Básquet, Deportes

LEO un campeonato

Al final del juego Leo explotó en lágrimas: "Yo igual la quiero a esta gente (por los cordobeses), pero yo no cagué a nadie, a nadie".

Las dudas se esfumaron rápido. Porque Peñarol apareció de nuevo. Después de la derrota del martes, entre el mal juego del Milrayitas y la euforia cordobesa, la cuarta final de la LNB aparentaba que no iba a ser fácil. Pero Leo Gutiérrez (25 puntos) y Marcos Mata (16), erguidos como las figuras del equipo de Sergio Hernández, se encargaron de poner paños fríos a la situación y festejar un triunfo que vale oro. Porque Peña se hizo fuerte en el Orfeo y castigó como bien lo sabe hacer, le ganó 85 a 74 a Atenas de Córdoba y quedó match point: a un triunfo del título tan deseado.

Pero la clave del elenco marplatense pasó por saber mantenerse en juego luego de perder por siete puntos al final del primer tiempo y enterrar al Griego en el último cuarto con un demoledor parcial de 24 a 8. Porque lo anuló y le sacó el máximo provecho a un encuentro que parecía duro y parejo, revalidó su chapa de campeón y si gana el martes retomará la corona que se le niega desde la temporada 93/94. El Polideportivo Islas Malvinas quiere volver a ser epicentro de un nuevo título de Peñarol.

Síntesis:

Atenas de Córdoba_74

Juan Pablo Cantero 3, Juan Manuel Locatelli 15, Albert White 17, Diego Lo Grippo 16 y Dribril Kanté 2 (FI); Juan Pablo Figueroa 12, Cristian Romero 3, Diego Osella 5 y Federico Ferrini 1.

DT: Oscar Sánchez.

Peñarol_85

Sebastián Rodríguez 3, Kyle Lamonte 11, Marcos Mata 16, Leonardo Gutiérrez 25 y Martín Leiva 10 (FI); Facundo Campazzo 9, Alejandro Diez 6 y Alejandro Reinick 5.

DT: Sergio Hernández.

Parciales: 25-21/ 50-43/ 66-61 y 74-85.

Arbitros: Estevez, Chiti y Fernández.

Estadio: Orfeo Superdomo de Córdoba.

Los comentarios están cerrados.