Destacado

¿Baragiola ganó o perdió las elecciones? ¿Hay Maiorano hasta el año que viene?

20130623002951

¡¡¡Tampoco tiene cintura política!!! ¿Cómo que tampoco tiene cintura política? La “indirecta” estaba dirigida a Nicolás Maiorano, a quien su rolliza figura, lo dejó expuesto la bronca de todos sus pares correligionarios. Sobre él cayó el peso de la negociación de la titularidad de las comisiones, con magros resultados para la UCR.

Baragiola hizo bingo, atribuyéndole la Comisión de Obras a la contadora Cristina Coria, en lo que tendría relación con el reciente proyecto aprobado del Código de Reordenamiento Territorial, que impulsó en trámite sumarísimo la flamante presidente del HCD, como si algo ya hubiera estado acordado.  Se aseguró el tránsito de los expedientes con las modificaciones que se instrumentarán. Eso era del interés de Baragiola, indefectiblemente.

Pero Nicolás Maiorano se quedó sin nafta.  El Frente Cívico y Social quedó al margen de las comisiones grandes,(con lo que eso significa en los 2 años donde se jugará la intendencia) y no pudo imponer con autoridad la legitimidad de los sufragios obtenidos. Acción Marplatense, el Frente Para la Victoria y el Frente Renovador se colocaron los antifaces y fueron de saqueo, peronistas al fin, arriaron con Hacienda, Legislación, Recursos Hídricos, Calidad de Vida y Turismo, mientras que Sáenz Saralegui deberá lidiar con Transporte, un área no desconocida para el hombre de Agrupación Atlántica que aprovechará la experiencia de Fernando Arroyo que con otros bríos fue encomiable su labor al frente de la Dirección de Transporte y Tránsito, claro fue hace 20 años, que no siempre son nada.

Un reparto que no deja en la intemperie total al intendente, sólo por ahora. Ahora pedir que perdure este acuerdo, es harina de otro costal. Pulti debe estar declinando una lejana aspiración a un tercer mandato, porque sabe que está durmiendo con el enemigo. Hay que buscar un perfil afín que reúna a toda esa tropa cargada de ambiciones. No hay que ser René Lavand con un mazo de 40 naipes españoles, para sacar la baraja justa. El desgaste será con el papel esmeril más rugoso.

Como quedó dicho la UCR se quedó con Obras y Servicios Públicos, Deportes y Desarrollo y Promoción. Una primera lectura, indica que no correrá sobresaltos la errática y deslucida gestión oficial, sino que será más de lo mismo, es decir predominando el gris, no por la materia sino por el color. La gobernabilidad a Pulti le costará  ceder espacios, por ahora en el Concejo Deliberante, con socios que le garantizan número y nada más, no tendrá otra chance.

Podrá observarse en el futuro un Pulti más perdido y menos autónomo, analgésicos y antiácidos con doble dosis, lo esperan en un tránsito donde deberá tragarse más de un sapo. Sin confort, incómodo, endeudado y sin respaldo. A quien no le irá mejor será a Nicolás Maiorano, cuyo lánguido perfil no lo dejó a la altura de las circunstancias. Sólo por la actitud recoleta de las fiestas de Fin de Año, la cosa no pasó a mayores, los apuros del asueto dejaron decisiones para el año que viene. Pero ya comenzó el pase de facturas, por ejemplo: ¿Cuál fue el aporte de Maiorano al triunfo de Baragiola? Y otras actitudes demasiado permeables al oficialismo, desde la Comisión de Transporte, que despertaron enojos. Hoy Maiorano no resiste una interna en su propio bloque, lo cual lo debilita como interlocutor. Estas son las primeras esquirlas del nuevo tiempo político que se viene. Las pulsaciones laten a mil. Sólo resta esperar el avance del nuevo almanaque que se inicia dentro de unas pocas horas.

Jorge Elías Gómez

[email protected]

2 Comentarios

  1. Al mitomano de Pulti le quedan dos años.Espero que la sociedad marplatense quiera dejar atras la mentira y no solaamente cambiar de mentiroso

  2. Gracias Mariano por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*