Deportes, Fútbol, Información General, Política

River – Boca: A Maidana lo sacaron a la cancha

A ver qué seguridad ofrece Chaco, con un traslado de por lo menos cinco hinchas por divisa hacia la provincia norteña, provenientes de esa zona del país y de las infaltables barras capitalinas y del Gran Buenos Aires.

Capitanich es uno de los presidenciables del PJ (sino hay reforma constitucional con reelección) y competidor de Daniel Scioli para el 2015. El nuevo estadio del Chaco, como otros del interior del país, pasó a ser competidor de Mar del Plata, además de Córdoba y Mendoza.

Maidana salió a atenuar los daños, de una pérdida que es un clásico de los veranos marplatenses. No hay que comerse la masita de que River y Boca jugarán en Mar del Plata, en primer lugar por una cuestión de fechas y calendarios, ya prácticamente inamovibles para los equipos más grandes del profesionalismo del país.

Ahora que la razón que se esgrima, sea la seguridad, es que estamos peor. Qué en el Chaco se garantice ese aspecto, habla muy mal del Ministerio de Seguridad (¿seguirá Casal?) y de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Para tener otro elemento de evaluación Albino Valentini, dijo que trabaja en una segunda fecha pero en Mendoza o Córdoba. Daniel Scioli tuvo especiales pedidos de espectáculos en el José María Minella, con los organizadores del torneo de verano, que fueron complacidos, aun en contextos económicos desfavorables.

No habría que olvidar que ya el intendente Gustavo Pulti, cuando se definía como un concejal incordioso, dejó a la ciudad en el año 1994, sin la máxima fiesta deportiva del país. Ahora peleamos una plaza con Mendoza, Córdoba y el Chaco, en este caso Capitanich los madrugó,  y no hay que descartar a San Juan, por los nuecos estadios construidos para la disputa de la Copa América.

Si River Boca juegan en el Chaco un 28 de enero con 50 ° de sensación térmica, es porque algo no se hizo bien en Mar del Plata, o porque directamente nos negociaron Capitanich y Scioli, por sus conveniencias políticas. ¿O no?. Cosas del partido único a las que habrá que acostumbrarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*