Destacado

Ante el pico de la temporada alta, entre el éxodo obligado y la autoevacuación

Fin-de-semana-super-largo-

Debido al impacto directo de la ola de calor y a los feriados de administración pública del 23, 26, 30 de diciembre y 2 de enero 2014, Mar del Plata vivirá por primera vez en la historia el pico de la temporada alta en la primera semana de enero y no en la segunda quincena del mismo mes, como ha acontecido históricamente.

Esta es la consecuencia del inédito juego de coincidencia entre el calendario y el prolongado fenómeno meteorológico que se extenderá hasta la semana próxima, lo cual produce de hecho una especie de éxodo obligado y una autoevacuación de millones de habitantes que deben escapar a una bochornosa situación que combina altas temperaturas, falta de energía eléctrica y suministro de agua potable.

Este combo hace que se produzca un masivo abandono de la zona metropolitana y conurbano bonaerense, donde sus habitantes están al límite mismo de la tolerancia, abandonados a su suerte y sin respuestas del gobierno nacional y provincial.

Es absolutamente procedente dejar en claro que no se debe a una medida de Pablo Fernández Abdala, Gustavo Pulti, Ignacio Crotto y Daniel Scioli, sino que es la propia gente la que ha decidido trasladarse por su cuenta, atendiendo a una situación que se acerca a una catástrofe. Los mencionados funcionarios son capaces de anunciar que los turistas llegan a la ciudad por las medidas adoptadas por el Movimiento Nacional y Popular, y en realidad ya han mentido demasiado en nombre del mismo.

Los comentarios están cerrados.