Información General

Arba intima a contribuyentes que falsearon declaraciones de ingresos brutos

ARBA

La Provincia reclama “puerta a puerta” $232 millones por impuestos impagos. En su mayoría comercios y establecimientos de servicios

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires comenzó a intimar de forma personalizada a 21.417 contribuyentes, en su mayoría comercios y establecimientos de servicios, que no presentaron declaraciones juradas o bien informaron datos falsos en las mismas para evadir el pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, motivo por el cual se les reclama en conjunto más de $232 millones.

Las inconsistencias en las declaraciones de ingresos de estos contribuyentes, que viven en distintos puntos de la Provincia, surgieron luego de un pormenorizado cruce de datos que Arba realizó a partir de diferentes fuentes de información que permiten conocer detalles de la operatoria que realizan comercios y empresas, entre ellos las compras a proveedores, consumos de servicios, movimientos bancarios, etc.

Producto de esa tarea de análisis se detectó que los contribuyentes intimados habían registrado actividad y obtenido ingresos que nunca declararon ante el fisco, acumulando un importante caudal de deuda.

El titular de la Agencia de Recaudación, Iván Budassi, aseguró que “estos recursos son indispensables para mejorar la seguridad y los demás servicios que presta la Provincia”, y agregó que “todas las áreas del gobierno de Daniel Scioli estamos involucradas en resolver la principal demanda de la ciudadanía, que es combatir la inseguridad”.

Para recuperar estos recursos, Budassi explicó que “en la Agencia reorientamos al personal que antes realizaba labores administrativas para que realicen tareas de cobranza puerta a puerta”. Y advirtió que “quienes reciban la intimación tendrán que declarar las ventas que no registraron y pagar los montos correspondientes del Impuesto sobre los Ingresos Brutos”.

Estas herramientas de fiscalización requieren del trabajo de un equipo interdisciplinario de la Agencia de Recaudación, en donde colaboran especialistas informáticos junto a contadores, economistas y otros profesionales.

“Son los agentes de información y recaudación quienes nos suministran detalles de los movimientos de cada contribuyente. A partir de esa materia prima, desarrollamos un minucioso proceso de análisis para detectar posibles maniobras de evasión”, aseguró Budassi.

En cuanto a los datos, además de las propias bases de Arba se utilizan registros provistos por empresas de servicios públicos, mayoristas de diversos ramos, compañías de seguro, tarjetas de crédito, entidades bancarias y financieras, colegios profesionales, constructoras, obras sociales, etc.

Con esas fuentes de información, que dependiendo del tipo de fiscalización pueden complementarse con bases de datos de organismos municipales, provinciales y nacionales, en especial las de Afip, los técnicos de Arba proyectan diversos aspectos de la operatoria comercial y evolución de ingresos de los contribuyentes, y utilizan ese análisis para descubrir inconsistencias en las declaraciones juradas que presentan ante el fisco provincial.

Notibonaerense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*