ¿es esta una discusión que debemos estar transitando con un conflicto a pleno enero considerando las plusvalías que ofrece la concesión o locación de un balneario en la costa Marplatense? Esta discusión absurda, llena de mezquindad, no perjudica sólo a los trabajadores de la seguridad de las playas marplatenses, perjudica al turismo local, perjudica al marplatense y perjudica a todos los que creemos Mar del Plata debe desplegar lo mejor de ella en cada temporada de verano. Perjudica a nuestra querida Mar del Plata.

U.G.A convoco hace algunas semanas a un estado de movilización permanente a todos sus agremiados e hizo extensiva esa convocatoria a todo el cuerpo de guardavidas de General Pueyrredon, denunciamos que los guardavidas privados estaban siendo discriminados al recibir un sueldo menor a los guardavidas que dependen del Municipio, seguimos sosteniendo y fortaleciendo ese reclamo para que se equiparen los sueldos entre el sector público y privado, y así respetar el articulo 14bis de nuestra Constitución que habla de igual remuneración por igual trabajo.

La UGA realizó, a través de uno de sus miembros, Lic. en Higiene y Seguridad. Facundo Chiariano MP 6573, un relevamiento de las condiciones de trabajo de los guardavidas donde se pudo observar que el 86,7% de los guardavidas no ha recibido por parte de sus empleadores un respirador manual, para utilizar en las maniobras de RCP (reanimación cardio pulmonar) mientras que el 63,9% no cuenta con botiquín de primeros auxilios. Se indagó también sobre las tarimas o casillas, lugar desde donde el guardavidas tienen la correcta visibilidad de los bañistas y donde se refugia frente a las inclemencia climáticas. El operativo de seguridad en playas funciona durante 150 días sin interrupción y más allá del clima. En este sentido, se observó que el 70 % poseen tarimas o casilla pero más de la mitad (59%) fueron realizadas por ellos mismos, incluso el 42,2 % la construyó con material comprado de forma personal o reciclado. Y más de la mitad de los trabajadores no cuenta con agua potable en sus lugares de trabajo.

Entonces,  ¿cómo podemos entender nosotros que estos Sres. Hablen o argumenten que no les dan los números cuando, por complicidad de distintos sectores están incumpliendo con distintas legislaciones, que casualmente acatarlas influiría en una porción minúscula en sus plusvalías? De nuevo, mezquindades que ponen en riesgo la integridad física de quienes realizamos y llevamos adelante el operativo de seguridad en playas. De nuevo, mezquindades que no nos permiten pensar en nuestra querida Mar del Plata.

Esperemos que esta carta abierta pueda ser leída por los actores que correspondan y ellos puedan asegurarnos un verano sin conflictos gremiales en plena temporada turística.

Los comentarios están cerrados.