Ciudad, Información General

Alarmante situación en los primarios nocturnos

Docentes y directivos de las escuelas nocturnas del Colegio Don Bosco alertan sobre el alarmante número de chicos que no pueden ser inscriptos por disposición reglamentaria y quedan sin escuela.

Hace ya 15 años que la Primaria de Jóvenes y Adultos (EGBA 710) dicta sus clases en las instalaciones de la Obra Don Bosco de nuestra ciudad. En ese “nocturno”, de seis secciones, asistían hasta el año pasado cerca de 150 adolescentes en busca de la terminalidad primaria y de un espacio de contención y familiaridad que no encontraban en los turnos diurnos. Muchos de ellos con diversas experiencias de fracaso escolar, frustración o expulsiones, se acercan a esa institución por el “boca en boca” de una escuela que ofrece “una nueva oportunidad” desde la ternura y la pasión educativa de sus educadores.

Allí, desde las 18hs y de lunes a viernes, funcionan también dos Escuelas de Formación Profesional Municipales (nº10 y nº5, de administración y electrónica) conveniadas con la obra religiosa, y también cinco secciones anexas del Secundario de jóvenes y adultos del Colegio María  Auxiliadora (CENS 457). Este grupo de unidades educativas funcionando en el mismo lugar constituyen un pulmón de formación cultural y humana para los jóvenes más desprotegidos de nuestra ciudad.

En diálogo con la Directora del EGBA, nos contaba que “por disposiciones oficiales referidas al ingreso de los alumnos a esta modalidad de adultos, nos vemos imposibilitados de inscribirlos en nuestra escuela”, y también agregó “esta suerte también la corren otras unidades educativas de nuestra ciudad y provincia”.

La resolución citada por la directora, prevé que para este año 2012, no puedan inscribirse ni en la modalidad primaria ni en el bachillerato de ciclo superior o antiguo polimodal (CENS), los chicos que ya poseen título de escuela primaria y han abandonado la escuela en los primeros años del secundario (ciclo básico) y no poseen aún 18 años.

Por su parte, la directora del CENS 457 aclarara, “esta situación constituye una herida profunda en el trayecto educativo de cientos de jóvenes. Los chicos que vienen a inscribirse se van frustrados al no poder ingresar en lo que representa una segunda, y muchas veces, última oportunidad educativa. Las madres y padres que acompañan, se quejan hasta con lágrimas porque saben que ‘a la mañana no pueden volver’.”

Facundo Barrionuevo, miembro de un equipo de gestión educativa del que dispone la Obra Salesiana concluyó “la mayoría de estos pibes no vuelve a la escuela de la mañana de donde muchas veces lo echaron o no se sintió contenido. Son adolescentes con trayectos sociales de delicada vulnerabilidad y que hoy por hoy quedan sin contención institucional. La norma es coherente con los discursos de inclusión educativa pero adolece de soluciones para ‘el mientras tanto’. Hay un vacío que es necesario solucionar pronto, porque en una semana empiezan las clases”, concluyó.

Las autoridades de estas escuelas están juntando firmas de directivos y docentes de otras escuelas para hacer las presentaciones correspondientes y así dar curso a los trámites de excepción. Este jueves en la Jornada Institucional que dispuso la Dirección General de Escuelas, los docentes determinarán los pasos a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*