Arte y Cultura, Música

“Sentíamos íntimamente que debíamos volver”

Hoy te queremos cantar. Alma y vida, una vuelta más del rock nacional.

Hoy te queremos cantar; Del gemido de un gorrión; Salven a Sebastián; Don Quijote de barba y gabán; temas que ya son clásicos en la iconografía del rock nacional. Pero más allá de ese vínculo, además se relacionan por pertenecer a la misma banda: Alma y vida. El grupo, que cumple 40 años, vuelve a los escenarios tras un largo impasse en Mar del Plata, donde se presentarán hoy desde las 21 en la Sala Piazzolla del Teatro Auditórium (Boulevard Marítimo 2280).

Actualmente integrada por Juan Barrueco en guitarra, Bernardo Baraj en saxo y flauta, Carlos Mellino en voz líder, Carlos Villalba en bajo, Mario Salvador en trompeta y Marcelo Baraj en batería, el grupo parece querer retomar la actividad. “Tuvimos una pequeña reunión en el comienzo de los ’90, pero es esta oportunidad, la que tomamos como una vuelta con todo”, expresó Barrueco con respecto al regreso a los escenarios.

Alma y vida fue una de las pioneras en el nacimiento del movimiento contracultural de una época. Caracterizados por ser una de las primeras agrupaciones de habla hispana en fusionar el jazz y el rock, además le sumó a esto unas letras que se volvían épicas conformando un estilo de música progresiva. Dando uso de múltiples metáforas, además, agregaban en las canciones un reflejo del clima de la época.

El grupo debutó oficialmente en 1970, en un ciclo que realizaba los domingos por la mañana el Teatro Opera y participaron de los primeros míticos festivales B.A. Rock, organizados por la revista Pin Up. Y en un momento donde las vueltas están de moda, Baraj confesó que “sentíamos íntimamente que debíamos volver, porque nuestra música está más presente que nunca y también las letras, desgraciadamente”.

Como se indicó, el reencuentro sobre el escenario de se dará en Mar del Plata y será una noche especial. “Vamos a hacer estrictamente los temas que la gente quiera escuchar, algunas cosas instrumentales, pero nada nuevo porque todavía no nos hemos puesto a componer temas, eso lo haremos seguramente en un futuro para un nuevo disco”, amplió Baraj.

De hecho hay ganas de seguir trabajando y ofreciendo nuevas cosas. Mellino, el corazón del grupo, quien le da identidad a partir de una voz especial, aseguró que “estamos con mucho entusiasmo y ensayando mucho porque a pesar de que cada uno de nosotros ha realizado su carrera profesional como solistas o en otras formaciones, Alma y vida está bien vivo y con ganas de salir ya a tocar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*