Deportes

Agigantado al final

Tato Rodríguez apareció en el tramo decisivo y con sus 25 puntos comandó a un triunfo impensado al comienzo.
Tato Rodríguez apareció en el tramo decisivo y con sus 25 puntos comandó a un triunfo impensado al comienzo.

Sufrido y otra vez sin brillar, pero triunfo al fin. Que, a la vez, ganó en importancia por ser útil para escalar a la cima de las posiciones de la Zona Sur (junto con Obras Sanitarias) y llegar al superclásico contra Quilmes del próximo miércoles bien entonado, tras dos victorias consecutivas.

Marcadamente la evolución en el juego de Peñarol fue de menos (gravemente) a más (sobresaliente). De haber estado perdiendo con justicia y contundencia por 16 en el segundo cuarto logró, para el completo, pasar al frente, encontrar el tiro externo y culminar en ventaja gracias a la jerarquía de Leonardo Gutiérrez y Sebastián Rodríguez. Entre ambos, convirtieron 19 de los 23 puntos que marcó Peñarol en el último cuarto para alzarse la victoria.

El primer cuarto fue preocupante para el “Milrayitas”. Porque Boca en la parte final del mismo ajustó la puntería frente al aro y sacó una importante ventaja, a través de los extranjeros Cedric Moodie y Derrick Alston. El “Xeneixe” se lo llevó con justicia 24-14 (antes de 2’ para el cierre, ganaba 19-5). El visitante abusó mucho del tiro externo, que no surtió de emergente.

En el segundo cuarto, si bien el equipo marplatense asomó con meterse en el partido, no pudo llegar a acercarse a más de siete puntos. Y Boca, con menor efectividad que el inicio,  mantuvo una importante ventaja (llego a alejarse por 16) merced al notable desequilibrio de Alston en la zona pintada, acompañado por los 4 puntos de Fernando Martina desde la banca.

Aunque, para Peñarol, lo mejor provino en el segundo tiempo. En el tercer cuarto, “Tato” Rodríguez empezó a allanar el camino con un triple que lo acercó a una módica distancia (respecto a la anterior) de cuatro unidades (40-36 para Boca). Más el vital aporte de Brian Woodward, con 7 puntos en casi tres minutos, Peñarol metió un parcial de 14-2 y se puso por primera vez arriba en el marcador (45-42). Pero reapareció en su potencial Gabriel Mikulas (18 pts en todo el partido, con 7 rebotes), más el impresionante aporte en todos los rubros por la figura del partido, Alston (culminó con 5 rebotes y 3 tapas), para culminar nuevamente con resultado a favor (55-52).

El último cuarto fue absolutamente estelar para los dos jugadores más importantes de Peñarol. “Tato” Rodríguez y Leo Gutiérrez sacaron a relucir su templanza y categoría, encontraron en el tiro perimetral un gran aliado y fundamentaron una victoria que parecía utópica tras los primeros 20’.

Tres triples de “Tato” (el más importante, cuando restaban dos segundos para culminar la posesión que alejó a su equipo 69-65 a 1’30” del final), más otro de Leo, con una posterior brillante penetración que valió el doble y la falta (sirvió para la ventaja 72-67 en el último minuto) fueron decisivos.

El partido se terminó de cerrar a favor del “Milrayitas” tras la falta técnica sobre una vehemente recriminación del entrenador local, Pablo D’Angelo, hacia los jueces que el “Gran Capitán” no perdonó desde la línea de libres y facilitó el camino para el final 78-72.

Aerochaco Boca  72

Nicolás Aguirre(x) 7; Cedric Moodie 16; Marcus Green 4; Gabriel Mikulas 18 y Derrick Alston 21 [FI] Fernando Martina 4; Nelson Ingles 2; Mariano Fierro 0 y Sebastián Castiñeira 0.

DT: Pablo D’Angelo

Peñarol                 78

Sebastián Rodríguez 25; Brian Woodward 17;  Marcos Mata (x) 9; Leonardo Gutiérrez 14 y Martín Leiva 0 [FI] Sebastián Vega 2; Raimundo Legaria 8; Alejandro Reinick 0 y Alejandro Diez 3.

DT: Sergio Hernández

Parciales: 24-11/ 40-31/ 55-52.

Árbitros: Ramallo e Imosi.

Estadio: La Bombonerita.

Por Marcos Buenaventura

Los comentarios están cerrados.