Deportes

CALVIctoria

Assie vs Lanús
Siempre está. Brice Assie volvió a ser el máximo goleador de Quilmes.

Se volvían a ver las caras después de 48 horas. Quilmes venía de perder el viernes dejando una pálida imagen en Buenos Aires, pero que mejor para revertir esa actuación que en casa. Sin embargo nada cambió. El Cervecero volvió a jugar mal y encima tuvo porcentajes muy bajos en dobles (39%) como en triples (25%). Para colmo, se chocó con Lucas Victoriano que cuando tenía que aparecer apareció. A pesar de todo esto, el Tricolor estuvo cerca del triunfo cuando a 27 segundos del final Esteban López clavó un doble. Pero la alegría le duró poco, porque a falta de cinco por jugar, Fernando Calvi aportó dos puntos para sentenciar la cuestión 62 a 61 para Lanús.

De movida el nivel de juego fue flojo. Ni uno ni otro se hizo dueño de la pelota aunque de las manos del base visitante (6 puntos) y del alero Acosta (4), nacieron lo ataques más claros en el inicio del partido. Por el local, el marfileño comandó cada ataque sin lucirse demasiado (4 de 4 en simples). Con el correr de los minutos el trámite del encuentro siguió igual. Asimismo, Quilmes sacó una luz de ventaja (19 a 12) después de un doble del ala-pívot.

En el segundo cuarto el Cervecero comenzó mejor. Si bien mejoró en los porcentajes de cancha (6 de 9), continuó sin jugar bien. Sin embargo, un triple del capitán Tricolor estiró la ventaja a 10 (32 a 22), pero en un abrir y cerrar de ojos, la visita se despertó en ataque y marcó un parcial de 11 a 2 (34 a 33). Con el final más parejo y equilibrado, los dueños de casa se fueron al descanso largo ganando 36 a 33.

Al regreso de los vestuarios, lo peor de la noche Cervecera. Tan sólo seis puntos en ofensiva. Tremenda sequía de sus jugadores que vieron como el Granate se les empezó a escapar en el marcador con Lucas Victoriano como arma letal (10 puntos). Como así también la defensa en zona que propuso el conjunto de Silvio Santander que le complicó y mucho a local.

En el arranque del cuarto final, el visitante sacó la máxima diferencia (42 a 53) pero encontró en López (3 robos y 7 puntos) el jugador clave para la achicar la desventaja y poner en partido a los de Avenida Luro. Con garra y corazón, el número 11 se encargó de transmitir fuerza a sus compañeros y de levantar al público presente.

Con un minuto por jugar llegaron las emociones. Cuando el tablero marcaba 60 a 58 favorable a Lanús, el capitán de Quilmes sacó a relucir todo su temperamento y clavó un triple a 27 segundos del final. Sin embargo, la alegría duró poco. Porque Calvi tomó el último tiro y encestó de dos para darle la victoria a su equipo.

Otra vez jugó mal y se quedó sin nada en sus manos. Sin Edwards en un buen nivel (jugó poco) y un solitario Assie en ofensiva, los de De la Fuente siguen sin encontrar un funcionamiento de equipo en la presente temporada. A siete días de un nuevo clásico, temas centrales a mejorar.

Síntesis:

Quilmes 61:

Martín Müller 3, Esteban López 10, Facundo Piñero 8, Brice Assie 17 y Jason Keep 2 (FI); Nicolás Romano 5, Carl Edwards 11, Leonardo Peralta 2 y Juan Cangelosi 3.

DT: Esteban De la Fuente.

Lanús 62:

Lucas Victoriano 16, Fernando Malara 4, Ariel Acosta 10, Levy Jamal 11 y Terrell Taylor 4 (FI); Nicolás Laprovvitola 4, Fernando Calvi 6, Diego Prego 7.

DT: Silvio Santander.

Parciales: 19-14/ 36-33/ 42-54 y 61-62.

Arbitros: Alejandro Chiti y Sergio Tarifeño.

Estadio: Once Unidos.

Por Maxi Ibáñez.

Los comentarios están cerrados.