Ciudad, Información General, Portada

Armarse en defensa de la Patria y la Constitución Nacional.

Según surge de declaraciones repetidas en distintos medios periodísticos el canciller Héctor Timerman habría sostenido que en nuestro país “Hay intereses que quieren voltear a la Presidenta”.

El Artículo 21 – Constitución Nacional Argentina es contundente:

“Todo ciudadano argentino está obligado a armarse en defensa de la Patria y de ésta Constitución, conforme a las leyes que al efecto dicte el Congreso y a los decretos del Ejecutivo Nacional.”

Razonablemente con estos temas no se juega.

Si el gobierno nacional tiene información fehaciente al respecto, esperamos que llame a las fuerzas democráticas para cumplir el mandato constitucional. Desde el Partido Socialista Auténtico no tenemos duda que los sectores que se pueden movilizar son tan mayoritarios que cualquier sistema de “….intereses que quieren voltear a la Presidenta” quedará reducido a unas míseras cenizas. No duden en contar con nosotros.

Ahora correspondería que aclare que “intereses” son los que persiguen tan detestable objetivo. Quizás alcance con llevarlos preso sin llegar a una confrontación armada total. Tal vez no haya que movilizar más que a los bomberos voluntarios y con unos pocos manguerazos apagar el fuego de los golpistas. Urge que sepamos los datos que llevaron al canciller, en un contexto como la cumbre del MERCOSUR, a difundir esta información.

Desde hace un tiempo el oficialismo trata de polarizar en torno a una situación que muchos cargamos en nuestra memoria como los golpes de Estado y los alzamientos militares durante los gobiernos del Dr Alfonsín y el Dr Menem. Podrían esgrimir que la historia no se repite de la misma manera y los destituyentes actúan hoy con mayor sofisticación. Pero dicho esto sin información que lo sustente resulta en una verdadera paparruchada, que puede llevarnos a que, cuando “realmente” la situación lo exija, nadie cumpla con la obligación de armarse en defensa de la Constitución porque “en boca del mentiroso, lo cierto se hace dudoso”.

 

Mario Mazzitelli

Los comentarios están cerrados.