Ciudad

“La provincia está incendiada”

carlos26h
Coparticipación. La madre de todas las batallas para Fernández (Foto: gentíleza El Eco de Tándil)

El senador radical admitió que las diferencias en el Acuerdo Cívico Social, se debe a que primero se eligieron los intérpretes y luego la música. Terminaron desafinando, en lugar de fijar políticas, y finalmente cómo y quienes deben encabezarlas en su ejecución. Se refirió así a los sectores que representan a Stolbizer, Carrió, Cobos y el Partido Socialista.

Cumpliendo con su compromiso de campaña visitó la sede del Comité de la UCR, para explicar su plan de acción, de cara a su próxima asunción, ante autoridades partidarias, la diputada nacional y concejal electa Vilma Baragiola, los ediles Maximiliano Abad y Cristina Coria y afiliados en general.

Recuperar los niveles de coparticipación perdidos, es la madre de todas las batallas ante el poder central, no trabajar para los títulos de los diarios. Fue crítico del impuesto que acaba de aprobar Daniel Scioli, que afectará a los productores agropecuarios de toda la provincia, que importen insumos y exporten su producción desde los puertos de la Provincia.

– ¿Cómo va a responder el bloque se senadores, si es que hubo conversaciones, a partir del 10 de diciembre?

– “Va a haber un bloque radical y un bloque de cada uno de los partidos, hay que armar una suerte de interbloque que aglutine a todas las fuerzas políticas que conformamos el Acuerdo Cívico y Social, para tratar de mantener una tarea legislativa en conjunto.

Es un proceso de construcción de una alternativa de poder, que permita una alternancia real, que es uno de los principios fundantes del sistema democrático y para eso hay que trabajar desde las bases. En una charla con el Comité Nacional del Socialismo hubo un consenso en trabajar en tareas conjuntas para definir un programa de acción.

Lo primero que tiene que discutir el AC y S es qué vamos a hacer, cómo lo vamos a hacer y después quiénes lo van a ejecutar. Aquí empezamos con él, quiénes y ahí empezaron los primeros problemas”.

– ¿Esto se potencia a partir de que Scioli va por la reelección?

“Lo de Scioli parece un tiro al aire, lo mismo que Kirchner como futuro candidato del 2011, forma parte de una estrategia histórica de cualquier ejecutivo que viene de perder una elección de medio tiempo y que trata de aparecer como una alternativa de poder futuro. El manual de principiante en política, diría que hay que hacer eso cuando uno pierde una elección de medio término. Se plantea la alternativa de poder futuro, para no perder poder presente”.

“La realidad es que la Provincia de Buenos Aires está incendiada, con un enorme déficit y con serios problemas para pagar los salarios, hay crisis en 90 de los 134 municipios bonaerenses, hay 50 de ellos que están abonando los salarios desdoblados. La gran mayoría los está pagando con cuotas de anticipo de participación, hay una enorme caída en coparticipación entre la provincia y los municipios”.

– ¿Hay discriminación?

– “No, porque esto es automático. Lo que hay es una gran caída en el nivel de actividad, que genera menor recaudación desde el punto de vista fiscal, y obviamente, implica menores transferencias a los municipios.

Hay discriminación en la obra pública y esa es otra discusión, esto planteado desde el nivel nacional. La reacción seria es reclamar lo que le corresponde a los bonaerenses, viendo el poder de concentración de los recursos en el nivel central, que hoy está en el orden 75% y que no registra antecedentes en la historia argentina. En lugar de hacer una discusión, para que ese nivel se concentre a nivel nacional y se reparta entre las provincias”.

“De hecho, si se cumpliera la actual norma que es el 34 % de los recursos fiscales a nivel nacional, la provincia de Buenos Aires debería recibir 6.000 millones de pesos adicionales y los municipios deberíamos recibir 16% de esa suma. 6.000 millones es el déficit”.

“Eso pondría nuevamente en carrera a la provincia. Pero en vez de hacer eso se largan con este impuestazo, que en el mejor de los casos recaudará 1.500 millones de pesos en el año con lo que no se soluciona el problema, sino que agrava la situación de conflicto del sector agropecuario por el impuesto a los derechos de exportación. También agrava el problema con los municipios, porque para exportar una tonelada se pagarán 8 pesos, el 80% de las exportaciones que se realizan por los 14 puertos bonaerenses son productos agropecuarios y tomando en cuenta el rinde un campo de nuestra zona (Tandil) producen entre 3 y 4 toneladas por hectárea, estaría pagando 32 pesos adicionales, porque estos impuestos se trasladan al productor y eso es el triple de lo que cualquier municipio cobra por mantener los caminos rurales. Agravará los inconvenientes de incobrabilidad, que tienen muchos de los municipios del interior de la provincia, que dependen en gran medida de esos recursos que se recaudan por hectárea”.

– ¿Cómo representación legislativa de la quinta sección electoral, tienen algún planteo a partir del 10 de diciembre exigiéndole al Gobernador que reclame los fondos de coparticipación?

– “En lo personal es uno de los proyectos que voy a presentar. Todos vamos a hacer lo clásico y haciendo lo clásico no resolvemos los problemas. Aspiro a ser parte de una oposición constructiva en serio, quiero sentarme con el gobernador y acompañarlo en reclamar lo que nos corresponde a los bonaerenses. ¿De qué vale gritar en el senado y que el gobernador no me de cinco de bolilla? ¿Estar en los diarios? Yo no quiero trabajar para los diarios, si quiero hacerlo para los bonaerenses.

La provincia tiene un problema estructural, que va más allá de Scioli y más allá de la discusión eficiencia o ineficiencia, de un sistema injusto e inequitativo de reparto de los recursos públicos en el país.

“Desde la Constitución de 1994 existe una Ley de Coparticipación y tal cual como está redactada, pareciera como que es una cuestión de suma cero, porque nunca va a dar con ese esquema, en la medida que no haya un renunciamiento expreso por parte de unos recursos que se ha apropiado la Nación de las Provincias, ejemplo: impuesto al cheque, 80% para Nación y 20% coparticipación, alterando inclusive su fórmula de reparto; el dinero que las provincias aportaron para las AFJP, ahora el gobierno las reestatizó los fondos jubilatorios y el gobierno debería devolverle a las provincias lo que ellas aportaron; estas son cuestiones que debemos discutir seriamente”.

– ¿El carácter de sumisión que tiene Scioli, frente al gobierno nacional, puede hacer fallar esta nueva etapa de relación oficialismo oposición en la Provincia?

– “Aún no está dado el equilibrio en ambas Cámaras Legislativas, hoy cuenta con una mayoría automática, que dejará de ser tal a partir del 10 de diciembre. En el caso del Senado habrá 19 miembros del Frente para La Victoria; 18 senadores del Acuerdo Cívico y Social y 9 de Unión PRO. Esta composición va a obligar a negociar de otra manera, en cuestiones centrales desde la sanción del presupuesto, hasta cualquier nivel de endeudamiento que pretenda tener la provincia. Para eso Scioli deberá plantarse de otra manera, la oposición también se deberá plantar de otra manera, para dejar de ser una cuestión testimonial para ser una cuestión concreta de presión.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*