Destacado, Política

Brandoni: “La sociedad tiene una alta tolerancia a la corrupción y al justicialismo”

“Primero fue con Perón, luego con Menem y ahora con estos también”, dijo Brandoni, cerrando la idea. La coincidencia entre el actor y Jorge Lanata. Un militante que desde la escena interpretó a Illia y que se llevó el premio Estrella de Mar de Mar protagónico. El periodista que con Periodismo Para Todos, puede con el futbol, suma millones de televidentes y que el domingo anterior cerró su programa con un editorial, en el que sólo leyó la declaración de bienes del doctor Illia, cuando fue derrocado, en un claro contraste a la ostentación y la acumulación de riqueza desde el poder público, que es un signo emblemático del gobierno del matrimonio Kirchner.

“Así está el país, así está la sociedad”, reflexionó Brandoni, quien no ocultó su satisfacción cuando se enteró que Lanata había llegado a 25 puntos de rating (superando los 16 del futbol) y que de alguna manera su obra se había reflejado en millones de personas.

Brandoni y su arte en escena, para interpretar a un presidente argentino, que medio siglo después rescata la historia, un golpe de Estado con militares y la CGT en el acto de asunción del movimiento sedicioso. Illía fue, es y será la contracara del kirchnerismo. Cero corrupción, humildad, austeridad, democrático, republicano, decente, honesto, respetuoso y patriota de verdad, no del relato propio.
Brandoni y su arte en escena, para interpretar a un presidente argentino, que medio siglo después rescata la historia, un golpe de Estado con militares y la CGT en el acto de asunción del movimiento sedicioso. Illía fue, es y será la contracara del kirchnerismo. Cero corrupción, humildad, austeridad, democrático, republicano, decente, honesto, respetuoso y patriota de verdad, no del relato propio.

mdphoy.com obtuvo una reflexión de Luis Brandoni, sobre la intensidad que cobró su obra en la televisión abierta. Así fue invitado a compartir el efecto multiplicador de esa emisión, en relación al efecto que él difundió con su propuesta teatral en pleno verano marplatense.

En este especial momento, Brandoni fue contundente y dejó las siguientes consideraciones, sobre el significado de haber ocupado desde su lugar el gran efecto de transmitir la vida de Don Arturo Illia:

Sobre el editorial de Lanata dijo, “Me encantó, más vale tarde que nunca, fue una gran idea que comparto, y realmente fue emocionante”, luego de observar la grabación, dado que no había observado en directo el programa ya que se hallaba actuando en Bahía Blanca.

– “Don Arturo fue buena gente con coraje político, no sólo decente, esa sólo era una, entre otras grandes virtudes que él tenía”.

– “Cuando el golpe de Estado de Juan Carlos Onganía, que derrocó a Illia, la CGT concurrió al acto de asunción del mando del militar, con la presencia de Augusto Vandor incluida. En esa época se demostró que cualquier tirano puede ser presidente. A Illia el periodismo lo esmeriló a través de revistas importantes”.

– “Así está el país y la sociedad, también a Raúl Alfonsín, 20 años después fue una multitud a despedirlo, pero la gente fue a pedirle disculpas por no haber entendido lo que se quería hacer con el país, y darle su apoyo cuando tuvo que luchar contra todo el aparato represivo que estaba armado y en ese clima llevar a juicio y condenar a la junta de militares”

– “Pero ya es una tradición de este pueblo de tener una alta tolerancia a la corrupción y al justicialismo. Primero fue con Perón, luego con Menem y ahora con éstos también”.

– “Pero va a llegar el día en que el P.J. va a tener que pagar sus errores ante los argentinos, pero la sociedad continúa siendo más permisiva con ellos que con los radicales. Hay una tolerancia a la corrupción cuando la economía está bien, sino salen a flote los casos que estamos viendo ahora y que se conocen a través del periodismo también”

Brandoni no olvidó que aún está vigente la ley que impulsó el doctor Alfonsín, para trasladar la Capital Federal a Viedma. En ese momento se habló de una fantasía, hoy Buenos Aires está desbordada e incontrolable, se pierde a grandes pasos la calidad de vida. El kirchnerismo ha comenzado a instalar la idea de trasladar la capital del país, hacia el oeste como una forma de mirar al Pacífico.

Luis Brandoni viste la estirpe de un gran actor, que no tiene épocas, sino que tutea con el éxito, confiable y profesional. No confunde ni hace confundir a su público. Ha tenido además un coherente derrotero político que le ha servido para ganarse el respeto de toda la UCR y vastos sectores de argentinos independientes.

El final de Periodismo Para Todos, tuvo un cierre editorial en su último programa a cargo de su conductor Jorge Lanata. El mensaje fue una simple lectura de un inventario. En la misma se brindaba un detalle de los bienes con los cuales, el doctor Arturo Humberto Illía, dejaba la presidencia de la Nación. Algunos trajes, corbatas, zapatos, camisas, sacos, pantalones, nada más. Una vivienda y un consultorio médico, de los cuales era propietario antes de asumir la presidencia de los argentinos.

Humildad, modestia, austeridad, sinceridad, honradez al servicio de un país. Lanata no agregó demasiado sólo se limitó a leer, un ejemplo de hombre republicano y de la democracia, que no había llegado al poder para enriquecerse, sino que al contrario, salió empobrecido, arriesgando además la salud de su familia.

Lanata con el éxito televisivo del momento, ha obligado al gobierno nacional a emitir el partido principal de la fecha en el programa Futbol Para todos. Periodismo para todos logra 25 puntos de rating en un horario central. Esos millones de personas tuvieron la oportunidad de recordar, conocer y enterarse de cómo había un presidente ejemplar de la República Argentina.

A Illia lo interpretó Luis Brandoni con escaso suceso de público en la temporada teatral de verano en 2011/12. No obstante logró quedarse con los premios a Actuación Protagónica Luis Brandoni y Revelación Paula Trucchi: la obra contó con la producción general de Luis Cella.

Brandoni festejó sus 50 años de teatro con la obra y su apuesta a la cartelera de verano tuvo el acompañamiento del empresario Carlos Rotemberg, que defendió el producto como reconocimiento a la militancia, a los valores “Es una obra cuya relación sigue un camino que arrancó en Buenos Aires. Donde tampoco hubo una gran afluencia de público, sino una apuesta que pasa por otro lado, no todo es un borderaux como decimos nosotros, sino habría que ver cómo un primer actor como Brandoni, no elige sumarse a una propuesta fácil luego del éxito televisivo que tuvo por Telefé los domingos por la noche. Es una elección personal de convicción, que lo satisfaga y deja en segundo plano el terreno de los números como lo hizo en Buenos Aires y como lo hace en Mar del Plata, donde los estamos acompañando, que lo haga insisto, por qué no es todo un negocio que cierra con números sino con otras serie de particularidades”, definió el empresario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*