Ciudad, Información General

Bruno Ganz será declarado visitante notable

“El artista vendrá a Mar del Plata para participar del 25º Festival Internacional de Cine y será una excelente oportunidad para concretar este homenaje”, explicó Rosso.

Ganz nació el 21 de marzo de 1941, en Suiza, e inició sus estudios de teatro en el Bühnestudio de su ciudad natal. En 1962 se trasladó a Alemania para ampliar sus conocimientos en arte dramático.

Gracias a la excelente labor de sus profesores Peter Zadek y Kurt Hübner, no tardó en destacarse por sus aptitudes interpretativas y comenzó su carrera como actor sobre los escenarios teatrales;

Durante la década del `60 trabajó en diversas producciones para las televisiones suiza y alemana, respectivamente.

En 1967 conoció al director Peter Stein, con quien cinco años después cofundó la compañía Schaubuehne, en Berlí9n, convertida hoy en ejemplo de audacia e independencia de criterio. En Schaubuehne coincidió con otros grandes de la escena centroeuropea, como los actores Jutta Lampe, Edith Clever y Otto Sander.

Cinco años más tarde integró el elenco del estreno mundial de la obra de Thomas Bernhard,  “Der Ignorant und der Wahnsinnige” (El ignorante y el demente), bajo la dirección de Claus Peymann, en el Festival de Salzburgo.

Por su parte, la revista especializada Theater Heute le concedió la distinción al Actor más Destacado del Año, en 1973.

A los diecinueve años apareció en dos filmes de Karl Suter: Der Herr mit der schwarzen Melone y Chikita. Pero, fue en 1975 cuando comenzó verdaderamente su carrera como actor de cine tras su tarea en La marquesa de O, bajo la dirección de Éric Rohmer.

Esta película histórica recibiría el Premio del Jurado en el Festival Internacional de Cine de Cannes y lanzó a Ganz como uno de los actores europeos más solicitados de la siguiente década.

Una de las cualidades más destacables de Bruno Ganz ha sido siempre su facilidad para trabajar en varios idiomas, como alemán, inglés y francés.

En la década del ´80 participó de dos proyectos cinematográficos destacables. Círculo de engaños, de Volker Schlöndorff, junto a Hanna Schygulla, por un ladeo y En la ciudad blanca, del suizo Alain Tanner, por el otro.

En los ´90, Ganz continuó alternando su actividad sobre los escenarios con rodajes para los nombres más eminentes del cine europeo. En este contexto se sitúan sus interpretaciones en filmes como “Tan lejos, tan cerca” (1992), segunda parte de El cielo sobre Berlín; “La ausencia” (1993), de nuevo con Handke, y, sobre todo, “La eternidad y un día” (1998), de Theodoros Angelopulos;

El nombre de Bruno Ganz trascendió el ámbito del cine de autor para entrar en el de la más viva polémica cuando en 2004 aceptó interpretar el papel de Adolf Hitler en la película de Oliver Hirschbiegel, “El hundimiento”, conocida en nuestro país como “La caída”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*