Información General

Amenaza SMATA y no despacharán combusitble

El acatamiento fue del 98%, según informaron fuentes del gremio. El lunes por la mañana una asamblea de delegados determinará las medidas de acción directa que se aplicarán, tras la determinación de la profundización del estado de alerta y movilización. Podría haber suspensión del expendio de combustible la semana que viene. 

 “Las asambleas fueron multitudinarias en cada estación de servicio de Mar del Plata, lo que demuestra el grado de compromiso de los trabajadores y la necesidad del reclamo”, señaló Sergio Arista, secretario Gremial del SMATA. Esas reuniones de trabajadores se realizaron en doble turno y con una duración de dos horas cada una. Entre las 10 y las 12 y luego entre las 16 y las 18, no se expendió combustible en la mayoría de las estaciones de servicio de Mar del Plata. El acatamiento fue del 98%, según se expresó en un comunicado difundido por la entidad gremial.   A mediodía se llevó a cabo una reunión entre las partes involucradas en el conflicto que fue convocada por la delegación regional del ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires. En la oportunidad los empresarios presentes ofrecieron duplicar su ofrecimiento inicial que fue de $150. Los trabajadores paritarios del SMATA rechazaron la oferta e insistieron en su pedido formal de un incremento escalonado para todo el año de $1.500.

 En las asambleas registradas por la tarde los trabajadores “ratificaron el reclamo por un aumento de $1.500 y la continuidad del estado de alerta y movilización con una profundización del plan de lucha”, según expresó a última hora Sergio Arista. El convenio paritario venció en julio pasado y hasta ahora no se registraron mayores avances en la negociación de la rama estaciones de servicio del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor.

 “El lunes a las 9.00 de la mañana están convocados los delegados en la sede de avenida Independencia 1462 para determinar los pasos a seguir”, indicó el dirigente gremial. “No queríamos llegar a decretar paros, pero no nos están dejando alternativas. Pedimos $1.500 y nos ofrecen primero $150 y después $300. La distancia entre una y otra cifra es muy importante. Además nuestro pedido no es arbitrario, ni caprichoso: se basa en los estudios sobre la canasta familiar de nuestros compañeros y en los números reales de las estaciones de servicio. Ellos pueden pagarlo porque nosotros conocemos perfectamente cuáles son los márgenes de ganancia que cada empresa tiene”, completó Sergio Arista, secretario Gremial de la seccional Mar del Plata del SMATA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*