Ciudad, Policiales

$300 mil de recompensa por prófugos de la CNU

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación anunció mediante un comunicado oficial que se lanza una recompensa de 300.000 pesos para quienes puedan aportar datos útiles que permitan lograr la detención de Pedro Asaro, Fernando Alberto Otero y Raúl Arturo Viglizzo, los tres acusados por la Justicia local de ser autores de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, aprovechando ser miembros de la Concentración Nacional Universitaria (CNU).

Están acusados por la comisión “de una asociación ilícita, enmascarada en la agrupación Concertación Nacional Universitaria (CNU), valiéndose para ello de su pertenencia activa a la misma, o de una estrecha ligazón con dicho grupo, quienes se habrían agrupado con anterioridad al 20 de febrero de 1975, con un claro objetivo delictivo destinado a cometer una serie de ilícitos indeterminados, desde homicidios, privaciones ilegítimas de la libertad, como así también robos calificados por el uso de armas, sustitución de chapas patentes de los vehículos que utilizaban para cometer los distintos hechos de persecución política, falsificación de documentos, uso de documentos y/o credenciales falsas; intimidaciones públicas, incendios dolosos, coacciones, robos de automotores y otros injustos”.

Uno de los represores, Piero Asaro, era una figura pública en la ciudad ya que se desempeñaba como titular de la cámara de libreros, siendo el propietario de una cadena de librerías locales. Asaro había presentado en abril un recurso de apelación pero la Cámara Federal de Apelaciones decidió confirmar la medida, por lo que Asaro desapareció.

La causa la lleva el Juzgado Federal Nº3 de Mar del Plata con el juez Rodolfo Pradas, quien a fines de 2010 pidió la captura de todos a nivel nacional, y posteriormente anunció la recompensa.
El titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos subrayó que el mecanismo instrumentado a través de la Unidad Especial para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia “ya permitió la captura de numerosos fugitivos acusados de haber participado en la represión ilegal durante la última dictadura, imputados por los delitos de violación ilegítima de la libertad, torturas, homicidios, sustracción de menores y desaparición física de personas“.

El Ministerio de Justicia habilitó la línea (011) 5300-4020 y la casilla de e-mail [email protected] como vías de contacto para quienes puedan aportar datos con reserva identidad.

En la actualidad la lista de represores con paradero desconocido asciende a 27 y estos tres miembros de la CNU, buscados para ser judicializados, tienen una recompensa total de $2.500.000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*