Política

Boudou, un viejo pájaro de averías judiciales, ocultó bienes gananciales a su ex esposa

1006491_10201508047686112_357337059_o

El doctor Eduardo Andriotti Romanín, no es ajeno a mucho de los trámites judiciales que hoy sobresaltan al país y tienen en la cuerda floja al vicepresidente de la Nación. Romanín siempre sostuvo que no debía apuntarse a Vanrderbroele, sino a Núñez Carmona, quien era el verdadero socio de Boudou, tal cual viene sucediendo en la actualidad, a medida que se avanza en la toma de declaraciones.

Boudou ha sido un consuetudinario burlador de la ley, apelando a las chicanas habidas y por haber, paras no rendir cuentas y evitar hasta declarar un auto, para no ser reconocido como bien ganancial en el divorcio de su esposa Daniel Andriuolo.

Romanín hasta se permite brindarle sugerencias al juez Lijo, en la seguridad de obtener eslabones perdidos de esta cadena de complicidades, cuya madeja parece ir desentrañando el magistrado.

El doctor Eduardo Romanín, es pre candidato a gobernador  en la Provincia de Buenos Aires del PSA e integrante de UNEN. Fue apoderado de la ex mujer de Amado  Boudou, y por lo tanto, su testimonio es de vital importancia por estas horas, ya que brinda detalles inéditos, de épocas en las cuales Boudou hizo de las suyas en Mar del Plata.

Por tales razones mdphoy.com , requirió sus impresiones sobre el actual momento, obteniendo puntuales respuestas y detalles desconocidos sobre los movimientos de Amado Boudou. Romanín fue un referente de consulta permanente de Hugo Alconada Mon, Nicolás Wiñazky y Emilia Delfino, en las investigaciones que tuvieron a Mar del Plata, como fuente de información.

A usted le tocó litigar con Amado Boudou, por el divorcio controvesial con Daniela Andriuolo.

¿Cuáles eran las diferencias y cómo fueron resueltas? Un auto, un departamento, todo fue un arreglo en términos de acuerdo o hubo algo más, es decir pagar el silencio de quién fue nada menos que su esposa.

Los reclamos de mi clienta Daniela Andriuolo eran dos, primero, quería que se le reconozca el Estado Civil. Es decir, que Boudou reconociera que había estado casado con ella y que no siguiera declarando públicamente que era soltera. Esto se logró, apenas presentada la demanda, cuando en una declaración pública, Boudou no tuvo más remedio que reconocer que había estado casado con Daniela Andriuolo. En segundo lugar, la acción buscaba obtener una rendición de cuentas sobre el destino de los bienes gananciales, que se obtuvieron durante el matrimonio. Este aspecto todavía no tiene una resolución en la justicia, donde Boudou sigue negando la existencia de bienes gananciales fruto de su matrimonio.

¿Qué Andriuolo haya decidido radicarse en Italia, es algún indicio de lo que está sucediendo ahora con el vice presidente de la Nación? Hay muchas personas que han debido dejar el país, se han quedado sin trabajo, han sido amenazadas etc. que están ligados a la causa

Andriuolo se fue del país antes que trascendiera el negociado de Ciccone. Se fue por razones personales. Desde luego que su permanencia fuera del país durante todo este proceso es una situación que el vicepresidente debe mirar con mucha simpatía. Sin que ello implique un juicio de valor con respecto a la situación planteada.

¿Cuáles eran los mecanismos de estrategia de defensa para Boudou, hubo chicanas, dado que intentó ocultar bienes gananciales en el juicio de divorcio, es decir engañar patrimonialmente a su mujer?

La estrategia del vice es similar a la que utiliza en el caso Ciccone, es decir, mentir y negar todo lo que pueda comprometerlo. Cuando contestó la demanda negó fervientemente la existencia de bienes gananciales en la sociedad conyugal. Según relata en su conteste la demanda era infundada y extorsionadora y no existía de la sociedad conyugal bien alguno a dividir. Con el transcurrir de la acción, tuvo que reconocer que un automóvil Honda efectivamente había sido adquirido durante su matrimonio y era por lo tanto un bien ganancial. Su abogada a su vez fue condenada por el Tribunal de Disciplina del Colegio de Abogados de Mar del Plata, por las formas y los modos en los que trato al suscripto y a Andriuolo en el escrito de responde. Es decir Boudu utilizó cuánta chicana estuviese a su disposición para alargar el proceso sin importarle los mecanismos a utilizar. Personalmente pienso  que el Vicepresidente es un abogado frustrado y por lo tanto  denuesta y desprecia a los abogados de la matrícula, pergeñando él sus propias estrategias de defensa sin importarle el fundamento jurídico normativo que sus dichos contemplan. Esto sin entrar en el tema honorarios, donde por dichos de colegas su actitud es muy mezquina. al punto que sus abogados en el divorcio no percibieron sus honorarios.

Usted cree que Andriuolo conserva fotos de casamiento con Boudou, en el que pueden aparecer Vanderbroele y Núñez Carmona, que pueden ser vitales en el esclarecimiento del caso.

Creo que, Andriuolo debe tener una reseña fotográfica de su casamiento muy extensa. La existencia de fotos con Vanderbroele no es algo que se pueda descartar de antemano, atento el lazo filial que unía a este con la doctora Escaray -prima de Vanderbroele  y  novia de Núñez Carmona- que motivaron  que en el año 1990 en un viaje a EE.UU graficaran su relación. Si usted me pregunta sobre mi creencia de la existencia de un conocimiento  previo entre Boudu y Vanderbroele, mi respuesta es sí, y creo que Lijo  debería ahondar  su investigación a los años 1991 y 1992 y sobre todo a la presencia del primo de Escaray Zapiola, en la fiesta de casamiento de Amado en Tio Curzio. La banda de Boudu -antecesora de la banda de Rolando- tuvo en Mar del Plata, actuaciones destacadas con huellas muy notorias. Por último es bueno significar, que la presencia de Boudu en los tribunales realza la división de poderes de un sistema republicano, que es algo que los argentinos debemos potenciar. La corrupción, y los delitos que de ella surgen deben ser una materia imprescriptible en la legislación argentina. De esta forma los Boudou pasarán a ser un mal recuerdo en nuestro país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*