Ciudad, Información General

A la sombra del inversor

(foto: flickr.com)

El diario La Capital editó un suplemento especial con la propuesta de un conocido Estudio local de arquitectura y con el aval de personas de destacada trayectoria en la ciudad. Por otro lado, un inversor, español, ha presentado otra propuesta y pone detrás de ella a otro profesional de antecedentes internacionales.

El problema que surge a simple vista, enfrentando hechos  y no personas, es que los resultados esperados estarán más teñidos por los inversores que por los profesionales responsables del diseño.

Tenemos la rimbombante propuesta inicial de Paseo Hermitage, en la zona de los tradicionales “Barcitos”, que era un hito en la ciudad y parte de su patrimonio socio-cultural-histórico, que prometía un lugar para convenciones de hasta más de 1.500 personas  y posteriormente un estacionamiento para una gran cantidad de automóviles. Nada de eso se realizó.

Hoy dicho lugar sólo cuenta con un estacionamiento para unos 100 vehículos, un gran mercado persa tipo feria comunitaria o más bien algo así como los stands de los vendedores ambulantes que están instalados en la zona de Luro e Independencia, hacia ambos lados salvo hacia el norte. Cientos de locales de no más de 10 mts.2, sin división frontal alguna, con pasillos angostos, recovecos para recorrer, peligroso en caso de incendio, productos de todo tipo, etc. Deprimente y deplorable todo el sector y era más estético dejar los vendedores ambulantes por dicha zona.

Pero alguien está logrando una buena facturación por esos espacios (cuchitriles) y ha desmejorado el sector, lo que representa que la clase media y media alta escape al mismo.

Como si fuera poco lo anterior se ha instalado un casino, donde priman las máquinas tragamonedas y algunas de ruleta y carteado: esto suma a que en la zona se sostenga y pululen nuevas casas de empeños (usureros que compran a precio vil, jugadores desesperados y ladrones que logran la reducción de lo mal habido). A esto se suma el incremento de la prostitución y el famoso y publicitado Paseo Hermitage, sea lo más antiestético que tiene la ciudad.

Todo esto se sabía cuando se otorgó dicho lugar al Señor no del monopolio de los medios sino de los funcionarios y de los bienes del Estado (municipal y/o provincial). Por otro lado, tampoco se podría haber hecho un salón de conferencias o estacionamiento mayor, dadas las barreras arquitectónicas que de dicho lugar: columnas y más columnas.

A lo anterior y para medir quién está detrás de cada proyecto y cuál será la resultante, tenemos la Terminal de Ómnibus inaugurada a los apuros: un lugar acotado con falta de espacios de estacionamiento, circulación de transporte e ingreso de taxis y remises, etc. Una obra que prometía una inversión de unos U$ 30 millones y no ha llegado a eso ni en pesos.

Ni decir que nunca se ha de producir el soterramiento en las avenidas Champagnat, Jara, 180 o calle Los Andes (ex). Los pocos trenes que lleguen producirán demoras en el tránsito.

Ese espacio debería haber sido preservado como un pulmón para la ciudad, que crece hacia el oeste, y un lugar de expansión para los habitantes de la ciudad a pocos minutos de sus hogares (un mini Central Park).

La estación debería haber sido colocada más hacia las afueras y dotada de un servicio de transporte tipo colectivos adaptados para llevar equipaje.

Pero volviendo al origen de la persona que es cabeza de grupo y maneja la pelota o pasa a ser el dueño, el gran temor es que la inversión será “tacaña” y no será culpa del arquitecto responsable. Este estará limitado por el presupuesto.

El Arq. Carlos Mariani, su mujer, su hijo y otros adjuntos, no son discutibles. Carlos, especialmente, por sobre todo fue un caballero, tiene reconocidos méritos en obras importantes de la ciudad y reconocimientos cristalizados en premios de diverso origen.

El Arq. César Pelli, que vive en USA desde 1952, fue decano de la Facultad de Yale, medalla de oro de  The American Institute of Architects. Cuenta con obras famosas como las Torres Petronas (Kuala Lampur), proyectos en Chile (el centro comercial más grande de Sudamérica), las Torres de Cristal en Madrid, está realizando obras en Bilbao, tiene más de 30 grandes proyectos en su haber: entre otros, en New York, México, Hong Kong, Londres, Tokio, Honolulu, Las Vegas, etc.

Asimismo, ha participado en el diseño de diversos museos lo que asegura una formación y enfoque óptimo para preservar y aprovechar los patrimonios culturales que hagan a sus obras, si éstas así lo requieren. En premios y distinciones, la lista es muy numerosa.

El inversor español, valenciano, tiene una sólida trayectoria comercial, capital genuino, hace casi ocho años que ha decidido invertir en Sudamérica, etc.

Tenemos una disyuntiva y hechos para visualizar: no pasa por los arquitectos, curriculum más o menos. Pero pasa por las figuras en las sombras que se van adueñando de la ciudad y no hacen las inversiones que prometen, sumando así a la degradación de la misma en el afán de “garrapiñar” cuanta moneda puedan.

Los marplatenses deben decidir, investigar, no dejarse llevar por “suplementos” “ad hoc” y aceptar falsas promesas.

Abel Felipe (Coco) Gutierrez

2 Comentarios

  1. Espero que por una vez esta ciudad sea racional y se adjudique el proyecto de pelli..

  2. Sabiendo de los intereses y de los que manejan esta ciudad politica y economicamente…siceramente no soy optimista respecto al proyecto de la vieja terminal. Hay muy buenos proyectos pero no creo dejen que se concrete al 100% alguno de los que vienen de afuera. Y sino miren la terminal de omnibus…sin terminar y nada diferente. Me da verguenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*