Deportes, Fútbol

Camoranesi deberá pagar $200 mil por una brutal patada

La Suprema Corte bonaerense le dio la derecha a la decisión de la Cámara Civil y Comercial de Mar del Plata y ordenó que el actual volante de Racing deberá indemnizar  a Roberto Pizzo, que sufrió una grosera infracción, y le significó el final de su carrera más la reducción del 39% de movilidad de la rodilla
 El 14 de agosto de 1994, Mauro Camoranesi fue el protagonista excluyente de una acción singular y que le reportaría serios dolores de cabeza hasta el día de hoy. En un clásico entre Aldosivi (equipo para el cual jugaba por entonces) y Alvarado, correspondiente a la liga marplatense de fútbol, fue a disputar una pelota dividida con Roberto Pizzo, un juvenil que tenía 18 años y un futuro prometedor, y con un uso desmedida de la fuerza le provocó una seria lesión.

Esa brutal patada le significó al contrincante el final de su trayectoria deportiva y una reducción del 39% de la capacidad de su rodilla izquierda, la cual se vio seriamente afectada por la jugada en cuestión. Entonces, tiempo después la Cámara Civil y Comercial dictaminó que el ex campeón del mundo con Italia debía resarcirlo con una suma de $200 mil y ahora el órgano que ratificó el fallo fue la Suprema Corte bonaerense.

En 2010, los jueces a cargo de la causa, Ramiro Rosales Cuello y Roberto Loustaunau, habían manifestado que “si bien no se puede calificar el accionar como intencional, denota una notoria torpeza, un exceso en la práctica del deporte, anormal y evitable y grosero apartamiento de las reglas del deporte”. Más tarde, la defensa del mediocampista de Racing presentó un recurso que fue rápidamente rechazado, por lo que no tendrá opción de abonar el monto establecido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*