Carta de Lectores

Aumento en Obras Sanitarias: “A llorar a los rincones y revisar todo”

Daniel Díaz, nuevo integrante de la administración de OSSE, como Director Obrero, a su vez Secretario General del sindicato (SITOS), se manifestó sobre la situación de Obras Sanitarias. Con el medio El Retrato de Hoy, habló acerca del aumento en sus tarifas y que “la inflación se está comiendo a Obras Sanitarias…”. Se explayó del aumento salarial que reclaman. De la doble función que ejerce, justificándola aunque muchos cuestionan. En particular defendió la postura oficial de ir por el 70% de aumento en la facturación de Obras Sanitarias, que en el Concejo se busca sea del 40%.

El 70% expuesto originalmente por el presidente de la empresa municipal, Mario Dell Olio, se divide en un 40% ahora y a mediados de año el 30% más. Esta fórmula llevaría a una factura común de $400 pesos, en lo inmediato a $560 y luego, por el resto del 2017 a $728. Los números también están ligados a lo que cobra la empresa municipal para trasladarlo después a la comuna, el GIRSU, por lo cual esos números se vinculan a lo que corresponda a este gravamen. El gremialista asimismo cuestiona tal cosa ya que sería un compromiso finalizado. También se refiere a los aumentos en la energía, como si sólo lo sufriera OSSE. De igual manera, la población del partido de General Pueyrredon, afrontaría, en una situación económica muy complicada, una nueva suba por un servicio que históricamente, antes de la administración de Dell Olio – Pulti, con esta continuidad Dell Olio – Arroyo, era mucho más racional.

Lo puntualizado se da “en el marco salarial que vienen reclamando los trabajadores de Obras Sanitarias…”, según explica el portal señalado. De esta forma se asiste nuevamente al habitual tira y afloja del ajuste salariazl al cual luego se arriba, poniendo por delante de la trinchera al trabajador. En ese ir y venir de negociación, curiosamente está en los dos lados del mostrador Daniel Díaz.

“A llorar a los rincones y revisar todo”, indican dos integrantes de Jubilados Activos de Obras Sanitarias, Mario Belli y Miguel Toscano, que representan otro factor del resultado final que se debe dar, aclarando que “nunca hubo consideración  para los pasivos de la empresa, ni por Dell Olio ni el SITOS. Si se llega a esta  urgencia, y lo es para activos y pasivos, culpa directa del Intendente Arroyo, atrasando los nombramientos en OSSE, acompañado fielmente en este descontrol por el Concejo Deliberante y el propio sindicato. A todos los tiempos se les escaparon metidos en sus propias internas y así se arribó a un absurdo decreto del presidente del Concejo, asumiendo autoridades en forma ilegítima para firmar el  pago a los empleados y despachar fondos a la comuna. Luego lo que mandan las normas en un zafarrancho institucional. Después, el atraso y los apuros que se vienen, les toca a estos irresponsables”.

Indican igualmente que “las señales son cada vez más negativas en cuanto a un manejo que ahora se personaliza en el ingeniero y el gremialista. Ambos parecieran imprescindibles y únicos, al frente de Obras Sanitarias uno y el SITOS el otro. Recordemos que durante todo el año pasado de 6 funcionarios que debía tener la empresa, contraviniendo las normas, tenía sólo 3, contando a la Síndico, que para nosotros no controló acabadamente, la que ahora se repite, más allá de la falta de respuestas en muchas cuestiones obscuras. Igualmente hoy falta uno más. El Concejo nunca quiso saber por más documentación aportada. Tampoco Arroyo, con el silencio que hizo a nuestros reclamos por escritos”, dicen los referentes jubilados.

Preguntados que es lo que esperan, indican que “… por supuesto que lo nuestro va ligado a lo que se le aumente al activo, pero también lo vemos como ciudadanos que pagamos igual que cualquiera los costos de Obras Sanitarias y esto se debería analizar profundamente”.

Ejemplifican sobre las advertencias indicando que “no podemos concebir a la comunidad pagando partidos de fútbol de un equipo de Obras Sanitarias. En el 2015, a requerimiento del sindicato, se sacaron $58.000 y en el 2016, $21.500.  Cuando los chicos van aquí o allá,  juntan dinero de una manera y otra. Aquí no, los grandes necesitan del sponsor obligado, el vecino. Siempre distorsionando la forma de gestionar. Hoy desde adentro hay quejas, pero existen bonificaciones en negro y otros favores de lo cual los jubilados no vemos absolutamente nada. Recordar que para que Obras Sanitarias destine dinero para las escuelas, en el 2014, 10 millones fueron para empleados, todo en negro. Así se calla, con la plata de todos. Denunciamos otro hecho extraño. Empleados de Obras Sanitarias, en el 2011, que viajaron a Buenos Aires en comisión a un acto partidario. Estaban en funciones y cobrando para trabajar no para ovacionar a alguien. Algo más que no se aclaró”, continúan exponiendo.

Dicen que “no hay que olvidar que hay denuncias penales a las cuales no les dan importancia. Si pedíamos el cambio de Dell Olio, era en razón de que hay elementos nada claros. La emergencia en Obras Sanitarias puede estar, pero igualmente en los bolsillos de todos. Por eso es urgente definir el tema salarial, pero cuidado con todo lo demás. Las cosas no se hacen así, apelar a las miserias de la economía actual para justificar todo. No es el 70% o el 40% para la empresa lo que se debe discutir, es profundizar en una administración que deja mucho que desear. Nosotros hemos querido debatir, pero  somos ignorados, silenciados, despreciados, pero también somos perseverantes y nos sobran razones. Así está el Concejo. Pedimos la Banca 25 hace ya un año y por supuesto, no quieren que la población sepa todo lo que tenemos que decir, documentado y grabado. También se tiene miedo al debate”, indican indignados estos referentes jubilados, Toscano y Belli.

También indican que “hay y hubo obras extendidas más allá de lo razonable aumentando costos. Evasión previsional. Tomar de rehenes bienes del estado municipal, tal como ocurrió con la Torre Tanque. Esto y mucho más está expuesto en notas que el Concejo, dentro de lo insólito y absurdo en que se mueven, archivó. Por supuesto que ya está en la Justicia”, al recordar la presentación hecha en diciembre y que recaló en el fiscal Pizzo. Esto, más allá de la denuncia de Enriquecimiento Ilícito que recae en Mario Dell Olio, realizada por el fiscal federal Pettigiani.  

Las razones son muy serias y las consecuencias que debería pagar la población por una administración obscurecida por los acontecimientos relatados y otros de los cuales hemos advertido desde esta redacción, serían muy duras e injustas para el bolsillo de los sufridos contribuyentes.

Los comentarios están cerrados.