Ciudad, Información General

“Si no hay recomposición salarial los guardavidas no empezamos a trabajar”

Los Guardavidas vuelven a exigir el cumplimiento de su salario.

Los guardavidas ya advirtieron que no empezarán a trabajar si no hay respuestas concretas en relación a la recomposición salarial exigida, que se ubica en el 40%. Por el momento se mantienen en “estado de alerta y movilización” y aseguran que, de no haber una resolución antes del fin de semana, convocarán a una asamblea general extraordinaria donde se definirá el plan de lucha a seguir.

Durante la reunión que el secretario de Gobierno del Municipio, Ariel Ciano, mantuvo este lunes con referentes del Sindicato de Guardavidas y la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA), el funcionario les solicitó 48 horas para dar respuestas a los reclamos planteados.

“El plazo se cumplió y ya nos cansamos de esperar. Si antes de este fin de semana no nos dan una respuesta, el viernes mismo nos vamos a reunir en asamblea general extraordinaria y desde allí vamos a tomar medidas más drásticas”, expresó al respecto Diego Sánchez Cabezudo, secretario de Organización de UGA.

El dirigente gremial dejó en claro que “el pedido de recomposición salarial se mantiene en el 40 por ciento” y en ese mismo sentido añadió: “Además exigimos que se salde la deuda que el Municipio mantiene con los trabajadores guardavidas desde la temporada pasada”.

Desde la Unión de Guardavidas Agremiados, conducida por Miguel Nieto, confirmaron que de no haber soluciones antes del tiempo estipulado “el servicio de seguridad en las playas de Mar del Plata no va a comenzar”, fundamentalmente en lo que refiere al ámbito público. “Si no hay recomposición salarial los guardavidas no empezamos a trabajar”, agregaron.

En esa misma línea destacaron que la demora del Ejecutivo comunal pone en riesgo tanto a su actividad como a la integridad física de marplatenses y turistas que año tras año eligen los balnearios locales para veranear.

Vale destacar que Ariel Ciano confirmó durante la reunión concretada a principios de esta semana, que el operativo de seguridad comenzará el próximo 15 de noviembre. No obstante, los trabajadores se niegan a cumplir actividades sin que su reclamo salarial sea atendido como corresponde.

Sobre el cierre de sus declaraciones, Sánchez Cabezudo indicó: “Mantenemos la buena predisposición al diálogo pero todo tiene su límite. Es una vergüenza que a diez días del inicio del operativo de seguridad no se haya resuelto nuestra situación salarial. Exigimos soluciones y no más postergaciones; queda claro que si no se resuelve antes de este viernes no sólo no arrancaremos a trabajar sino que convocaremos a una asamblea extraordinaria con todos los trabajadores”.

“Los dirigentes empezamos a sospechar que esta situación ha sido provocada para generar una especie de coacción por parte del Municipio a los trabajadores, lo cual agudizaría aun más el inminente conflicto”, concluyó.

Sin revisación médica

La falta de fecha para poder realizarse la revisación médica comenzó a ser denunciada por los propios guardavidas hace algunas semanas. A sólo días de la fecha prevista para dar comienzo al operativo de seguridad en los balnearios (15 de noviembre), los turnos -que deben ser pautados por el Municipio- aún no fueron autorizados.

De acuerdo con los guardavidas, estas irregularidades redundan en “una pérdida de tiempo” que incluso “hace peligrar nuestro ingreso” y, como ya ha ocurrido años atrás, por dichos retrasos “algunos de nosotros no teníamos el apto medico al momento de comenzar a trabajar, igualmente tuvimos que empezar y luego nos descontaron los días hasta que tuvimos el apto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*