Ciudad, Información General

Buscan adecuar cabinas telefónicas para facilitar el acceso a usuarios con capacidades diferentes

A través de un proyecto de ordenanza propuesto por el concejal Javier Woollands, se estudia en las distintas comisiones del Concejo Deliberante la posibilidad de exigir a los locutorios que adecuen las medidas de sus instalaciones y principalmente, que contemplen la inclusión o adaptación de una cabina telefónica para uso de las personas con discapacidad motriz.

El proyecto del concejal Woollands sostiene que se “deberá garantizar la libre accesibilidad al local para todas aquellas personas que se movilicen en sillas de ruedas, con bastones o disminuidos visuales”, así como también garantizar en el interior del local un recorrido sin barreras de ningún tipo hasta la cabina que deberá estar adaptada y tener en cuenta los movimientos que deban hacer los usuarios”, explicó el autor del proyecto.

En la Constitución Nacional se establecen medidas para garantizar la igualdad de oportunidades y en particular, entre otros, para las personas discapacitadas y también otras leyes nacionales que son tenidas en cuenta para la elaboración de ordenanzas en el ámbito local. En ese sentido, el concejal Woollands sostiene que las normas vigentes que contemplan situaciones de este tipo, no hacen mención explícita  “sobre las condiciones de Accesibilidad, desde el exterior, a ese local comercial, ni tampoco se determinan condiciones para su accesibilidad en el interior de estos comercios”.

“El estado municipal debe garantizar condiciones de igualdad y de equiparación de oportunidades y creo que con esta ordenanza nos ponemos a la altura de las circunstancias, porque les permitirá a las personas con capacidades diferentes hacer uso de este legítimo de derecho que tienen”, explicó el concejal de Acción Marplatense.

Asimismo, se pretende que “estas cabinas  tengan a disposición de los usuarios los elementos técnicos correspondientes para uso de hipoacúsicos o sordos y ciegos y las necesarias comodidades ergonómicas para que puedan ser utilizadas en las mejores condiciones posibles, adaptadas a su condición física de movilidad y/o comunicacional”.

Finalmente, Woollands mencionó que los locutorios deberán colocar una calcomanía con el Símbolo Internacional de Acceso a los fines de facilitar  la fácil identificación de los usuarios con capacidades diferentes.

Este expediente fue aprobado en la comisión de Calidad de Vida del Concejo Deliberante y ahora espera ser tratada en las comisiones de Obras Públicas y Legislación, antes de ser debatida en el plenario del Concejo en el recinto de sesiones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*