Destacado, Política

Cae $ 900.000.000.- coparticipación a los municipios

Es por una quita en el reparto de la coparticipación nacional.
Inquietud de intendentes en un marco de urgencias financieras. La explicación técnico-legal del problema resulta un tanto engorrosa.

Pero si algo tienen en claro los intendentes bonaerenses es la consecuencia, tan sencilla como contundente para sus municipios: este año recibirán, en conjunto, unos 900 millones de pesos menos que los que percibieron el año pasado a través del sistema de coparticipación nacional de impuestos.
La “pérdida” se inscribe en previsiones que indican que 2012 será un año de “estrechez financiera” para los municipios. Y se suma, para casi 80 comunas, al menor porcentaje de la coparticipación provincial impositiva que recibirán este año por el cambio en los índices de ese reparto que dispuso la administración de Daniel Scioli.
UN FONDO QUE VA Y QUE VIENE

La caída global de 900 millones en los ingresos que los 135 intendentes bonaerenses habían calculado para 2012 tiene que ver con la Ley Federal de Educación, que preveía la creación de un Fondo equivalente al 6% del Producto Bruto Interno (PBI), y que el gobierno nacional “llenaba” restando el monto correspondiente de los recursos que, por la coparticipación de impuestos, debe girar a todas las provincias y que éstas, a su vez, reparten entre los municipios.

Aunque esa ley venció hace unos años, el Ejecutivo nacional seguía prorrogando la vigencia del Fondo Educativo, incluyéndolo en el Presupuesto de cada año. Pero en el 2011 la Nación no conformó el Fondo y por lo tanto no descontó de los giros a las provincias el monto correspondiente. Consecuentemente, el reparto de ese recurso entre los municipios significó para éstos un porcentaje mayor de ingresos que en años anteriores.

Con ese antecedente, a fines del año pasado el gobierno nacional informó que en 2012 tampoco se iba a instrumentar el Fondo Educativo.  Así, las comunas calcularon en sus Presupuestos de este año el mismo porcentaje de ingresos por coparticipación que habían recibido en 2011.
Pero durante el tratamiento del Presupuesto nacional 2012 los legisladores agregaron al texto original enviado por el Ejecutivo un artículo que recreó el Fondo Educativo; un añadido que pasó prácticamente desapercibido para la mayoría de las administraciones municipales, que continuaron creyendo que tendrían un volumen de recursos que ya no sería tal.

“DOBLE” QUITA

Como agravante, según pudieron reconstruir los intendentes, el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, ordenó que se practique el descuento necesario para instrumentar el Fondo sobre los recursos coparticipados, recién a fines de enero. Así, el dinero girado por ese mes no tenía la quita y a fines de febrero los intendentes se encontraron con un ingreso por coparticipación sustancialmente menor al esperado: era el resultado del descuento por el Fondo Educativo no sólo de febrero sino también del que les habían pagado “erróneamente” en enero.

PREOCUPACION

Con esa “quita”, la mayoría de los jefes comunales -si no todos- se enteraron recién en la semana que pasó de que durante el resto del año recibirán un volumen de recursos por coparticipación menor al estimado en sus Presupuestos.

La situación ha generado nerviosos contactos entre los intendentes. En algunos municipios, el menor monto de ingresos puso en riesgo hasta el pago de los sueldos. Y para la mayoría significa un “agujero” financiero importante.

Según fuentes municipales, la Provincia auxilió en estos días a las comunas que afrontaron dificultades de pagos por esta situación, adelantándoles la coparticipación correspondiente al reparto de los ingresos por juegos de azar, casinos y el fondo sojero. Pero, subrayaron, la administración de Daniel Scioli ya les advirtió que más adelante les descontará esos anticipos, ya que “la Provincia no puede compensar con sus propios recursos” la quita por el Fondo Educativo.

Es que se trata de unos 900 millones de pesos al año. El promedio ronda los 7 millones por comuna. Aunque, por supuesto, algunas hubieran recibido el doble o más de esa cifra y otras mucho menos -de acuerdo al índice general de coparticipación-, los intendentes sostienen que, en  proporción a la dimensión de sus gastos y sus finanzas, la quita “significa un monto muy importante” para todos los municipios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*