Ciudad

Aprobaron la rendición de cuentas del Consorcio para la Copa Davis

A casi un año de aquel acontecimiento deportivo que sacudió a la cotidianeidad de la ciudad, el Honorable Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires aprobó finalmente por unanimidad y sin observaciones la rendición de cuentas del Consorcio Público Final Copa Davis 2008, a través de un dictamen entregado al intendente Gustavo Pulti.

Según consta en el dictamen, “del análisis de la documentación y como consecuencia de las tareas de auditoría y de la aplicación de los procedimientos descriptos, la Comisión Auditora entiende que el organismo ha emitido los estados contables de acuerdo a las normas vigentes y que los mismos presentan razonablemente la situación patrimonial-financiera y los resultados de las operaciones del período que abarcó la duración del ente”.

Como se recuerda, el Consorcio fue la entidad encargada de controlar los gastos en las diversas tareas que se tuvieron que realizar para concretar este evento. Por ejemplo, uno de los hechos más significativos fue la remodelación del estadio polideportivo para aumentar su capacidad. El presidente de dicho ente fue el titular del Consorcio Portuario Regional, Eduardo Pezzati.

Al respecto el funcionario destacó que “este dictamen nos satisface a los integrantes del consorcio” y aseguró que lo mismo ocurre con “haber cumplido los objetivos planteados por el gobernador de que las obras generaran confortabilidad y seguridad y por el intendente, referidos a la austeridad y la transparencia con que debíamos trabajar”.

Sobre los resultados arrojados por el Tribunal de Cuentas, Pezzati dijo que esto ratifica “una forma de trabajar honesta, no solamente de los integrantes del Consorcio sino también de los profesionales que se desempeñaron en él y de las empresas, mayoritariamente de Mar del Plata, proveedoras de distintos servicios para este acontecimiento”.

Entre los registros y la documentación que examinó la Comisión Auditora, se encuentran la estructura orgánica funcional del Consorcio; el plan de cuentas; los circuitos de procedimientos contables y administrativos; el informe sobre la situación fiscal del Consorcio emitido por la asesoría impositiva; la copia del contrato suscripto entre el consorcio y la AAT; el listado de órdenes de pago; el listado de facturación; entre otros.

Finalmente, con esta resolución la Comisión informó que los libros contables fueron llevados en forma legal; que se verificó la razonabilidad de las cifras incluidas en los estados contables en relación a los registros, cuadros y notas complementarias a los mismos comprobando matemáticamente la exactitud de las cifras; y que se determinó, sin observaciones, que se cumplió con las obligaciones fiscales, provisionales y asistenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*