Política

Acción Marplatanse busca modificar el reglamento interno del Concejo Deliberante

Se busca introducir cambios en más de 50 artículos en un Reglamento que data de 1988 y ha quedado obsoleto.

 

El presidente del bloque de Concejales de Acción Marplatense, Diego Monti,  presentó un proyecto para modificar el Reglamento Interno del Concejo Deliberante, ya que éste “es la herramienta de trabajo que el Cuerpo utiliza a diario y necesita ser actualizada para poder  estar a la altura de las demandas de los marplatenses,  mejorando diariamente la tarea legislativa”.

 

Monti explicó que “hoy en día nuestro trabajo se sirve de un Reglamento que data de 1988, que ha quedado obsoleto en algunas cuestiones y las modificaciones propuestas apuntan a que la forma de trabajo del cuerpo legislativo, alcance la mayor potencialidad en función de sus propias metas institucionales y políticas”.

 

“A nuestro juicio, el Reglamento Interno vigente observa deficiencias  y lagunas, lo que hace necesario  actualizarlo, para que sirva como una herramienta parlamentaria moderna a la luz de los intereses de una comunidad que, a diario, exige presencia y compromiso del Estado”, remarcó Monti.

 

Monti destacó algunas de las modificaciones propuestas y una de ellas se refiere a  la conformación de los distintos Bloque Políticos; “se incorporó una articulo donde se establece que el Concejo reconoce como Bloque Político, únicamente a los integrados por dos o más concejales del mismo partido político, también se  reconocerá como Bloque Político a aquel concejal que provenga de un partido político existente con anterioridad a la elección legislativa, o lo que conocemos como unibloque. No obstante, – agregó Monti- los concejales que se desvinculan de un bloque o partido por el que ingresaron al Concejo podrán actuar como tales pero no conformarán Bloque Político.”

 

Se sabe que  durante las sesiones los concejales no pueden ausentarse del Palacio Municipal sin el permiso del Presidente del Cuerpo. El proyecto del concejal Monti, dispone una sanción para todo aquel edil que se retira y no atienden el pedido de reintegrarse a la sesión.

 

También se proyectan algunos cambios referidos al quórum, es decir a la cantidad de concejales que se necesitan para que la reunión de una comisión interna pueda desarrollarse. La propuesta de Monti apunta a que “si la mayoría de una comisión se viera impedida, o rehusara concurrir, la minoría deberá ponerlo en conocimiento del Presidente del Cuerpo, a fin de que éste tome todos los recaudos para asegurar el quórum en la misma”.

 

En cuanto al quórum necesario para sesionar, el autor del proyecto indicó que se plantea, comunicar a través de la Presidencia del Concejo la nómina de los concejales presentes y de los ausentes, en tanto los que incurran en ausencias reiteradas, su conducta será evaluada por el Cuerpo Deliberativo en su conjunto.

 

Por otro lado, ante una comisión interna del Concejo que no cumple el cronograma de reuniones dispuesto, será ésta una situación que debe comunicarse a la Presidencia del Concejo,  el cual resolverá   la modificación de la composición de esa comisión.

 

Otro de los cambios propuestos, que quedará sujetos al debate en el seno de las comisiones que correspondan, se refiere al tiempo que tiene cada comisión para expedirse sobre un asunto determinado. “Aquí – señala el concejal de Acción Maplatense-, incorporamos la posibilidad de que se ajuste ese tiempo y se determine un plazo de 120 días para efectuar su despacho, es decir, la resolución de la comisión en cuanto al tratamiento de un expediente. Vencido ese plazo, sin haber despacho, (resolución del expediente) automáticamente el asunto pasará a ser tratado sobre tablas en la próxima sesión pautada”.

 

 

“Otra modificación que nos parece necesaria se trata sobre la inasistencia de los concejales, -agregó el concejal Monti-. Todos los que se ausenten por más de dos sesiones deberán pedir licencia y el que se ausente sin autorización le será descontado el sueldo en proporción a los días que dura su ausencia”.

 

Para Monti, lo que se busca con este proyecto de reforma del Reglamento “ es asegurar un pacto de  buena convivencia y tolerancia  en los debates  que se dan en el seno del Concejo, por eso es importante actualizar las formas y la dinámica de trabajo establecidas”.

 

Además, mencionó el concejal que, “es hora de trabajar en un Reglamento Interno compuesto por normas claras, a través de las cuales la voluntad del pueblo, representada por el Concejo Deliberante, esté  efectivamente realizada”.

 

“Nos parece fundamental que podamos llevar a la discusión este Reglamento en el Concejo. Hemos trabajado sobre la adecuación de más de 50 artículos y creemos que se debe dar un debate serio en beneficio de la salud institucional del Cuerpo, que debe estar a la altura de las demandas de la comunidad marplatense y batanense”, concluyó el Presidente del Bloque de concejales del oficialismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*