Portada

Acusan de contubernio a Luis Rech

El Mo.De.So. Nunca Seremos Conservadores, de la UCR, que preside el ex concejal Jorge Salvador, sentó su posición de cara a la reforma que discute llevar adelante el radicalismo.

Mediante un documento, cuyos puntos centrales expuso Salvador acompañado de los secretarios de la agrupación, Fernando Ferreira, Domingo Saraceno y Pablo Vázquez en el plenario del Comité Radical de Mar del Plata después de las elecciones, manifestaron acerca de la derrota en las urnas que “hay responsables y no podemos permitir que sigan gobernando la UCR como si nada pasara; no pueden reformular el futuro aquellos que nos llevaron a la derrota y han cerrado al Partido para controlarlo aislándolo de numerosos grupos importantes. Hemos perdido la presencia barrial y social dentro de nuestra comunidad y no han sabido ser una oposición seria.”

Tras lamentar “la desorganización de la conducción local de la UCR por no haber secretario de actas en la reunión” y cuestionarla por “el contubernio de varios sectores demostrado en su beneficio en la organización de los cuadros y construcción de listas de candidatos, manteniendo un status quo para imposibilitar la participación de todos los sectores de nuestro partido en su vida política”, el ex edil manifestó “la necesidad de asambleas abiertas para producir debates sobre los cambios estructurales que posibiliten la inserción del partido dentro de nuestra sociedad y establecer una relación más fluida con la misma” y opinó que “este es el momento de abrir la Unión Cívica Radical, salir a recuperar la calle y convocar a todos los sectores para volver a ser el Partido grande que supimos ser.”

“Creemos que el problema crucial es de conducta. La sociedad le otorgaba a la UCR un voto de confianza por una conducta ciudadana que hoy no exhibe, sino que por el contrario tiene dirigentes oportunistas y en muchos casos antidemocráticos que ocupan cargos partidarios para garantizar cargos públicos a ellos mismos y a sus amigos” manifestó, y se dirigió directamente al presidente del Comité de la Provincia, Miguel Bazze, a quien acusó de “haber reformulado los estatutos para ser candidato a 1° Diputado, y no conforme, haber usado sus influencias para digitar amigos en listas locales, al igual que el candidato presidencial, Ricardo Alfonsín, quien se inmiscuyó en las internas locales en todos los distritos con el fin de asegurar a sus pupilos internos lugares expectantes en las listas en vez de que la vida democrática de nuestro Partido siguiera su curso normal.”

Es imposible ganar una elección cuando para ganar las internas se  excluye a importantes sectores electorales y después se cree que estos graciosamente los votaran”, opinó, y agregó que “es hora de recuperar seriamente a la Unión Cívica Radical de esta profunda crisis y lo cual sólo se logrará con el esfuerzo y militancia de todos los radicales sin sectarismos ni apetencias personales; es hora de abrir el comité para lograr la participación de todos y que la UCR salga nuevamente a ganar la calle como lo ha hecho siempre como un partido grande de carácter nacional y preocupado por sobre todas las cosas de los temas que realmente le importan a nuestra sociedad. Para esto debe nuestro partido recuperar la decencia institucional y la moral política que a nuestro entender perdimos, valores que siempre nos caracterizaron a lo largo de nuestra rica y extensa historia.”

Los comentarios están cerrados.