Ciudad, Política

Alfonsín advirtió a Scioli

El desafío de ganar la calle, mantener un encendido discurso, volver a entusiasmar a la gente, despertar la militancia, renovar la esperanza, transmitir con pasión un mensaje diáfano que aleje la modorra para recuperar la política, son los principios que usa el orador para conectarse con su gente. Y vaya si lo logra, en franjas que van por décadas que arranca por los 80 años, sigue por los 70 y termina en los 20 años. Hay de todos ellos entre su público, radicales e independientes.

La democracia reconstituida desde el ’83, se apresta a vivir otra etapa, con una participación activa y necesaria. Se ha comprendido que sólo con la política se sacará el país adelante. La decencia, la transparencia, la ejemplaridad y el compromiso de los actores, serán la oferta que el electorado no podrá desaprovechar.

Ricardo Alfonsín puso en estado de asamblea a la UCR, sin lugar a dudas. En un acto que sólo es la movida de una interna como precandidato, tuvo un marco expectante, lo suficientemente numeroso para esta instancia. Una demostración del impulso, que tiene como objetivo excluyente llegar a la Casa Rosada, para cambiar la vida de los argentinos desde la democracia social.

Resultó un baño de sentido común, generoso, razonable y fogoso discurso. “El volveremos, volveremos otra vez a ser gobierno como en el ´83” era la devolución que recibía su mensaje, que no tenía caídas de tensión, mantenía un interés permanente y encontraba su clímax, cuando los aplausos se confundían con el clásico “¡¡¡Alfonsín, Alfonsín!!!” que interrumpía al orador.

Una asistencia estimada en las 3.000 personas (5.000 para los organizadores) fue una prueba ampliamente superada para el hijo del ex presidente. Quedó claro que no es el candidato de la nostalgia, como se lo ha intentado minimizar. No es sólo nostalgia, que además es bienvenida, porque sirve para comprender mejor este fenómeno, del hijo que tiene por cometido, nada menos que ver cumplidos los deseos de su padre, en una etapa distinta del país.

En 55 minutos provocó el contagio y convenció como Raúl Alfonsín en aquel rezo de la Constitución, que en 1983 nos sacó de la tragedia de la dictadura militar. Este es el hombre que intentará terminar la obra, y estos son algunos de los conceptos que dejó su acto público por la ciudad:

– “Deseo para él y toda su familia,  una pronta recuperación, estoy hablando de nuestro querido Ángel Roig, que espero que pronto estará con nosotros”, arrancó en su primer destino, el convaleciente ex intendente (1983/91) y ex diputado nacional de la UCR.

– “Nos hacemos bromas con ello, que a los radicales nos gustan las internas que tenemos compulsión internista. Son pocos los partidos argentinos con diseño republicano y democrático. Los afiliados deciden con su voto lo que tiene que hacer la Unión Cívica Radical”

– “El déficit democrático de los partidos luego los pagamos en los gobiernos”

– “Todos somos grandes y tenemos memoria y sabemos cuáles son las diferencias de proyectos entre unos y otros, menos retórica en los discursos. Sabemos que relación hay entre la ética y la política. Cuáles son los principales autores e intelectuales, de los cuales se enriquecen y su visión de la realidad”.

“Más filosofía y menos encuestas, necesita la política. La argentina se ha convertido en seguidora de encuestas si mañana según una encuesta la sociedad argentina dijera que solo pueden ser presidente los rubios de ojos celestes, muchos políticos andarían teñidos y comprando lentes de contacto”.

– “Nadie es dueño de la verdad en la política y en la vida”.

– “Dicen que nosotros sufrimos el poder y otros lo disfrutan. Un verdadero político, de raza, jamás disfruta el poder. La relación del verdadero político con el poder es dramática. Dicen que los radicales no sabemos qué hacer con el poder, ese es otro mito que va a pretender instalar el oficialismo. Vamos a demostrar que sabemos ejercer el poder haciendo cumplir la ley en la Argentina”.

– “La Argentina está fracturada en dos pedazos. Los que ven a sus hijos enfermos y no pueden curarlos, porque no está garantizado el derecho a la salud, lo mismo que la vivienda y el trabajo, están los que tiene el derecho al trabajo, sin trabajo, el derecho a la educación, sin educación, ese es el objetivo pero no se puede hacer de la noche a la mañana una sociedad más digna”.

– “Se ha agraviado el federalismo en los últimos años. Tenemos que asistir no lo digo como candidato sino como ciudadano, al espectáculo bochornoso en que los gobernadores de provincia  son sometidos”.

– “Son $ 8.000.000.000 por año de los bonaerenses, que el gobernador no los reclama. La sensación es que no se anima”.

– “Se dan el lujo de gastar en campaña montos cuantiosos en publicidad y con qué impunidad. Se va cansar la sociedad que debe ser capaz de sancionar. No se hace autobombo. Decía Mateo no vayas con trompeta anunciando tus limosnas.”

– “La Provincia de Buenos Aires es una trompeta anunciando cosas que nunca se hicieron”.

– “Hay que decir las cosas. Señor gobernador (por Scioli) necesitamos que cuide la cuentas publicas atienda lo que hay que atender, en el 2012 queremos recibir una provincia en orden”.

– “Cuidado, que hacen campaña en la Gran Buenos Aires diciendo que vamos a terminar con la asignación universal de la niñez, pero si nosotros la creamos. La vamos a extender, además va ser universal porque ahora no es universal y llegará hasta las mujeres embarazadas”.

– “Si construimos viviendas en los ´80, con un país más pobre, sin divisas, sin recursos,  hicimos más viviendas que en estos últimos años,  en los que han hecho menos de la mitad de las viviendas que han anunciado”.

– “No puede crecer un país, si su pueblo no está educado”.

– “Los felicito a los jóvenes por dedicarse a la política, amigos y amigas. La vida no es sólo para rodearse de confort, para pasarla lo mejor posible. No hay nada más importante en la vida que trabajar para mejorar la condición de vida del ser humano”.

– “En este tiempo es difícil hacer política, en otros tiempo la cultura misma nos ponía en la política, había otros valores en la cultura. Llegábamos a los bares y discutíamos las injusticias en el mundo, los jóvenes discutían esas ideas.  Hoy es al revés. Es un bicho, un ser extraño el que se dedica a la política. Yo los felicito eso les da una identidad valiosa”.

– “Tendrán la sensación de predicar en el desierto, tendrán la sensación que nadie los entienden o no los comprenden, lo hemos experimentado mucho los radicales en estos tiempos. No se nace radical se muere radical. Ay de mí sino predico decía San Pablo. Ay a dónde vamos sino predica la juventud en este mundo”

– “Vamos a necesitar tiempo le tenemos que pedir eso a la sociedad. Nadie se va entusiasmar ni a recuperar la esperanza si no actuamos con ejemplaridad. Nadie va a confiar en una convocatoria sino tenemos conductas ejemplares”.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*