Ciudad, Información General

Canchita de los Bomberos: Revés definitivo para el Plan Procrear en el lugar

El juez Leonardo César Celsi, subrrogante a cargo del Juzgado Correcional Nº 4, ordenó hoyvolver atrás con todo el procedimiento, rechazando la prefactibilidad con estudio de impacto ambiental que presentó la MGP, sometiendo el tratamiento en el futuro a una audiencia pública, rechazando de tal manera las actuaciones de la Municipalidad, tendientes a construir viviendas dentro del Plan PROCREAR, en el Barrio de Parque Luro.

La iniciativa fue rechazada por los vecinos, apenas anunciada la intención del gobierno nacional a través de la ANSES y el gobierno municipal, que fueron representando en el ese momento por delegados locales de la Administración Nacional de Seguridad Social y por el secretario de Gobierno, arquitecto Marcelo Artime, quienes intentaron convencer a los vecinos de las bondades del proyecto.

4 Comentarios

  1. Una verdadera lástima !!!! me quitaron la ilusión de la casa propia!!!! Con todos los problemas graves que tenemos, se dedican a judializar un proyecto que beneficiaria a famílias trabajadoras, de ” buen vivir”,y también profesionales con sueldos dignos !!!!!!

  2. Una verguenza la gente de la zona de la canchita creen que tener dinero los hace mas que otros, yo soy profesional, mi esposa tambien pero por mucho tiempo no tendremos la posibilidad de comprar una casa ya que los sueldos que percibimos los profesionales, muchas veces son muy bajos a pesar de que uno este preparado y hasta especializado, entonces uno tiene que ahorrar muchisimos años para tener alguna posibilidad. Este proyecto era una gran ayuda por los montos de los prestamos y por la facilidad del pago, pero primo el egoismo de gente como esta.

  3. En lugar de dar créditos para construir viviendas, deberían dar créditos para comprar viviendas, ya que en la ciudad hay miles de departamentos en desuso, y no hay necesidad de construir nuevas viviendas.

    Me parece bien que no dejen construir en la canchita de los bomberos. Hay muchos terrenos en la ciudad, pero como el caso es construir para “mostrar que se construye”, entonces no me parece bien este proyecto. Se suponía que en los planes PROCREAR el interesado debía aportar por lo menos el terreno, y que le den el crédito. No se suponía que el estado expropiara terrenos. También recordemos que el dinero proviene de la ANSES, y que no le pagan a los jubilados lo que les corresponden. Eso es una vergüenza.

  4. Cuando estoy ajeno a un conflicto y, en mi indefinición, me veo en la necesidad de tomar partido juzgando a una u otra parte, opto por un sistema muy simple: me pongo en contra de los que mienten, fantasean delirios, usan métodos violentos y/o lanzan falsas acusaciones.
    Hablando con el vecindario de la zona de la Canchita de los Bomberos, repasando viejos archivos periodísticos y alguno que otro expediente oficial, pude comprobar lo siguiente:
    ES MENTIRA que durante años los vecinos usaron voluntariamente ese lugar como basural.
    ES MENTIRA que toleraron la presencia de intrusos de un camping ilegal sin haber efectuado denuncias.
    ES MENTIRA que el vecindario sea fascista o nazi.
    ES MENTIRA que sean rubios blancos y racistas, puesto que allí viven varias familias de tez oscura originarias del norte del país.
    ES MENTIRA que los actuales residentes sean ricos millonarios equiparables a los propietarios del barrio Los Troncos. La mayoría son empleados, algunos son comerciantes y unos pocos son profesionales.
    ES MENTIRA que recién ahora se acuerdan de limpiar el lugar y poner en orden el terreno.
    ES MENTIRA que jamás hayan protestado por la construcción de ese mamotreto de museo, precisamente porque desde hace años reclamaban para ese sitio un centro de salud, una escuela, un terreno para actividades deportivas y una plaza para actividades recreativas.
    ES MENTIRA que la proximidad del mar invalide la necesidad de contar con un espacio público recreativo. No tiene nada que ver.
    ES MENTIRA que las tierras sean absolutamente propiedad del Estado, pues fueron donadas por un particular con la única condición de que allí se construya una plaza, lo cual implica que, de no hacerse así, la propiedad debe restituirse a su legítimo dueño.
    ES MENTIRA que semejante cantidad de nuevos vecinos no ocasionen un negativo impacto ambiental (más consumo de agua en una zona donde hay poca presión, reducción o anulación de una amplia superficie absorbedora de aguas pluviales, congestionamiento de tránsito y estacionamiento, problemas en la red cloacal, ocultamiento de la vista al mar de los actuales residentes, todos con casas de baja altura, etc).
    ES MENTIRA que si el cuestionado barrio no se hace allí, no hay otro lugar donde hacerlo y así quedarían truncas las esperanzas de miles de familias carecientes de vivienda propia.

    Hay varias mentiras más que ahora no me vienen a la memoria, pero creo que con esto basta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*