Ciudad, Policiales

Cambios de jefes de policías

Los cambios en la cúpula de la Policía bonaerense que afectaron a ocho de sus quince integrantes, no serían las únicas modificaciones que se concretarían en la fuerza. Según trascendió ayer, estarían en la mira más de un centenar de comisarios mayores a cargo de DDI y Departamentales, al igual que varios comisarios inspectores.

De acuerdo a las versiones que trascendieron en las últimas horas, los cambios ordenados por el gobernador Daniel Scioli en la Policía no se agotarían en la cúpula, ya que autoridades políticas y policiales analizan por estas horas la situación de al menos 140 comisarios mayores y de otros 60 comisarios inspectores.

De esos 140 comisarios mayores, unos 40 estarían en condiciones de acceder al retiro porque “están pasados” en edad y años de servicio.

Pero de acuerdo a las distintas fuentes consultadas, esta profundización de la purga policial se haría en forma paulatina y alcanzaría, como se dijo, a varios jefes de Departamentales del Conurbano.

En tanto, luego de varios días de versiones y trascendidos sobre cambios en la cúpula policial, finalmente  el ministerio de Justicia y Seguridad confirmó los nombres de los nuevos integrantes de la conducción de la fuerza. Las modificaciones, que contemplan la continuidad como jefe de Juan Carlos Paggi, afectan a la mitad de la estructura de conducción de la Bonaerense.

En efecto, ocho de los quince integrantes de la cúpula anterior fueron retirados o cambiados de funciones, de acuerdo a la información oficial difundida por la cartera que conduce Ricardo Casal.

Nuevos nombres

Como se venía informando, Hugo Matzkin ocupará la Superintendencia de Coordinación Operativa y Roberto Castronuovo la Superintendencia de Policía de Investigaciones en Función Judicial, dos de los principales cargos.

El pasado lunes el gobernador Daniel Scioli había reclamado la renuncia de los 15 integrantes de la plana mayor de la Policía, pocas horas después de que se conociera que un uniformado asesinó a un joven en la ciudad de Baradero, hecho que volvió a poner en el ojo de la tormenta a la Bonaerense.

El mandatario, que confirmó al jefe de la Policía Juan Carlos Paggi en su cargo, señaló que con los cambios ejecutados en la fuerza policial se busca “acorralar al delito” y resaltó que se trata de “cambios operativos en base a los objetivos que buscamos en la lucha contra el narcotráfico y los desarmaderos”.

La medida incluyó el pase a retiro del coordinador general de Seguridad, Salvador Baratta; de José Raggio (Superintendente de Seguridad de Zona Oeste); Mario Martín (Superintendente de Seguridad de Zona Norte); Claudio Fernández (Superintendente de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas); Walter Carballo (Director de Investigaciones Complejas y Crimen Organizado) y Héctor Martínez (Director de Servicios Sociales).

Debido a estos cambios, Matzkin reemplazará a Baratta, mientras que el actual superintendente de Seguridad Zona Sur, Castronuovo, pasará a ocupar el lugar que dejará Matzkin como jefe de Investigaciones.

En tanto, el comisario mayor Sergio Bianchi (Departamental Morón) será ascendido a comisario general y sustituirá a Raggio en Seguridad Zona Oeste; Osvaldo Castelli, quien estaba a cargo de la Departamental de Mar del Plata, volverá a la Zona Norte para hacerse cargo del puesto que dejó Martín; y Guillermo Britos (Departamental Lanús) asumirá como reemplazante de Castronuovo en Zona Sur.

Por su parte, Sergio Zudaire, quien se desempeñaba en la Departamental Mercedes, será el nuevo superintendente Zona Interior.

Además, Marcelo Peña, titular de la DDI de San Isidro será ascendido de comisario mayor a general para estar al frente de Investigaciones Complejas y Crimen Organizado en lugar de Carballo, y también la comisaría general Regina Zonta (superintendenta de Seguridad Interior) pasará a ser directora de Servicios Sociales.

Rubén Lobos, quien proviene de la DDI de Zárate-Campana, estará a cargo de la Superintendencia de Policía de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas.

Scioli justificó los cambios y dijo que buscan “profundizar las políticas de seguridad, aumentar la prevención, combatir el crimen organizado, y perseguir y neutralizar el narcotráfico”, en tanto negó que se tratara de una “purga”.

Los nuevos jefes asumirán en forma inmediata, mientras se estudia profundizar los cambios en las estructuras de conducción de la Policía.

Las autoridades del ministerio de Seguridad analizan la situación de al menos 140 comisarios mayores, responsables de DDI y Departamentales, de los cuales unos 40 están en condiciones de pasar a retiro por edad y años de servicio. También están en la mira otros 60 comisarios inspectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*