Ciudad

Arba clausura dos grandes empresas que no cumplían con sus obligaciones tributarias

76740583_usuraMDQ

Inspectores de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires hicieron uso de una nueva herramienta que posibilita clausurar de forma automática establecimientos con incumplimientos tributarios graves y efectivizaron el cierre por tres días de dos empresas de la ciudad de Mar del Plata.

Las firmas en infracción, un mayorista que comercializa hierro y acero y un importante laboratorio bioquímico, no cumplían con la obligación legal de estar inscriptas como agentes de recaudación en los regímenes generales del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

Esa exigencia rige para empresas consideradas grandes contribuyentes, ya que facturan más de 10 millones de pesos anuales, que tienen el deber de actuar ante la Provincia como responsables de retener o percibir dinero de los contribuyentes como pago a cuenta de Ingresos Brutos.

El titular de Arba, Iván Budassi, aseguró que “esta modalidad de clausura automática rige para irregularidades serias y permite a nuestros fiscalizadores aplicar con mayor rigor las normas contra quienes incumplen sus obligaciones tributarias”.

Una vez que los inspectores de Arba procedieron al cierre temporario del laboratorio, que en el último año obtuvo una facturación superior a los $20 millones, los responsables del mismo admitieron la irregularidad y decidieron tramitar en forma inmediata su inscripción como agente de recaudación, tal como reclamaba el fisco. Cuando la empresa completó su registro, los fiscalizadores de la Agencia de Recaudación procedieron a levantar la clausura.

En tanto que la firma mayorista de hierro y acero exhibió en 2013 ingresos totales por un monto mayor a los 90 millones de pesos, pese a lo cual no cumplió con su obligación de registrarse como agente de recaudación, motivo por el cual se efectivizó el cierre temporario. El código fiscal establece para este tipo de incumplimientos una sanción de clausura que puede ir de tres a diez días corridos.

Además de apuntar a las grandes empresas que no asumen su responsabilidad como agentes de retención o percepción, la resolución que faculta a la Agencia de Recaudación a efectivizar clausuras automáticas también incluye a los negocios que realizan su actividad económica sin estar inscriptos ante el fisco como contribuyentes de Ingresos Brutos y a los establecimientos que no entregan ticket o factura de manera habitual.

El objetivo de este procedimiento, según explicó Budassi, apunta a “combatir distintas formas de evasión y busca fomentar el desarrollo económico equitativo, ya que permite avanzar con severidad contra quienes operan en la informalidad y ejercen una competencia desleal sobre los contribuyentes cumplidores”.

La norma se publicó en el Boletín Oficial la semana pasada y, desde entonces, los inspectores de Arba ya efectuaron diez procedimientos de clausura inmediata que alcanzaron a balnearios, hoteles, restaurantes y grandes firmas comerciales.

Fuente: Nova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*