Ciudad, Información General

Anuncian mayores controles en la producción fruti-hortícola

Días atrás se conoció una denuncia de la ONG Bios sobre la presencia de sustancias tóxicas en verduras que se venden en el Mercado Concentrador de la Ruta 88. Ahora, tras un encuentro protagonizado por representantes de entidades sanitarias, se acordó intensificar y multiplicar los controles sobre la comercialización de verduras.

Con este objetivo, autoridades municipales indicaron que se trabajará junto al SENASA y al Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia para buscar garantizar el cumplimiento de las normas para cuidar la salud pública y el prestigio de la producción marplatense, tanto en el mercado local como en el nacional.

Del encuentro de este martes participaron el secretario de Salud, Alejandro Ferro; los directores de Desarrollo Productivo, Jorge Gambale; de Gestión Ambiental, Claudia Baltar; de Protección Sanitaria de Bromatología, Francisco Varela; del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Gabriel Meléndez; y la representante del Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia, Cristina Irazábal.

Durante el encuentro se hizo un repaso de las condiciones de sanidad y el cumplimiento de la normativa vigente. A su vez, se trabajó para intensificar y multiplicar los controles. En tanto que encararán un proceso de concienciación y capacitación de productores y comercializadores cuya actividad requiere del conocimiento y cumplimiento de la normativa que rige para el sector.

Según se informó desde la Secretaría de Salud, si bien el SENASA es el responsable del control sanitario y de calidad, el Municipio a través de distintos convenios y normas vigentes, también asume responsabilidad en la materia. Por eso se instruirá a todos los inspectores de Bromatología para que hagan cumplir las diversas normativas.

En este sentido, se multiplicarán y se intensificarán los controles respecto de la inscripción al Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA) y se exigirá el cumplimiento de las normas de exhibición a través de etiquetas identificatorias del número de registro que asegura la trazabilidad del producto.

Los inspectores tendrán que notificar a todos los comerciantes minoristas de frutas, verduras y hortalizas la obligatoriedad de que su proveedor esté inscripto en el RENSPA y de que los productos estén debidamente identificados. Además, se acordó con el SENASA multiplicar los muestreos a los efectos de tener certeza respecto del estado de los productos.

Autoridades comunales señalaron que ha sido oportuna la intervención de Bios y anunciaron la próxima convocatoria para un encuentro junto a los responsables de los tres mercados concentradores (COPROFRUT, Abasto Central ruta 88 y a la Cooperativa de Horticultores).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*