Deportes, Fútbol

Alvarado campeón, ascendió al Argentino “A”

Histórico, inolvidable y una batalla que tuvo su mejor premio, nada más y nada menos que un ascenso. Un partido que arrancó a las 14.30 y terminó a las 18.15 y justamente los penales fueron lo más rápido de toda la tarde.

Histórico por el contexto, por la inoperancia de un árbitro que no estaba a la altura del partido y que debió suspender el cotejo por un proyectil que cayó sobre la cabeza de Colaneri. Así a los 3 minutos el partido se detendría y produciría un verdadero bochorno. En el lapso de una hora y monedas (si, leyó bien), estuvo detenido el partido donde el defensor marplatense tenía un corte. Confirmado por el mismo doctor del equipo local dicendo “un cortecito”, pero corte al fin.

Ya con el partido desvirtuado, con los jugadores de Alvarado que se querían ir, Gustavo Noto desatado porque no podía creer como no se suspendía el partido y tenía que utilizar un cambio obligado por algo extrafutbolístico, el juez del partido Carlos Salinas (Mendoza), con el visto bueno del veedor de AFA decidió continuar con la final.

Al rededor de las 15.40 el partido practicamente es como si hubiese vuelto a empezar porque a los 3 había sido suspendido. La demora finalmente valió la pena porque en los primeros 45 demostraron como se juega una final. Golpe por golpe, contra por contra, y sin dar tregua.

A los 21 tras una impresionante jugada por la izquierda que deriva en un centro atrás, Fittipaldi apareció solo en el área para empujarla y convertir el 1 a 0 para el Torito Marplatense.  La respuesta llegaría rápido porque al mejor estilo Silva de Boca frente a la U de Chile, el goleador del torneo Cristian Taborda de un giro estamparía el 1 a 1 a los 30 del primer tiempo.

Golpe por golpe se hacia un partido entretendio, y por eso en la primera que pudo lastimar, Alvarado a los 34 y con un remate de más de 20 metros Galeano con la complicidad de Sand en una floja respuesta pondría el 2 a 1 y el delirio sería para el equipo de la Feliz. Pero Roca no se dio por vencido, siguió buscando y a los 36 desde un centro, apareció la cabeza salvadora de Damian Jara para poner el partido 2 a 2, que sería el resultado final del partido.

El segundo tiempo fue más nervios que fútbol, se vivía con mucha tensión, y a los 6 del complemento llegaría la expulsión para Galeano, que a esta altura nadie entendía el por qué de la tarjeta roja. Esto produjo el enojo de todos, el juez de linea había llamado al árbitro y acusandolo al 10 del Torito de exceso verbal (es lo que creemos porque no hubo algo claro), Salinas le mostró la cartulina roja y lo mandó a los vestuarios.

El 10 con toda su impotencia se lanzó contra el juez de linea, y los jugadores marplatenses junto al cuerpo técnico hicieron lo propio. Debió separar la policía porque realmente se veía que no terminaba en buenos términos. Aproximadamente unos 13 minutos mas estuvo detenido el partido y el conjunto visitante veía como se quedaba con uno menos, y con el jugador más desequilibrante del partido afuera de la cancha.

Finalmente se reanudó y ya las ocasiones no fueron tan claras como lo fueron en el primer tiempo. Roca no supo controlar ese jugador de más que tuvo durante más de 40 minutos, y la nota de color la dio nuevamente el árbitro.

El partido estuvo detenido 13 minutos. Hagamos cuentas juntos. 6 del ST fue donde se paró el partido, por ende si se detuvo 13 minutos, el árbitro debió jugar hasta los 58 como mínimo más el adicionado. Cuestión que el partido se jugó hasta los 65 del ST y cuando se le había consultado al cuarto árbitro sobre lo que marcaba el cronómetro del árbitro principal dijo que lo tenía “atrasado”. La bronca de los marplatenses se agigantaba a grandes pasos.

A todo esto llegó el pitazo final, y el ascenso se decidiría por penales.

Chiappa mostró justamente su chapa, y le dió el ascenso al Torito, ya que desde los 12 pasos ganó Alvarado 4 a 3. Palomequé falló su último tiro y Roca nuevamente perdió una final frente a un equipo dirigido por Gustavo Noto. Casualidades? puede ser, porque los de Rio Negro podrían volver a jugar la promoción frente a Alumni.

Alvarado vuelve al Argentino A, y los penales fueron su mejor amigo. Alma corazón y vida para un equipo que sufrió toda la tarde, y se trajo el premio mayor.

Felicitaciones Torito.

Deportivo Roca: Darío Sand; Maximiliano Acosta, Mauro Palomeque, Damián Jara y Leandro Dómini; Fernando Fernández, Héctor Castro, Mauro Goette y Alejo Gelatini; Federico Liguori y Cristian Taborda.

DT: Ricardo Pancaldo.

Alvarado: Ignacio Chiappa; Nicolás Colaneri, Leonardo Tambussi, Ezequiel Villalba y Junior Ischia; Gastón Erviti, Gabriel Christovao, Juan Fittipaldi y Juan Sosa; Diego Galeano y Esteban Rivas.

DT: Gustavo Noto.

Expulsados: 51′ Diego Galeano (Alvarado)

Hora: 14,30

Árbitro: Carlos Salinas (Mendoza).

Estadio: Luis Maiolino.

PENALES: Palomeque falló el último para Roca. el japones Fernández había fallado para Alvarado, y el primer en marrar había sido Fernando Fernández para los rionegrinos.

Interior Futbolero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*