Arte y Cultura, Música

Ahora Onda vaga viene con espíritu salvaje

Nada vagos. Hay un trabajo muy intenso en los sonidos del nuevo disco de Onda vaga.

Hay cierta languidez en el sonido, que habla de un relajamiento, de una pose despreocupada, pero si uno se mete de lleno en la estructura, descubrirá un gran trabajo en las melodías y en los arreglos. Es decir, no hay nada de vago en Onda vaga, una banda que desde abajo se han convertido en una revelación. Este jueves desde las 21 estarán en Abbey road (Juan B. Justo 620) donde presentarán su último disco, Espíritu salvaje.

Integrada por Germán Cohen en trombón y voz; Marcelo Blanco en trompeta, guitarra y voz; Marcos Orellana en cajón peruano y voz; Nacho Rodríguez en cuatro y voz; y Tomás Gaggero en guitarra y voz la banda nació hace tres años en Uruguay. Y desde entonces han recorrido el largo camino del under: si bien no se han distanciado mucho de ese espacio, sin dudas han salido a la luz y hoy son escuchados por un público más amplio.

Si bien la música de Onda vaga se puede vincular con la música rioplatense de los últimos, más aún por la utilización de instrumentos de percusión y la conexión que tienen sus canciones con la naturaleza, también es cierto que logran darle una vuelta de tuerca a partir de las letras. No obstante, en este disco lo natural vuelve a estar presente debido al lugar que eligieron para grabarlo: el Calafate.

Espíritu salvaje está integrado por 19 canciones, que fusionan dos aspectos fundamentales del grupo: por un lado la profundidad en las letras y por el otro la vitalidad y alegría en el sonido. Durante la grabación de este material además participaron Facundo Flores en percusión, Santiago Castellani en tuba, y el notable Alvy Singer en bajo.

Este acompañamiento sirvió para afianzar el carácter rítmico, dando al segundo disco alta personalidad. Hay canciones simbólicas como La muerte canta, donde se desarman en una canción que es puro ritmo y vitalidad, a pesar de lo que podría decir su título. Cuando el rock más convencional está atrapado en una trampa, el under presenta lo más interesante para escuchar. Igualmente, Onda vaga ya no precisa presentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*