Política

Ascenderán a policías retirados por invalidez

DATA_ART_2199803

Serán promovidos en forma automática y así podrán incrementar su jubilación

Un sistema de ascensos automáticos para policías retirados por discapacidad tras haber sido heridos en servicio, fue sancionado ayer en el Senado bonaerense.

Se trata de un reconocimiento históricamente reclamado, a través del cual cada cuatro años los efectivos imposibilitados de trabajar por las consecuencias sufridas en cumplimiento de su deber, ascenderán al grado inmediatamente superior, mejorando su jerarquía en la fuerza y, por lo tanto, sus haberes jubilatorios.

Hasta ahora, si un policía bonaerense era herido en actividad y las consecuencias de lo ocurrido ameritaban su retiro, el efectivo permanecía con el grado que tenía al momento de retirarse, lo que se trasladaba a sus haberes.

Ahora, a partir de esta medida, cada cuatro años se actualizará su grado en el escalafón, así como el monto que cobran.

La norma alcanza a unos 500 retirados a causa de la incapacidad que le provocaron las heridas en cumplimiento del deber, que les impide continuar desempeñando su función, así como a viudas, pero no a los retirados de forma voluntaria.

Se trata de un proyecto presentado en 2012 por el diputado de Unión Celeste y Blanco Guillermo Britos, quien agradeció al Senado la sanción definitiva de la norma y expresó que “se trata de un reconocimiento merecido de derechos porque nadie busca ser herido ni quedar en silla de ruedas ni quedar ciego, sino que fue producto de su trabajo policías”.

UN LARGO RECLAMO

El oficial inspector Jorge Bello tenía 23 años cuando en 1975 quedó ciego como consecuencia de la explosión de un coche bomba en Quilmes, que fue detonado cuando se aproximaba a averiguar qué ocurría. Voló 30 metros por el aire, sufriendo quemaduras en todo el cuerpo. Debió retirarse por incapacidad y nunca pudo ascender de grado, cobrando haberes de oficial inspector cuando, por su edad, debería ser ya comisario mayor.

Desde hace 30 años, y sumando a otros efectivos que quedaron incapacitados de continuar trabajando, Bello inició una larga lucha por obtener el beneficio y en 2009 lo logró a nivel nacional.

Ayer el triunfo para él y sus compañeros fue “enorme”, y lo consideró un acto de justicia. “Mis compañeros de promoción llegaron a comisario general; yo no pude, yo soy ciego”, le dijo a este diario.

Además, destacó que los heridos en actividad ya tienen en la Provincia la opción de retirarse o de continuar trabajando con una tarea acorde a sus capacidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*