Arte y Cultura

“Para mensajes está el correo”

Duelo. Moyano y Rizzi, como Ramírez y Rondeau, tienen un intenso enfrentamiento en la obra La razón de las bestias.
Duelo. Moyano y Rizzi, como Ramírez y Rondeau, tienen un intenso enfrentamiento en la obra La razón de las bestias.

Ya se habían metido con la historia. Por ejemplo en Marco Polo y las dos princesas chinas daban rienda suelta a la creatividad fusionando un suceso histórico con lo clásico, el musical, lo infantil, el clown y hasta el teatro de títeres. Y lo vuelven a hacer en La razón de las bestias, que imagina a José Rondeau tomado de rehén por Francisco “Pancho” Ramírez y “La Delfina”, una bravía mujer de armas tomar que volvió loco al caudillo entrerriano. Lo que se cuenta en la obra ocurre posteriormente a la Batalla de Cepeda en 1820 y claro, todo con el estilo rupturista y desinhibido del Grupo Teatrantes.

La obra, que fue ganadora del segundo concurso El Teatro y la Historia hacia el bicentenario organizado por la Comedia de la Provincia de Buenos Aires, ya se presentó en dos funciones privadas realizadas en plena paranoia por la pandemia de gripe A. Y ahora es el estreno oficial, este sábado y domingo a las 21 en El séptimo fuego -Bolívar 3675-. Aquellas, como explica Leo Rizzi, sirvieron para “darnos cuenta de hacia dónde estamos trabajando” y asegura que recién ahí, con el público enfrente, se dieron cuenta de la potencia humorística del relato. “Lo intuíamos, pero no pensábamos que era tanto”.

Rizzi es Rondeau, Cecilia Martín la Delfina, Marcos Moyano Ramírez. La razón de las bestias tiene música de Tamra Kramer, Natalia Marcet, Federico Moyano, Daniel Ozuna, Leonor Sulpizio y se presentará, en principio, hasta la temporada de verano. Después, de acuerdo al acompañamiento del público, se verá si continúa. “Cada obra tiene como una vida que le es propia, tiene que encontrar sus espectadores, su lugar… esperemos que esto suceda con La razón…”, agrega el actor en diálogo con mdphoy.

-¿Esta es la forma que Teatrantes tiene de acercarse al Bicentenario de la Nación?
Sí. El texto lo escribimos a partir de la convocatoria de la Comedia de la Provincia de Buenos Aires. Nos pareció una buena oportunidad para repensar nuestra historia, para buscar algunas de las claves que nos hacen Nación.

-¿Por qué eligieron este hecho en particular? ¿Qué libertad se tomaron en la adaptación?
El tema nos lo dio la Comedia, la Batalla de Cepeda y el comienzo de la antinomia civilización y barbarie. Cepeda fue la batalla más corta de nuestra historia, duró sólo diez minutos y las tropas de Buenos Aires se disgregaron. Dicen que Ramírez encontró a Rondeau en un pajonal y le perdonó la vida. Ahí empezamos a ficcionar nosotros. ¿Realmente fue así? ¿Por qué no lo mató si era el vencedor? En esa grieta de la historia empieza el trabajo de los Teatrantes.

Claro está, cuando uno ve La razón de las bestias no sólo piensa en la historia, sino que pone lo que se cuenta en abismo y deduce que hay muchas cosas que ocurren allí que tienen un fuerte correlato con el presente. Algo así les pasó a ellos mientras ensayaban la obra: “estas ideas de país son tan fundantes que siguen vigentes aún hoy. El interior contra Buenos Aires, civilizados contra bárbaros, son antinomias que todavía no tenemos resueltas”.

La estructura de la puesta en escena tiene sus particularidades. Tanto Rizzi, como Moyano y Martín interpretan sus roles, pero además hacen la veces de relatores de la obra entrando y saliendo continuamente de sus personajes, haciendo uso de un proverbial sentido de la elipsis. Rizzi detalla que esto no estaba en el texto original, pero que les pareció una “ruptura interesante” que terminó estructurando la obra. Otra de las marcas de Teatrantes es la ruptura de la cuarta pared, lo que aquí se logra con un fogón mancomunado entre actores y espectadores que comparten empanadas y vino.

-¿Es muy complejo opinar sobre la historia sin bajar línea o caer en didactismos y exceso de mensaje?
En principio no queríamos que la obra fuera didáctica. No era el objetivo nuestro, nos parece más importante que el espectador salga preguntándose algunas cosas. Nosotros tomamos una postura respecto al país que queremos y creo que eso en la obra se nota.

-El humor siempre está en ustedes ¿cómo creen que lo pueden tomar aquellos que buscan una reconstrucción histórica?
Nosotros como artistas damos nuestra visión de las cosas y de ahí podés ir a los libros para llenarte de datos históricos. Como decía Hitchcock: “para mensajes está el correo”.

2 Comentarios

  1. Estupendo, Leo y Teatrantes!!!… y parafraseando a otro hombre de aquellos tiempos,Hipólito Vieytes : “El Teatro es la Escuela Popular de la Historia de los Pueblos” . Abrazo enorme, éxitos y mucho trabajo…

  2. Tendremos que ver la obra, una asignatura pendiente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*